Tips para que el cepillo del pelo de tu perro no se convierta en una tortura

Francisco María García · 10 febrero, 2016

Entre los cuidados que conlleva tener a nuestro perro está el momento diario del cepillo del pelo. Si el animal es de pelo largo, puede constituir una tarea laboriosa, pero que aportará muchos beneficios para el canino; para él, disponiendo de un pelo más limpio y lustroso, y para el dueño teniendo la casa con menor presencia de pelos.

Cepillo del pelo diario

Aunque conlleve tiempo, el hábito de cepillar al animal disminuirá la cantidad de pelos en el hogar y ayudará a mantener el lugar en mejor estado. Lo mejor es que el perro se acostumbre ya desde cachorro al cepillo del pelo. De esta forma, cuando el animal crezca estará más tranquilo y dócil durante el peinado.

peinar a tu perro 2

Un cepillado realizado correctamente es una especie de masaje para nuestra mascota. Aunque al principio el perro estará inquieto, pero poco a poco se dará cuenta de que es beneficioso para él, y hasta relajante.

Cuando el perro es pequeño podemos sentarlo encima nuestra y sujetarlo con delicadeza pero de forma firme para que no se vaya.

En el caso de perros grandes lo mejor es que el dueño se siente en una silla o taburete a una altura que posibilite peinar la parte superior del animal, para luego acabar con el cepillado sentado el propietario en el suelo.

Beneficios del cepillo del pelo

Un cepillado diario no solo reduce la caída del pelo, sino que además permite darle cariño al animal, desliar nudos y revisar la piel de la mascota para asegurarte que está lustrosa, saludable y sin parásitos externos. Este hábito reduce además el mal olor en el pelaje del perro, permitiendo que los efectos del lavado duren más tiempo.

Si el perro es de pelo corto bastará con un cepillado de forma semanal, mientras que los perros de pelo largo deberán ser cepillados cada dos días. En primavera y otoño normalmente tiene lugar el cambio de pelo en los perros, por eso hay que incrementar el cepillado en estas épocas para disminuir la presencia de pelos en casa.

El cepillo debe tener cerdas naturales, y comprarse en una tienda de animales. Los hay para todos los casos, de pelo largo y corto, y hay que seleccionar el más conveniente en cada caso. Hay algunos en forma de guantes, propicios para razas de pelo corto.

Forma de cepillado

peinar a tu perro 3

Para proceder a cepillara tu perro siempre hay que seguir la dirección de crecimiento del pelo, empezando por la cabeza, espalda, laterales, patas y por último peinando la cola. Hay que hacer el cepillado de una forma agradable y tranquila. Al final puede compensarse al animal con una galleta o cualquier otra golosina por haberse portado tan bien.

Lo primero es bañar al perro con un champú adecuado. El champú diseñado para las personas tiene un ph diferente al que necesitan los caninos. Hay que preguntar al veterinario cuál es el mejor producto para la mascota. Si hay problemas en la piel, es posible que necesite un champú especial.

El peinado empezará por el rostro. Aunque el animal no tenga muchos pelos en el rostro, el peinado ayuda a que los pelos sequen rápido y se vea más brillante. Tras las orejas pueden formarse algunos enredos y hay que proceder a desliar bien esta parte. Para ello, mantendremos una de las orejas sujeta con una mano, y con la otra iremos peinando suavemente. La forma debe ser como cuando manejamos un pincel. Con esta técnica el ahorro en tiempo es grande.

Para desarmar los nudos, es bueno utilizar la punta del peine, y poco a poco ir alisando los pelos hasta que los nudos vayan eliminándose. Además de en las orejas, los enredos pueden formarse en la cola, piernas y axilas del perro. Hay que empezar con el cepillado en los extremos de los pelos y seguir después trabajando cerca de la piel.

Con estos sencillos consejos conseguirás un excelente cepillo de pelos del perro que hará que tanto él como tú estéis mucho más felices en un hogar libre de problemas por la caída del cabello del canino.