Todo lo que necesitas saber sobre los parques caninos

Alba Muñiz · 26 junio, 2015

Una moda que se viene imponiendo en toda ciudad que se precie es la de los parques caninos. Pero si bien estos espacios pueden parecer la solución perfecta para que tu perro corra y juegue libremente, hay ciertos temas que debes tener bien en cuenta para que lo que parece ideal no se convierta en una odisea.

Detalles que debes considerar antes de llevar a tu mascota a un parque para perros

perros

Lo primero que debes tener presente es que los perros son animales de manada y, por lo tanto, funcionan dentro de una estructura jerárquica.

Recuerda esta cuestión cada vez que vayas con tu mascota a estos parques poblados de canes que, cuando se juntan, buscarán establecer, de alguna u otra manera, estas jerarquías.

Por lo tanto, el parque es un lugar para que estés bien atento al comportamiento de tu perro y al de los que lo rodean, no un lugar para relajarte.

Además, no todos los canes son adecuados para llevar a estos sitios. Por ejemplo:

  • Los cachorros de menos de 3 meses, ya que podrían contagiarse de numerosas enfermedades al estar en su período de vacunación.
  • Los ejemplares adultos que no tengan al día su calendario de vacunas, dado que también podrían enfermarse.
  • Los perros que no están desparasitados, para evitar que transmitan parásitos a los otros visitantes.
  • Animales que manifiesten síntomas de no estar bien. En este caso, la visita que se impone es al veterinario. Ya habrá tiempo para parques.
  • Los canes que no lograron socializarse y los que son agresivos. Pueden arruinar la diversión mordiendo a alguno de sus congéneres.
  • Las perras que están en su período de celo. Se puede llegar a armar una gran pelea de machos y, encima, la hembra, además de pasar un mal momento, quizá resulte preñada.

Ten bien presente que estos parques no son propicios para los niños. Muchos adultos parecen querer matar dos pájaros de un tiro y llevan a sus hijos para que jueguen también en el parque canino, sin tener en cuenta que las condiciones higiénico-sanitarias de estos lugares hacen candidatas a las criaturas a contagiarse algún parásito.

Pero no solo eso. Cada uno sabe cómo suele comportarse su perro, pero no tiene control sobre las reacciones que puedan tener los perros ajenos.

Y ya sabemos que los niños a veces pueden jugar algo brusco con los animales. Antes que tener que lamentar mordidas, es mejor mantener a los críos alejados de estos sitios.

Consejos a tener en cuenta al concurrir a los parques caninos

perros juguete

Te contamos algunos detalles a considerar para que la visita al parque para perros resulte una buena experiencia tanto para ti como para tu mascota.

  • Antes de ir al parque, ejercita o pasea a tu can durante unos 15 minutos. Si el animal llega muy ansioso o con demasiada energía pueden desatarse peleas con su pares.
  • No lleves sus juguetes. Los perros suelen ser muy posesivos con sus cosas y pueden no tomar del todo bien que otros perros quieran también jugar con alguno de sus objetos favoritos.
  • Nunca lleves comida. Ni para ti ni para tu mascota. Se puede armar un lío mayúsculo a tu alrededor. Si quieres premiar a tu can por alguna razón, mejor utiliza elogios y caricias.
  • Recoge las deposiciones que realice tu perro durante su estancia en el parque. Es fundamental que el lugar se mantenga limpio y se eviten focos de infección.
  • Ten siempre la correa a mano y, ante cualquier situación conflictiva, intervene. De no solucionarse el problema de forma rápida, saca a tu perro del parque. Mejor volver otro día, cuando las cosas se hayan calmado, o buscar otro parque.
  • Desiste de confrontar con otros dueños de mascotas. La convivencia debe siempre primar.

En síntesis, si tu perro fue socializado de manera correcta, responde bien al contacto con otros animales de su especie y, además, responde adecuadamente a órdenes básicas de obediencia, no debería tener inconvenientes en los parques.

Pero recuerda que, el que tu mascota sea un ejemplo de buena conducta, no significa que los otros canes lo sean. Así que no lo pierdas nunca de vista mientras juega y se divierte.