Tener un perro: ¿por qué sí y por qué no?

La mayoría de las personas cuando piensan en un perro piensan en un animal de compañía, pero un perro es mucho más que eso y hay infinitas razones para decir sí a tener un perro. Aunque hay excepciones en que algún tipo de alergia de alguien de familia puede hacernos decir no a un perro, en términos generales, nuestra respuesta es sí a tener un perro.

Un perro nos puede aportar muchas cosas y enseñarnos otras tantas, demostrando que son algo más que animales de compañía. No obstante, vamos a ver varios puntos de por qué decir sí a tener un perro y por qué decir no.

Por qué decir no a tener un perro

perro casa

  • Si te cansas pronto de las cosas y piensas abandonarlo cuando te hayas cansado de él, ahora que tienes la oportunidad, di no a tener un perro.
  • Si no lo vas a dejar entrar en casa o no piensas hacerle una caseta para que él duerma caliente en invierno o fresco en verano, di no a tener un perro. Esto es cruel, ya que el animal notará la falta de cariño y podrá contraer fácilmente enfermedades.
  • Si te molesta ver pelos por todas partes y la pagarás con el responsable, di no a tener un perro. Por muy corto que sea su pelaje, siempre soltará pelitos.
  • Si te molestan que alteren tu rutina, di no a tener un perro. Los perros no entienden de horarios, y un cachorro llorará a las 3 de la madrugada, y a tu perro le gustará lamer tu boca a las 6.30 de la mañana. Si no lo vas a tomar con humor, mejor no tengas un perro, a nadie le gusta sentir que molesta, ni siquiera a un animal.
  • Si piensas que un perro es un juguete que puedes adquirir para que los niños jueguen en verano y que luego lo puedes “devolver”, olvida la idea de decir sí a tener un perro. Adoptar una mascota es un compromiso de por vida, ya que él no podrá estar contigo el resto de tu vida pero estará dispuesto a estar contigo el resto de la suya.
  • Si solo te gustan los cachorros olvida la idea de tener un perro. Nunca se quedará como un cachorro para siempre, sería como desear que un bebé se quedara así para siempre y luego abandonarlo porque ya no nos gusta.

Por qué decir sí a tener un perro

Ahora vamos a la parte que nos gusta a todos aquellos que somos amantes de los animales. Las razones por las que decir sí a un perro.

  • Nos hacen compañía, apagan nuestra tristeza y silencian nuestra soledad. Y es que desde que entran en nuestro hogar se convierten en parte de nuestra familia, nos hacen sentir amados y queridos y por ende, menos solos.
  • Mejoran nuestra salud. Se han hecho estudios que demuestran que la salud de las personas que tienen un perro cerca es mucho mejor que la de aquellas que no lo tienen.
perro y niños

  • Beneficios en los niños. Mejora su sistema inmunitario, ya que un niño que vive en una burbuja no estará expuesto a gérmenes y bacterias y por tanto, su sistema no estará preparado para afrontarlos. Un perro, mejora toda esa situación.
  • Nos obliga a ser responsables y hacer ejercicio. Tener que cuidarlo, sacarlo a pasear y correr, nos hace ser personas más activas y enérgicas.
  • Recuerdos simpáticos. Los perros no dejan de hacer travesuras y cosas que nos hacen reír, lo que hace tener un perro, además de agradable, divertido.
  • La lealtad es otro de los puntos importantes. Y es que saber que alguien te es leal, te hace sentir especial y querido y, ¿a quién no le gusta eso?
  • Nos enseñan cualidades. Se sabe que cuando nos gusta algo de alguien, lo imitamos hasta de forma inconsciente. Los perros tienen virtudes y cualidades maravillosas que nos hacen ser mejores personas.
  • Y la última razón, espero que estés de acuerdo conmigo, es una de las más importante y es esta: ellos lo merecen. Merecen tener a alguien que los cuide, que los quiera, que los mime, que los proteja y que les den todo lo que necesitan en todos los sentidos.
  • Porque los amamos y porque han demostrado ser mejor que muchas personas, ¡decimos sí a tener un perro!
Categorías: Perros Etiquetas:
Te puede gustar