Síntomas para detectar el estreñimiento en nuestro perro

Francisco María García · 15 noviembre, 2018
¿Cómo se puede detectar el estreñimiento en nuestros perros? Te contamos algunos de los síntomas más comunes.

El síntoma más evidente del estreñimiento en nuestro perro es la incapacidad o dificultad de defecar. No obstante, este trastorno también suele provocar alteraciones en el olor o la textura de sus heces, así como cambios en su conducta habitual.

Por ello, es importante observar diariamente las deposiciones de tu mejor amigo y estar atento a cualquier problema de comportamiento repentino. A continuación, te explicaremos mejor cuáles son los síntomas y las posibles causas del estreñimiento en los perros.

Principales síntomas del estreñimiento en nuestro perro  

Hay algunas señales que nos indicarán que nuestro perro está estreñido:

  • Defecar o intentar hacerlo fuera de los lugares habituales (por ejemplo, defecar en casa cuando está acostumbrado a hacerlo en la calle).
  • Dificultad de defecar (el perro queda agachado y hace fuerza por mucho tiempo, pero no consiguen expulsar sus deposiciones).
  • Hinchazón, sensibilidad y dolor abdominal.
  • Llorar, quejarse y mostrar signos de dolor cuando intenta hacer caca.
  • Pérdida de peso y de apetito.
  • Vómitos.
  • Heces más pequeñas, secas, duras y oscuras.
  • Presencia de sangre o moco en las heces.
  • Alteraciones de comportamiento: irritabilidad, cansancio excesivo, depresión, letargo, agresividad, etc.

Posibles causas del estreñimiento en los perros

La enfermedad de la meningitis en perros: tratamiento

El estreñimiento en los perros puede tener diversas causas, dependiendo de su estilo de vida y de su organismo. Por ello, si sospechamos que nuestro perro puede estar estreñido, debemos llevarlo rápidamente al veterinario.

En la clínica veterinaria, el profesional podrá verificar el estado de salud, identificar las causas específicas y recomendar un tratamiento adecuado a las necesidades de tu mejor amigo.

Para ayudarte a entender mejor el estreñimiento en los perros, resumimos a continuación sus causas más comunes.

  1. Dieta pobre en fibras: una alimentación pobre en fibras o demasiado seca es una de las principales causas del estreñimiento en nuestro perro. Por ello, la introducción de alimentos frescos, así como la adopción de una dieta casera y húmeda, es efectiva para mejorar el tránsito intestinal de los perros.
  2. Hidratación deficiente: los perros que toman poco agua son más propensos a sufrir con el estreñimiento. Una hidratación deficiente también puede provocar otros problemas de salud, como la deshidratación, los problemas urinarios y la insuficiencia renal. Es esencial mantener a nuestro perro bien hidratado durante todo el año, y en especial en los días más calurosos. Siempre debe tener agua fresca a su disposición.
  3. Estrés: el estrés también está entre las causas más frecuentes del estreñimiento en nuestro perro. Hay diversos factores que pueden generar estrés en los canes, como una baja estimulación física o mental, una mudanza de hogar, una nutrición desequilibrada, un ambiente negativo, etc.
  4. Ingesta de cuerpos extraños: si por accidente el perro traga algún juguete, objeto u otro cuerpo extraño, este elemento puede obstruir su tracto digestivo e impedir el correcto tránsito intestinal. Para evitar esto, es importante no ofrecer juguetes o complementos con adornos pequeños, telas o cuerdas sueltas, por ejemplo.
  5. Causas patológicas: algunas enfermedades, los trastornos metabólicos y las inflamaciones del tracto gastrointestinal pueden provocar numerosos problemas digestivos en los perros. Además, algunos problemas neurológicos también suelen estar asociados al estreñimiento en perros.

Algunos remedios caseros para el estreñimiento en perros

Al observar cualquier síntoma mencionado anteriormente en tu can, recuerda llevarlo rápidamente al veterinario. Aunque existan muchos remedios naturales para combatir el estreñimiento en perros, es esencial confirmar el diagnostico con un profesional capacitado.

Perro enfermo.

Tras verificar el estado de salud de tu mejor amigo, te recomendamos incorporar algunos alimentos frescos y ricos en fibras en su dieta. Los siguientes alimentos pueden ayudar a mejorar el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento en nuestro perro:

  • Calabaza cocinada.
  • Zanahoria rallada o cocinada.
  • Espinaca y lechuga (siempre cortadas finamente para evitar que el perro se atragante).
  • Avena.
  • Arroz integral.
  • Probióticos: kéfir, yogur natural sin azúcares y sin lactosa o suplementos naturales.

La importancia de la hidratación

También será esencial reforzar la hidratación de nuestras mascotas para prevenir el estreñimiento y otros daños a su organismo. Además de dejar agua fresca y limpia a su disposición durante todo el día, también podemos prepararles comida húmeda y exquisitas recetas refrescantes, como polos caseros para perros.

Con estas pautas básicas, es posible tratar y prevenir en estreñimiento en nuestro perro de forma natural. No obstante, recuerda siempre la importancia de la atención veterinaria para establecer un tratamiento adecuado a sus necesidades.

Por todo ello, frente a cualquier anomalía en las deposiciones o cambios de comportamiento que observes en tu perro, te recomendamos acudir rápidamente a la clínica veterinaria.