Traqueobronquitis infecciosa en perros: causas, síntomas y tratamiento

La traqueobronquitis infecciosa en perros suele ser leve, pero a veces se agrava en los cachorros. El can puede necesitar tratamiento dependiendo del agente causal.
Traqueobronquitis infecciosa en perros: causas, síntomas y tratamiento
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 06 febrero, 2021

La traqueobronquitis infecciosa en perros —también conocida como tos de la perrera o Kennel cough en inglés— es un síndrome con múltiples agentes víricos, bacterianos y parasíticos que lo causan. Se trata de una inflamación leve del árbol respiratorio en muchos casos, pero en otros, puede traducirse en una bronconeumonía letal.

La traqueobronquitis crónica suele afectar a los perros de razas pequeñas, aunque se ha detectado en todo tipo de canes. Si quieres saberlo todo sobre esta enfermedad tan común en el mundo de los perros, continúa leyendo.

¿Qué es la traqueobronquitis infecciosa en perros?

La traqueobronquitis infecciosa en perros es una entidad clínica compleja. Normalmente surge como un efecto secundario a una infección viral previa en el sistema respiratorio. Entre los desencadenantes más comunes se encuentran los siguientes microorganismos: Bordetella bronchiseptica, el virus canino de la parainfluenza (CPIV) y otros.

Otros agentes causales que no caen en los grupos de virus y bacterias son distintos parásitos: Aelurostrongylus abstrusus, Capillaria aerophila, Crenosoma vulpis y Oslerus osleri son ejemplos de patógenos que pueden desencadenar la traqueobronquitis.

Durante la enfermedad, los tejidos del árbol respiratorio superior se inflaman. Como consecuencia, el diámetro tubular de tráqueas, bronquios y bronquiolos disminuye, lo que impide la correcta entrada y salida de aire a los pulmones. Por este motivo se producen las toses características de la enfermedad.

Algunas veces, la tos crónica se debe a enfermedades funcionales en el corazón o los pulmones.

Un perro enfermo con un respirador.

¿Cómo se contagia un perro?

Los agentes causales de la enfermedad son muy contagiosos. Por ello, se conoce a la patología como «la enfermedad de las perreras», pues donde hay muchos perros hacinados es más posible que aparezca un brote.

De todas formas, el hecho de que el can viva solo en el domicilio tampoco lo protege completamente. Los virus y bacterias se transmiten mediante aerosoles o tras un contacto directo con un animal enfermo. Así pues, con jugar con un can infectado durante el paseo, es suficiente para llevarse el microorganismo patógeno a casa.

Síntomas

La traqueobronquitis infecciosa en perros es una enfermedad que solo afecta al tejido respiratorio. Los agentes causales provocan lesiones en los bronquios y los bronquiolos, lo que predispone a una infección posterior por parte de otros parásitos. Algunos de los signos clínicos más comunes son los siguientes:

  1. Forma leve: se caracteriza por la aparición de una tos seca, que puede causar vómitos en el animal, debido al esfuerzo realizado. El cuadro suele mejorar a los 2 o 3 días de la aparición de los síntomas y la duración total de la infección no supera la semana.
  2. Forma severa: esta variante es más común en cachorros que en ejemplares adultos. Los síntomas respiratorios son mucho más graves, debido a infecciones secundarias. Suele provocar la muerte.

Además de la tos característica, el can puede presentar fiebre, moqueos nasales, amígdalas inflamadas, estornudos, falta de apetito y apatía general. Por desgracia, los síntomas respiratorios pueden perdurar durante días o semanas una vez la infección ha remitido, aunque esto no comprometa la vida del animal.

Tratamiento de la traqueobronquitis infecciosa

El tratamiento depende del agente causal. Si se trata de un virus, no queda más que esperar a que el sistema inmune del animal combata la infección por sí solo. Por suerte, este suele ser el caso. Por otro lado, si la causante es una bacteria (Bordetella bronchiseptica), se hace necesario el uso de antibióticos.

Algunos casos requieren tratamiento prolongado, pero en general todos los síntomas desaparecen en 1 a 3 semanas. Durante este período, se le pueden recetar al perro antitusivos y antiinflamatorios para paliar la sintomatología de la enfermedad. El veterinario te guiará en las elecciones de tratamiento en base al estado de tu mascota.

Por último, es necesario destacar que existen vacunas para algunos de los agentes causales —como el adenovirus canino—. Si bien estas no evitan al 100 % que el perro adquiera la enfermedad por otras vías, sí que disminuyen drásticamente sus probabilidades de aparición.

Los perros con ansiedad presentan problemas de comportamiento.

Una enfermedad leve en la mayoría de los casos

En la mayoría de las ocasiones, la traqueobronquitis infecciosa en perros se soluciona por sí sola con el tiempo. De todas formas, es necesario acudir al veterinario ante estos síntomas, pues a veces la enfermedad es causada por parásitos y bacterias que deben ser destruidos con acción farmacológica.

Por desgracia, el cuadro clínico puede agravarse bastante en los cachorros infectados. En estos casos, suele ser necesario un extenso periodo de atención médica y el pronóstico es reservado.

Te podría interesar...
Fiebre del Shar Pei: síntomas y tratamiento
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Fiebre del Shar Pei: síntomas y tratamiento

La fiebre del Shar Pei puede llegar a afectar aproximadamente al 25 % de los perros de esta raza. Su causa radica en un desajuste genético.



  • Darke, P. G. (1976). Use of levamisole in the treatment of parasitic tracheobronchitis in the dog. The Veterinary Record99(15), 293-294.
  • Anitha, M., Balagangatharathilagar, M., & Sureshkannan, S. Clinical Management Of Infectious Tracheobronchitis in a Dog.
  • Oskouizadeh, K., Selk-Ghafari, M., Zahraei-Salehi, T., & Dezfolian, O. (2011). Isolation of Bordetella bronchiseptica in a dog with tracheal collapse. Comparative Clinical Pathology20(5), 527-529.