Se descubren ballenas extintas en costas españolas

Eugenio 15 julio, 2018
Científicos de la Universidad de Cádiz han constatado la presencia de estos cetáceos hace más de dos milenios, cerca de Tarifa, donde los romanos tenían en la antigua ciudad romana de Baelo Claudia; la ballena franca y la gris probablemente venían a reproducirse al mar Mediterráneo

Ballenas extintas en ciertas partes de nuestro planeta pueden redescubrirse gracias a la arqueología. De igual manera que especies como el lince europeo habitaron la península ibérica, hay ballenas que, aunque han desaparecido de nuestras costas, vivieron hace cientos de años.

Ballenas extintas en costas españolas

Hace más de 2 000 años, en plenos inicios del imperio romano, el mar Mediterráneo albergaba dos especies que a día de hoy se encuentran muy lejos. La ballena franca y la ballena gris poblaban estas costas, según se ha constatado con la aparición de fósiles en Baelo Claudia, una antigua ciudad romana cercana a Tarifa.

Así lo han demostrado científicos de la Universidad de Cádiz, que han analizado los huesos que se encuentran en Baelo Claudia, uno de los centros del comercio en el Mediterráneo para los romanos. El lugar es famoso por su zona de procesamiento de pescado, donde se salaban peces y se obtenía aceite.

Las dos especies de ballena que han sido descubiertas son la ballena franca (Eubalaena glacialis) y la ballena gris (Eschrichtius robustus). Mientras que la ballena franca solo surca las aguas del extremo sur de nuestro planeta, la ballena gris vive al norte del Pacífico, por lo que ambas llevan cientos de años sin verse en costas europeas.

Romanos y ballenas extintas

Ambas especies migratorias probablemente venían al mar Mediterráneo para reproducirse, lo que daría lugar a grandes reuniones de ballenas en estas latitudes. Para ello, debían entrar por el estrecho de Gibraltar, lugar donde se encuentra ubicada la villa de Baelo Claudia.

Los romanos fueron hábiles explotando los fondos marinos, y comenzaron a explotar recursos como el atún rojo. Es por ello que no resulta extraño pensar que también actuasen como balleneros.

Romanos cazaban ballenas

Estas nuevas técnicas también permitieron encontrar una escápula descarnada de ballena gris en un poblado asturiano previo a la invasión romana y a la industria ballenera que afloró en la costa cantábrica en la Edad Media.

Lo que se desconoce es si estos hallazgos demuestran que los romanos cazaban ballenas; lo cierto es que son muchos los casos de cetáceos extintas en determinadas costas, por lo que se hace cada vez más importante proteger a las ballenas.

Los balleneros vascos y las ballenas extintas

Y es que en nuestro país comienzan a aparecer ballenas extintas con el afloramiento de los balleneros vascos. Los cazadores de ballenas vascos fueron uno de los primeros pueblos de Europa en aprovecharlas de forma industrial: obtenían el aceite de esta especie marina, además de sus huesos y carne.

De hecho, los vascos llegaron a Islandia para explotar este recurso en la Edad Media, e incluso se estableció un idioma conocido como pidgin, un híbrido entre vasco e islandés. Aunque todo sea dicho, la relación entre vascos e islandeses acabó mal, hasta el punto de que en 2015 se anuló una ley que permitía asesinar a vascos en suelo islandés, aunque obviamente esta no tenía efecto al tratarse de legislación del medievo.

De los balleneros vascos se ha dicho incluso que pudieron llegar a América antes que Colón. Aunque no hay pruebas de ello, si es cierto que viajaron en varias ocasiones a Terranova (Canadá) a principios del siglo XVI: la flota vasca llegó a tener treinta navíos y 2 000 hombres, cazando 400 ballenas cada año.

Caza de ballenas en País Vasco

Romanos, ¿balleneros o oportunistas?

 Pero estos hallazgos de ballenas extintas en suelo romano podrían ensombrecer la leyenda vasca. Algunos creen que esto es una pista clara de que la industria ballenera no la empezaron los vascos, sino los romanos siglos antes.

Lo cierto es que hay pocas pruebas que sustenten esta teoría, y aunque los romanos podrían capturar a las ballenas y otros cetáceos con pequeños botes y arpones, parece más que probable que las capturas de ballenas extintas por parte de los romanos fueran ocasionales e incluso que se aprovecharan de varamientos.

Hablamos de dos especies muy costeras, por lo que su caza es más sencilla que la de otros grandes cetáceos. De hecho, el historiador y naturalista romano conocido como Plinio en Vielo menciona ver orcas cazando ballenas en Cádiz, algo que hoy en día sería imposible.

Te puede gustar