Reconocer los signos del embarazo nervioso y qué hacer

15 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
¿Con cuánta frecuencia tienen lugar los síntomas de un embarazo nervioso en perras? Aunque es una situación que, en principio, no reviste de mucha gravedad, es necesario conocer la forma de proceder

Las perras que no han sido castradas o esterilizadas pueden desarrollar un embarazo nervioso o psicológico. De hecho, estos cuadros ocurren con muchísima más frecuencia de lo que solemos imaginar. Pero los síntomas de un embarazo psicológico no deben ser ignorados, ya que pueden llegar a perjudicar la salud de la hembra.

A continuación, hablaremos sobre el embarazo psicológico en las perras. El principal objetivo es facilitar la identificación de los signos de un embarazo nervioso y transmitir qué se debe hacer al constatarlo.

Síntomas del embarazo nervioso en perras

Los signos de un embarazo nervioso serán muy parecidos a los síntomas de embarazo en las perras. Es decir, la perra que tiene un embarazo psicológico se comportará y mostrará signos físicos muy similares a una gestación real.

La diferencia lógica es que en el embarazo nervioso,no hay un óvulo fecundado que se desarrolla en el vientre de la hembra para generar los cachorros. Por ello, es esencial estar atento a los siguientes síntomas para saber cómo actuar frente a un embarazo psicológico de tu perra:

  • Alteraciones en el flujo vaginal
  • Ausencia de celo o menstruación
  • Aumento de tamaño del vientre (barriga agrandada)
  • Mamas hinchadas y más desarrolladas
  • Lamerse intensamente los genitales y las mamas
  • Secreción de leche por las mamas
  • Dar gemidos, quejarse
  • Esconderse
  • Rascar el suelo o las paredes
  • Pérdida de energía (la perra no demuestra interés en pasear, jugar o hacer actividades de su cotidiano)
  • Robar peluches o muñecos, protegerlos o esconderse con ellos

Embarazo psicológico en perros

¿Qué hacer frente a un embarazo psicológico en tu perra?

Al contrario de lo que muchos propietarios piensan, el embarazo nervioso en las perras no siempre es inofensivo. Sin embargo, algunos síntomas resultan peligrosos y, en caso de que sigan avanzando, pueden comprometer la salud de la hembra.

Por ejemplo, la hinchazón mamaria y la producción de leche pueden conllevar a una infección en las mamas. En casos más avanzados, la perra puede desarrollar mastitis derivada de un embarazo psicológico que no fue tratado correctamente.

Por ello, al identificar cualquier síntoma de embarazo nervioso en tu perra, tu primera accción deberá será llevarla rápidamente al veterinario. En el centro veterinario, el profesional podrá confirmar si tu amiga realmente tiene una gestación psicológica y recomendarte el tratamiento más adecuado para preservar su buena salud.

Tratamiento del embarazo nervioso en las perras

Por lo general, los síntomas del embarazo nervioso en las perras empiezan a remitir a partir de la tercera semana. En este periodo, probablemente tu perra se mostrará con un ánimo más decaído y demandará más atención y cariño de tu parte. Es esencial que dediques parte especial de tu día para compartir con tu mascota y transmitirle calma y seguridad.

Embarazo psicológico en mascotas

Normalmente, no es necesario administrar fármacos durante el tratamiento. No obstante, es esencial poner especial atención al desarrollo de las mamas para evitar el cúmulo de leche y el desarrollo de un proceso infeccioso.

En primer lugar, será fundamental que la perra deje de lamerse en la región mamaria para no agravar la inflamación. Para ello, una óptima técnica es aplicar alcohol alcanforado en sus mamas, ya que el olor le disgustará y evitará que siga lamiéndose. Además, al ser antiséptico, el alcohol alcanforado también ayudará a prevenir un proceso infeccioso.

Por otro lado, también será importante aumentar la actividad física y la estimulación mental de tu perra para acelerar su recuperación. Además de ayudar a estabilizar los niveles hormonales, los ejercicios, paseos y juegos de inteligencia serán clave para mejorar su ánimo y evitar el sobrepeso.

¿Cómo prevenir los embarazos psicológicos en perras?

Casi el 50 % de las perras desarrolla al menos un embarazo psicológico durante su edad adulta. Algunas hembras pueden sufrir varios embarazos nerviosos, lo que suele exponerlas a contextos de elevado estrés y excesivos cambios hormonales. Recuerda que es fundamental prevenir este cuadro para preservar la óptima salud de nuestras mascotas.

La forma más fiable y segura de prevenir un embarazo nervioso en tu perra es recurriendo a la esterilización. Además de evitar que tu mascota sufra los malestares y posibles complicaciones de un embarazo psicológico, la esterilización también es clave para prevenir las camadas no planificadas y la sobrepoblación callejera.

  • atencioncanina.com. Embarazo psicológico en perras. Extraído de: http://atencioncanina.com/Embarazo_Psicologico.pdf
  • ecografiavet.com. Gestación en la perra. Extraído de: http://www.ecografiavet.com/pdf/Gestacion_en_la_perra.pdf