7 razas de perros egipcios

Los perros egipcios pertenecen a razas adaptadas a los duros climas del norte de África, donde las temperaturas extremas son la norma. Aquí puedes conocerles mejor.
7 razas de perros egipcios
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 25 marzo, 2022

África es la madre de muchas especies, entre ellas, la humana. Los canes no son una excepción, pues las razas de perros egipcios son de las más antiguas que existen y de ellas derivan muchas, según los análisis de ADN.

¿Quieres conocer a estos perros? Seguro que alguno de ellos te suena, pero con otros te sorprenderás, pues su aspecto ha cambiado mucho debido a la selección genética artificial a la que el hombre somete a esta especie. No te pierdas nada.

Características de los perros egipcios

Podenco español: salud

 

Por lo general, estas razas están adaptadas para sobrevivir en climas cálidos y áridos, como el desierto. Por esto mismo, podrás observar que los perros egipcios son delgados, musculosos y cuentan con una sola capa de pelo que suele ser dura. Por tanto, no conviene que estos canes vivan en regiones frías, pues no toleran bien estos climas.

Su proceso de domesticación se orientó principalmente al control de plagas y a la caza, aunque también acompañaban a los faraones y otros hombres poderosos. En parte por esta intención es por lo que se favorecieron rasgos aerodinámicos y ligeros, como el aspecto fibroso y esbelto de los galgos. Si exploras razas de otras partes de África es posible que te encuentres con estas mismas características.

7 razas de perros egipcios

Ahora que conoces mejor a los perros del norte y el este de África, es el momento de explorar las diferentes razas de esta parte del continente. No te pierdas nada de lo que viene a continuación, pues la historia y las características de estos perros son tan apasionantes como la antigua civilización que los pintó en sus templos y los momificó.

1. Perro del Faraón

Este perro pertenece a la familia de los lebreles. Es una raza primitiva, posiblemente descendiente de los cánidos que poblaban la península arábiga. Estos perros fueron transportados a Malta y a Gozo hace unos 2000 años, donde quedaron aislados, conservando así su aspecto.

Se han encontrado fósiles de perros muy similares a este de hace unos 5000 años.

2. Podenco ibicenco

Aunque reciba el nombre de la isla de Ibiza en España, lo cierto es que los orígenes de esta raza están en Egipto. Los análisis de ADN lo situaron en lo que ahora es el país africano y parece ser que llegaron a Ibiza junto con los comerciantes fenicios.

3. Basenji

Los basenji, junto con el perro del Faraón, se encuentran en retratos antiguos de dichos dirigentes. Solían utilizarse para el control de plagas, la caza y como animal de compañía. Occidente no conoció a los basenji hasta que lo trajeron los exploradores de la época victoriana. Se trata de una raza que no ha cambiado casi nada su aspecto desde entonces.

Llamó la atención de estas personas por ser un can que no ladraba prácticamente nunca.

4. Saluki

Otra de las razas de perros egipcios es el saluki, también conocido como galgo persa. Es, quizá, la raza de perro domesticada más antigua que se conoce, con fósiles que datan de hace unos 9000 años.

También se han encontrado ejemplares momificados en tumbas antiguas de la región superior del Nilo. Por otro lado, se cree que desciende de los lobos del desierto de Ara.

El famoso faraón Tutankhamon se ve representado a menudo con sus dos perros salukis.

5. Armant

También conocido como pastor egipcio, se cree que esta raza desciende de otra, la briard, traída a Egipto por las tropas de Napoleón Bonaparte. Es por ello por lo que las características de este perro no coinciden con las de aquellos que se originaron en el norte de África, tiene el pelo largo y su cuerpo es más proporcionado.

6. Perro baladí

Al igual que el anterior, esta raza de perros egipcios no está reconocida por los organismos internacionales. Aun así, es imposible ignorarla, pues se trata de los perros callejeros de las ciudades y campos de Egipto. Comparten ciertas características entre ellos, pero cada ejemplar es diferente debido a la enorme cantidad de razas que se han mezclado en estos lugares.

En sus lugares de origen son considerados una plaga, pues la convivencia entre ellos y los humanos todavía no se ha logrado conciliar.

7. Sloughi

También conocido como lebrel árabe, este can tiene un origen aún lleno de especulaciones y sin definir de forma oficial. Si bien se parece un poco al saluki o al lebrel afgano, lo cierto es que este can se entregaba como tributo a los faraones. Sin embargo, en la actualidad se le puede encontrar en países como Marruecos, Argelia, Túnez y Libia.

¿Conocías a todas estas razas? Si bien muchas de ellas se parecen entre sí, sus rasgos son elegantes, curiosos y como los de todos los cánidos, bellos. Si tienes la suerte de convivir con algún ejemplar de origen egipcio, podrás comprobar lo buenos compañeros de vida que son, así que no te lo pienses si tienes la posibilidad de adoptar.

Te podría interesar...
Los gatos en el Antiguo Egipto
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los gatos en el Antiguo Egipto

El origen de la domesticación de los gatos se remonta al Antiguo Egipto... ¡Allí formaron parte de la vida cotidiana, de la religión y la mitología...