Qué perro adoptar para una persona mayor

Alba Muñiz · 12 septiembre, 2015

Cuando un anciano convive con una mascota, su autoestima aumenta, a la vez que aleja sentimientos de angustia y soledad, entre otros beneficios para su salud física y mental. Pero a la hora de decidir qué perro adoptar para una persona mayor, debemos tener en cuenta distintos factores como pueden ser la edad, el carácter e incluso el tamaño del animal.

Temas a tener en cuenta a la hora de decidir qué perro adoptar para una persona mayor

La idea es que el animal se convierta en una compañía y no en una carga para el adulto mayor.

Por eso, también se deben evaluar las características del perro en relación al estado de salud de su futuro dueño y, sobre todo, a las dificultades que pueda tener para movilizarse.

Partiendo de la base de que el anciano debe comprometerse a cuidar, alimentar y pasear a su nuevo amigo peludo, te contamos algunos puntos a tener en cuenta al plantearse qué perro adoptar para una persona mayor.

“Digo ‘nuestro perro’ porque lo que amamos lo consideramos nuestra propiedad.
Y era de los niños y del viejo Pablo, a quien rescataba de su soledad.”

-Alberto Cortez-

Mejor elige perros adultos

perro-y-persona-mayor

Aunque siempre es hermoso ver crecer y educar a un cachorrito, para una persona que está transitando la tercera edad son recomendables perros que tengan más de tres años.

Un animal adulto posee su carácter más asentado y le evitará al anciano un esfuerzo extra para su crianza y educación.

Eligiendo canes adultos, es muy probable que esta persona se libre de temas como:

El tamaño puede llegar a importar

Los perros de tamaño pequeño y mediano son los más recomendables para estos casos, pensando sobre todo en evitar posibles caídas de las personas mayores si el animal tira con mucha fuerza de su correa a la hora de pasear.

También se corre el riesgo de que, ante una efusiva muestra de cariño, el perro salte sobre su dueño y, dado su gran tamaño, también lo haga caer.

Pero además, hay que considerar que con animales de menor tamaño es más fácil acceder a lugares públicos como el transporte y algunos comercios.

De buen carácter y socializado

Un perro de carácter tranquilo es el más apropiado para acompañar a las personas mayores. Si además es mimoso y apegado a su dueño, estamos ante la combinación ideal.

También es importante elegir un animal que haya sido socializado de forma correcta. Así nos aseguraremos que:

  • No sea miedoso
  • Se relacione bien con otros animales y personas
  • No tenga tendencia a escaparse

La importancia de la educación

Lo ideal es que el can sepa cumplir normas básicas de obediencia:

  • Ven
  • Quieto
  • Siéntate

Además, a la hora de salir a pasear, es de suma importancia que el perro haya aprendido a no tirar de la correa para evitar posibles caídas de su dueño.

Si el animal no ha sido educado, siempre existe la opción de contratar los servicios de un adiestrador canino.

Razas adecuadas para personas mayores

Es necesario evaluar la necesidad de ejercicio físico que tiene un perro antes de tomar la decisión de adoptarlo. Un can sin grandes requerimientos de esta índole suele ser la mejor opción para personas ancianas.

En relación a las razas que mejor se adaptan a un adulto mayor, la mestiza ocupa el primer lugar. En un refugio de animales, seguramente podrán asesorarte bien sobre cuál es el perro más adecuado para la convivencia con un anciano.

De todas formas, incluimos un listado de algunas de las razas más convenientes para que convivan con personas mayores:

Beneficios de tener un perro en la tercera edad

bulldog ingles

Más allá de la decisión que se tome sobre qué perro adoptar para una persona mayor, ten en cuenta los beneficios que la mascota aportará a su nuevo dueño:

-Aumentará su bienestar y vitalidad

Alejará la sensación de abandono y soledad

-Facilitará la relación con otras personas

Contribuirá a regular su presión arterial

-Acelerará su recuperación cuando se enferme

Disminuirá la ansiedad y la depresión

-Propiciará su buen humor

-Ayudará a que cumpla una rutina y asuma responsabilidades

Sin duda, adoptar un perro puede convertirse en la mejor medicina para transitar feliz la vejez.