5 soluciones para el estreñimiento en los perros

Alba Muñiz · 7 julio, 2016

El estreñimiento en los perros puede llegar a ser un problema frecuente, que suele tener origen en una dieta inadecuada o en la falta de ejercicio. Te contamos algunas soluciones para que el intestino de tu peludo retome su ritmo normal.

 Apuntes sobre el estreñimiento en los perros

Lo habitual sería que un can defeque 1 ó 2 veces por día, pero si esto no sucede, y además, cuando logra evacuar, las heces son pequeñas, duras y escasas, estás ante un animal estreñido.

Pero si aparte de este problema el peludo se ve desganado, inapetente o presenta alguna otra señal de que algo no anda bien con su salud, debes llevarlo al veterinario. Es muy probable que en estos casos el estreñimiento sea un signo de alguna enfermedad grave.

Descartados estos temas, que pueden requerir tratamientos médicos específicos, existen formas para mejorar el tránsito intestinal de un peludo y que puedes poner en práctica sin mayores inconvenientes. Aquí te contamos 5 soluciones para peludos estreñidos. Toma nota.

El estreñimiento en los perros en un problema común. Te contamos algunas ideas para solucionarlo.

1-Aceite de oliva

perro no mastica bien la comida

Este noble producto también da excelentes resultados para tratar el estreñimiento en los perros. Se trata de una opción natural y de fácil administración, ya que a los canes -por lo general- les encanta su sabor.

Si tu amigo de cuatro patas está con problemas para defecar, añade a su comida una o dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra durante dos o tres días.

Si los inconvenientes persisten y no hay señales de que se deban a un tema más grave, puedes incorporar el aceite a su comida de manera permanente, un par de días a la semana.

2-Más fibra en su dieta

Una dieta sin la cantidad adecuada de fibra contribuye a que un perro tenga estreñimiento.

En la actualidad, la comida comercial de alta gama, sea seca o húmeda, está elaborada para lograr una dieta equilibrada de acuerdo a las necesidades del peludo según la edad, el tamaño y la actividad física que desarrolla.

Si le das comida casera a tu mascota, debes asegurarte de que cubre toda sus necesidades nutricionales para evitar que comiencen a aparecer, entre otras cosas, las dificultades para defecar.

En síntesis, la alimentación adecuada, se trate de pienso o de comida casera, contribuye al correcto tránsito intestinal de estas queridas mascotas.

3-Actividad física

Evitar el sedentarismo, tanto en humanos como en mascotas, garantiza una mejor salud.

El nivel adecuado de actividad física de tu perro está muy relacionado con un buen funcionamiento de sus intestinos. Por eso es importante que le dediques tiempo a tu mascota para paseos, juegos y ejercicios dentro y fuera de la casa.

4-Mucha agua

Entre las posibles causas de estreñimiento en los perros está la de que no incorpore suficientes líquidos. Por tal motivo, asegúrate de que el peludo siempre tenga agua fresca y limpia a su disposición.

Una correcta ingesta de agua, además de mantener al perro bien hidratado, contribuye a la buena digestión de los alimentos que consume.

5- Comida húmeda

Los canes, al igual que los gatos, obtienen de la comida gran parte del agua que necesitan sus cuerpos para funcionar correctamente. Ssi bien el 70 por ciento de los alimentos naturales están conformados por agua, el pienso seco no forma parte de este porcentaje.

Para compensar este desfasaje, incorpora comida húmeda a la dieta del peludo, ya sea comercial o hecha en casa.

Otros motivos que pueden ocasionar estreñimiento en los perros

enfermedades de piel

Más allá de las causas más habituales de estreñimiento en los perros y que no revisten mayor gravedad, hay otros temas que pueden provocarlo. Por ejemplo:

  • La edad. A medida que envejecen, los canes pueden tener mayores dificultades para defecar en tiempo y forma.
  • La próstata. Los machos que presentan problemas prostáticos suelen tener inconvenientes para evacuar las heces con normalidad debido a la inflamación de esta glándula, que puede presionar el recto.
  • Tumores en la zona rectal.
  • Afecciones en las glándulas perianales.

No dudes en consultar al veterinario para que te ayude a recuperar el correcto tránsito intestinal de tu amigo de cuatro patas.