Scottish Fold, el gato de las orejas pegadas

Irene Peláez · 15 febrero, 2015

Si eres amante de los gatos, seguramente hayas oído hablar del Scottish Fold. Su cara redonda y sus orejas plegadas hacia delante le otorgan un aspecto dulce y encantador que no pasa desapercibido. ¿Quieres conocer más acerca de esta curiosa raza? No esperes más, ¡sigue leyendo!

¿De dónde viene el Scottish Fold?

El Scottish Fold es una raza de gato procedente de Escocia

Como su nombre indica, el Scottish Fold es una raza de gatos procedente de Escocia. Su origen se debe al capricho de dos granjeros que encontraron una gatita con las orejas plegadas y decidieron crear una raza caracterizada por tener las orejas de esta forma, a base de cruces con los Brittish Shorthairs. En 1966 este matrimonio de granjeros (William y Mary Ross) registró sus primeros gatitos con las orejas pegadas como Scottish Fold.

La raza despertó entusiasmo y fue pronto reconocida por los organismos oficiales ingleses. Sin embargo, en 1974 tuvo que ser prohibida debido a que ciertos problemas relacionados con la artritis parecían ser provocados por el gen dominante que causaba el pliegue en las orejas, el gen Fold.

Años más tarde, genetistas estadounidenses descubrieron que el problema radicaba en los emparejamientos entre gatos de esta misma raza. Si el Scottish Fold se cruzaba con otras razas como el Scottish Straight (la variante del Scottish Fold pero con las orejas rectas) o el Brittish Shorthair, estos problemas no se producían. En su origen, ambas razas eran cazadoras, pero posteriormente se empezaron a criar en las casas como mascotas de compañía y a presentarlos en los concursos de belleza para animales.

¿Cuáles son sus características físicas?

El Scottish Fold es un gato mediano de pies gordos y redondos, cola gruesa, cabeza redondeada, nariz chata y corta con pómulos salientes. No obstante, su característica más llamativa son sin duda las orejas plegadas hacia delante y abajo. Su cuello es fuerte y estrecho y, a pesar de que posee una musculatura robusta y compacta, suelen pesar muy poco.

Sus extremidades y su cola suelen ser proporcionadas, aunque algunos Scottish Fold tienen la cola muy corta y gruesa y con la punta redondeada. Sus ojos son grandes, redondos y bastante separados. Además suelen tener el mismo color que su manto. Su pelaje es corto, elástico y muy suave, aunque existe una variante de esta raza con pelo más largo, el Highland Fold. La raza no tiene un color específico de pelo, aunque los primeros Scottish Fold fueron blancos.

¿Qué carácter tiene el Scottish Fold?

El Scottish Fold se caracteriza por tener las orejas plegadas

Los Scottish Fold son amistosos, dulces, tranquilos y afables. Tienen la voz suave y melodiosa y no son bulliciosos, ni siquiera cuando las hembras están en celo. Esta raza es muy familiar, confía plenamente en el ser humano y se deja manejar sin oponer resistencia.

Son muy pacíficos con otras razas y con otros animales y raramente se ponen nerviosos. Si hay varios Scottish Fold viviendo juntos, se organizan en manadas y siguen los pasos de un líder -normalmente el padre- repitiendo todos sus gestos.

Los partos de esta raza son tranquilos y los cachorros nacen con las orejas hacia atrás. No es hasta las tres semanas cuando comienzan a plegarse, siempre y cuando posean el gen dominante que hace que las orejas del Scottish Fold se doblen.

¿Y la salud general de esta raza?

El Scottish Fold es un gato por lo general fuerte, con una salud de hierro que le permite resistir a muchas enfermedades. Sin embargo, la tendencia antes descrita a las anomalías óseas genéticas producidas por cruces entre miembros de la misma raza ha provocado que el cruce entre los Schottish Flod de orejas plegadas esté prohibido.

Asimismo, a la hora de cuidar este tipo de gatos se debe prestar especial atención a sus orejas, puesto que al estar plegadas favorecen la acumulación de cerumen. Así, se deben limpiar semanalmente para evitar sorderas, otitis u  otras enfermedades auditivas. Además, la variante más común de pelo corto precisa de un cepillado semanal, mientras que la variante de pelo largo requiere de un cepillado diario para evitar nudos.