Salud articular en las mascotas: todo lo que debes saber

Virginia Duque Mirón · 1 febrero, 2019
Una comida de calidad y las dosis de deporte necesarias favorecerán la salud articular en las mascotas

Las articulaciones de nuestras mascotas son unas de las partes que más debemos cuidar, sin importar el tamaño que tengan, pues cuando se hagan mayores estas sufren. Haber recibido los cuidados necesarios les permitirá estar sanas y llevar la vejez de una manera más digna. Cuidar la salud articular en las mascotas es fácil si sabes cómo.

Cómo cuidar la salud articular en las mascotas

Para lograr este fin vamos a contarte la mejor manera de conseguirlo, para que cuando tu mascota llegue a la vejez, sus huesos y articulaciones estén más sanos que nunca. Estos son los consejos que debes seguir:

Ejercicio

Sin duda, esta es la mejor manera de cuidar la salud articular en las mascotas, pues aun cuando no tengan ningún problema, hacerlo a lo largo de su vida les ayudará a que estas se fortalezcan y aguanten mejor los achaques de la vejez.

Ejercicio diario de un perro

Muchas veces obviamos esto y creemos que con que nuestros perros tengan tres paseos al día de pocos minutos es suficiente, pero no. También puede suceder que los dueños de gatos crean que, como estos no necesitan salir a la calle, tampoco es necesario que hagan ejercicio. Nada más lejos de la realidad.

Todas las mascotas necesitan dosis diarias de ejercicio que ayudarán a que sus músculos, tendones y articulaciones sean fuertes y estén bien preparadas para cuando el tiempo las alcance. Por tanto, es tu responsabilidad proveer los medios que tu mascota necesita para que pueda realizar todos los días un poco de ejercicio.

Alimentación

La alimentación es otro punto importante a tener en cuenta, pues un pienso de calidad con todos los nutrientes necesarios alimentará de forma correcta a tu mascota. Le dará lo que necesita para que cada parte de su cuerpo, incluidas las articulaciones, estén sanas y fuertes.

Alimento para perro con artrosis

Ya sabes cuánto hemos insistido en comprar piensos de primera calidad y, aunque sabemos que esto en ocasiones requiere un gasto extra, te aseguramos que a la larga saldrás beneficiado.

Si tu mascota llega a la vejez con una buena salud articular, entre otras cosas, te evitarás visitas continuas al veterinario e incluso costosas operaciones. Seguro que si estás en ese momento hubieras agradecido haber comprado un buen alimento para tu perro, gato o cualquier otra mascota que tengas.

Además, hay razas más propensas a sufrir problemas con su salud articular, por lo que estas requerirán un pienso especializado. Lo podrás encontrar en tiendas para todos los tamaños y edades. No dudes en obtenerlo, pues así velarás por el bien de tu compañero.

Suplementos

Los suplementos para perros como los que están basados en la glucosamina ayudan a fortalecer sus huesos y articulaciones. Además, también juegan un papel importante en fortalecer y reparar los cartílagos. Por supuesto, de más está decir que los suplementos de cualquier tipo indicados para personas no son válidos para nuestras mascotas.

Suplementos alimenticios para perros

Consulta con tu veterinario cuáles son los más recomendables y sigue al pie de la letra sus instrucciones para preservar la salud articular de tu mascota.

Aumenta su fuerza muscular

Si fortaleces los músculos de tu mascota, por ende, las demás partes relacionadas con estos, como las articulaciones, también saldrán favorecidas. Para ello, el ejercicio es básico, pero en este caso se tratará de hacer ejercicios específicos, tales como saltar, jugar a la pelota o, si tienes oportunidad, alguna modalidad de agility o canicross.

Pastor belga: agility

Recuerda que tener una mascota es una responsabilidad que has asumido en el momento en que la adoptas, y que va más allá de cubrir sus necesidades básicas. Cualquier aspecto de su vida y su salud física y emocional dependen de ti. Todo esfuerzo que hagas ahora será recompensado al disfrutar de ver que tu mascota ha tenido una vida sana, digna y feliz.

  1. Nap RC. Sobrepeso, desarrollo y salud de las articulaciones. Canis et felis. 2010;