Tips para elegir un disfraz para tu perro

Francisco María García · 23 noviembre, 2018
Sabemos que tu mascota disfrazada siempre va a inspirarte ternura. Sin embargo antes de hacerlo deberás tener en cuenta ciertos consejos.

En la actualidad, cada vez más personas optan por disfrazar a sus perros en celebraciones especiales como Navidad y Halloween. Los disfraces para perros suelen resultarnos muy graciosos y pueden ser una buena oportunidad para disfrutar en familia. Pero es esencial ser muy cuidadoso a la hora de elegir.

Consejos para elegir el mejor disfraz para tu perro

Para elegir el disfraz ideal para nuestros amigos canes es esencial tener en cuenta las siguientes pautas:

1. La comodidad de tu perro viene siempre en primer lugar

Un disfraz puede parecer genial a simple vista, pero si no resulta cómodo para tu mascota simplemente no sirve. Aunque parte del objetivo de disfrazarlo sea lucir algo gracioso y bello, su comodidad siempre debe estar en primer lugar.

Por la misma razón, tampoco debemos obligar a que nuestro perro vista o permanezca con una prenda que le molesta. Además, recuerda que cada perro necesitará su propio tiempo para habituarse a llevar puesto un disfraz. Como tutores debemos saber respetar y estimular la adaptación de tu mascota.

2. Preferir siempre materiales de buena calidad

Al buscar en internet o en las tiendas físicas encontramos disfraces de todos los estilos, materiales y precios. Las prendas de mejor calidad pueden resultar algo costosas, pero pensemos en ellas como una inversión.

Lo ideal es que el disfraz para tu perro esté hecho con materiales resistentes y tejidos hipoalergénicos. También es importante fijarse en la costura y sus terminaciones, para evitar que provoquen picor o irriten la piel de nuestro peludo.

Perros disfrazados.

3. Conocer las medidas de tu perro para elegir la talla ideal

Sí, puede parecer un consejo demasiado evidente pero aun así es un factor clave para elegir el disfraz para tu perro. Antes de adquirir una prenda para tu peludo, recuerda tomar sus medidas con cuidado y calma.

La talla ideal debe permitir que tu perro se sienta cómodo y pueda moverse libremente. Es decir, que el disfraz no debe interferir en sus movimientos, no quedando ni apretado ni demasiado largo o sobrante.

4. Evitar prendas con adornos y complementos muy pequeños

Gran parte de los disfraces tienen detalles, adornos o complementos que ayudan a componer al personaje que representan. Al elegir el disfraz para tu perro es esencial prestar especial atención a los botones, pendientes y adornos.

Estos adornos pueden estar presentes pero deben estar bien adheridos al tejido para no soltarse con facilidad. También debemos evitar las prendas que contengan complementos muy pequeños que puedan ser tragados por el perro.

Por otro lado, recuerda que los adornos muy grandes pueden ser pesados, dificultando los movimientos del perro. Además, si son muy brillantes o ruidosos pueden llegar a asustarlo.

¿Cómo ayudar a tu perro a adaptarse a su nuevo disfraz?

Como hemos visto, tu perro necesitará tomar su propio tiempo para adaptarse a su nuevo disfraz. En especial si no está habituado a vestir este tipo de prendas.

Lo primero que debemos entender es que la adaptación es un proceso lento y gradual. Ningún animal se adapta a una nueva realidad de un día para el otro, porque los cambios requieren tiempo para asimilarse.

Aunque siempre debamos respetar los tiempos y límites de nuestros perros, podemos ayudarlos a vivir el proceso de adaptación de forma más amena. Jamás debemos obligarlo a vestir o permanecer con su disfraz puesto en contra de su voluntad.

Disfraces para perros.

Antes de vestirlo con su disfraz debemos dejar la prenda a su alcance para que la pueda oler y habituarse a su presencia. Después podemos hacer la primera prueba y observar su reacción al tener puesto el disfraz. Si el perro se muestra incómodo, debemos quitarlo inmediatamente y volver a probar en otra oportunidad.

Cuando el perro ya se muestre cómodo utilizaremos el refuerzo positivo para incentivarlo a usar su disfraz y recompensar su valentía. Además de ofrecerle una golosina por comportarse bien con su disfraz, nos dedicaremos a jugar con nuestros perros por un buen rato.

Cuidados al salir con tu perro disfrazado en la calle

Los pasos anteriores deben realizarse en un ambiente seguro y controlado como nuestro hogar para facilitar que el perro se concentre. La segunda etapa de adaptación de tu perro a su disfraz será llevarlo a la calle.

El hecho de salir a pasear con un perro disfrazado supone algunos desafíos, como el asedio de la gente. Al ver la inmensa ternura de tu perro disfrazado muchas personas querrán acercarse para saludarlo, sobre todo los niños pequeños.

Estas situaciones pueden llegar a generar estrés o miedo en el perro, por lo cual debemos estar siempre atentos. También será esencial que tu perro esté debidamente socializado y haya aprendido a relacionarse positivamente con las personas y con otros animales.