Receta para perros: delicias de queso y bacon… ¡Le encantarán!

La alimentación es de suma importancia para las mascotas pero, más allá de su nutrición, ¿qué clase de golosinas les das? Usualmente, ante el cuidado de mascotas, tendemos a tomar opciones costosas para resolver consentirlas. Por ese motivo te traemos esta receta para perros que le encantará.

Es muy común que a los perros les guste comer queso y, por lo tanto, en esta ocasión les traemos una receta de galletas de queso y bacon. No obstante, debemos tener siempre en mente que muchos perros son intolerantes a la lactosa, pues esta es una clase de azúcar muy difícil de romper, en especial teniendo en cuenta que el intestino de los perros es mucho más corto. Así que te sugerimos usar quesos bajos en lactosa.

Usar golosinas (en este caso, galletas) es muy bueno dentro del proceso de enseñanza de las mascotas, y es usual que se use como recompensa dentro de la estrategia de refuerzo positivo. Con estas breves y fáciles instrucciones podrás consentir a tu perro de la mejor forma. Eso sí, no te excedas porque puedes terminar sobrealimentándolo.

Ingredientes

galletas perro

  • 1 huevo
  • 2 tazas de harina de trigo integral
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite vegetal (de oliva, de preferencia)
  • 225 g de queso deslactosado
  • 1 manzana grande
  • 1 taza de avena
  • 4 lonchas de bacon

Preparación

Para hacer esta receta ten a mano una batidora, ya que te facilitará mucho el trabajo. En caso de que la mantequilla esté muy fría debes dejar que se caliente hasta alcanzar la temperatura ambiente.

Una vez la mantequilla llegue al punto ideal, agrégale el aceite y  revuelve con la batidora hasta que se hayan mezclado de manera homogénea y, a continuación, añade el huevo entero. Tamiza la harina y agrégala lentamente a la mantequilla, batiendo de forma continua hasta que se hayan eliminado todos los grumos.

Pela la manzana, elimina el centro (en especial, las semillas) y córtala en trozos muy pequeños. Colócala en la mezcla anterior y revuelve hasta que quede bien incorporada. Aprovecha para adicionar el queso y el bacon partido en trocitos pequeños.

Al final de este proceso obtendrás una masa densa y moldeable. En caso de que haya quedado muy seca, agrega un poco de agua tibia, y si ha quedado demasiado líquida, ponle más harina.

perro comiendo

Precalienta el horno a 250 ºC. En una superficie lisa, espolvorea un poco de harina y empieza a amasar la mezcla hasta que esté suave. Después, aplánala con el rodillo hasta que tenga un centímetro de grosos, aproximadamente, y corta trozos de la masa ayudándote de moldes de diferentes formas.

Dispón tus galletas sobre una bandeja, separadas las unas de las otras, y hornea durante unos 20 minutos. El tiempo en gran parte dependerá del tipo de horno que tengas, por lo que debes estar atento para que las galletas no se quemen. Estarán en su punto ideal cuando estén doradas por encima.

Una vez listas, retíralas del horno y déjalas enfriar. Recuerda no dárselas a tu perro mientras están calientes. Una vez se enfríen, puedes dejar que las pruebe y guardar las restantes en un recipiente hermético para que se conserven durante más tiempo.

Ten presente que los perros pueden comer galletas de diferente tipo. Solo hay que ser cuidadoso con los ingredientes que se usan, primero para velar por un balance en el sabor y asegurar que sean del agrado de nuestro perro, y en segundo lugar para no irle a causar alguna clase de malestar derivado del consumo de alimentos que sean dañinos para su organismo o para los que tenga reacciones alérgicas.

Lo importante es que te diviertas haciéndolas y que tu perro las disfrute y le sean de mucho provecho.

Categorías: Recetas caseras Etiquetas:
Te puede gustar