Primer baño del gato adulto: todo lo que debes saber

El primer baño del gato adulto es toda una experiencia para la mascota y el tutor. Te contamos qué necesitas y qué métodos seguir para hacer de este un proceso ameno.
Primer baño del gato adulto: todo lo que debes saber
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 17 septiembre, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 17 septiembre, 2021

Última actualización: 17 septiembre, 2021

Si estás pensando en darle un baño a tu gato adulto por primera vez, debes saber que esta no será una tarea fácil. Pese a que los felinos se distinguen por ser animales muy limpios, el agua y el jabón no son sus métodos favoritos de aseo, más cuando no están familiarizados con este acto desde que son pequeños.

Sin embargo, es importante que el tutor sepa todo lo relacionado con el baño del gato por si es necesario llevarlo a cabo en algún momento. En este artículo, vamos a contarte si es importante o no bañar al felino y por qué. También te resumimos cuáles son los métodos que puedes usar.

¿Es importante bañar a un gato adulto?

Los gatos tienen su propio sistema de limpieza y a partir de los 3 meses de vida aprenden a acicalarse. Esta acción cumple con una función principal y es mantener a los gatos limpios y sin enredos en el pelo. Lo consiguen gracias a la superficie rugosa que tiene su lengua, compuesta por una especie de “ganchos” que atrapan a los parásitos, los pelos muertos y los rastros de suciedad.

Teniendo en cuenta que los mininos realizan su sesión de acicalamiento varias veces al día, es fácil llegar a la conclusión de que permanecen bastante limpios. Por ello, no es necesario bañar de forma constante a los gatos, sean adultos o bebés. Aun así, se pueden presentar algunas excepciones como las siguientes:

  • Acabas de adoptar y el gato está demasiado sucio.
  • El gato está cursando una enfermedad que le impide asearse a sí mismo.
  • Se han diagnosticado alergias, hongos, tiña o infecciones en la piel del animal que requieren la aplicación de baños medicados.
  • El minino tiene pulgas, garrapatas o ectoparásitos.
  • La mascota se ha ensuciado con una sustancia peligrosa y que no debería lamer.

En todo caso, no se recomienda que el primer baño del gato se dé antes de que cumpla los 3 meses de vida o si no cuenta con vacunas (a menos que haya sido recomendado por el veterinario). De lo contrario, se favorecerá la aparición de infecciones derivadas del frío y de la humedad en los mininos más pequeños.

Gatos odian el agua.

¿Cómo bañar a un gato adulto?

Si te enfrentas a la inminente necesidad de bañar a tu gato adulto por primera vez, mantén la calma: esta es una tarea difícil, pero no imposible. A continuación, te contamos cómo hacerlo. Adelantamos que puedes elegir entre un baño profundo y un baño rápido.

Baño a profundidad

Cuando nos referimos a un baño profundo hablamos de llevar a cabo el acto en la bañera con abundante agua y jabón. En este caso, lo primero que vas a necesitar es tibiar el agua. Como lo indican artículos profesionales, lo más recomendable es usar agua tibia para evitar un choque térmico que altere aún más al felino.

También debes alistar el champú o jabón especial para gatos que ha sido recomendado por el veterinario y la toalla. Con todo listo, sigue los siguientes pasos:

  1. Comienza por humedecer tus manos y acariciar suavemente al gato. Sujétalo con fuerza por si intenta escapar.
  2. Pon una toalla seca en el borde de la bañera o el lavamanos para que el minino se pueda sujetar de allí o arañarla.
  3. Elige realizar el baño cuando alguien más te pueda ayudar a distraer al gato con una varita o un juguete  mientras tú lo humedeces más y aplicas el champú.
  4. Procura ser lo más rápido que puedas, sobre todo si notas que el baño es una situación demasiado estresante para el gato adulto.
  5. Lava muy bien el champú con agua y, cuando esté listo, seca al gato con una toalla grande.
  6. Una vez retires el exceso de agua con la toalla, puedes optar por usar un secador de pelo para completar la tarea.
  7. Si el felino desea escapar, déjalo y trata de conducirlo a una habitación cálida. Lo más seguro es que el gato se acicale y busque secarse solo.
  8. Cuando esté más calmado, acércate al minino con un snack y péinalo. Asegúrate de que el gato quede completamente seco.

Como recomendación extra, si notas que tu gato tiene buena tolerancia al baño, permítele jugar con algunas pelotas flotantes y asegúrate de mantener el agua siempre tibia. Si disfruta del acto, este momento puede convertirse en algo muy estimulante.

Baño rápido del gato adulto

El baño rápido se ha diseñado para aquellos gatos adultos que no toleran nada bien la exposición al agua. Para llevarlo a cabo, vas a necesitar 3 poncheras: en una vas a colocar el champú o el producto medicado y en las otras dos dejarás agua tibia y limpia. Sigue estos pasos para continuar con el baño:

  • Con mucho cuidado (pero con seguridad), introduce rápidamente al gato en la ponchera jabonosa y usa tu mano libre para enjabonar bien todo su cuerpo. Recuerda no sumergir la cabeza.
  • Saca al gato e introdúcelo en la segunda ponchera. Aquí es cuando vas a retirarle la mayor cantidad de champú.
  • Luego, repite este segundo paso en la tercera ponchera para aclarar y evitar que queden restos de jabón.
  • Usa una toalla para secar al gato y repite el proceso que te indicamos en el apartado anterior.

Además, cabe destacar que el lavado en seco es un proceso que puede calificarse como un baño rápido. Para realizarlo, se usa un polvo o espuma que se aplica mientras se acaricia al gato, asegurándose de que haga contacto con la piel. En el mercado hay muchas opciones, así que céntrate en usar un producto de calidad, preferiblemente recomendado por el veterinario.

Consejos para después del baño del gato adulto

El baño del gato adulto es un ritual que va más allá de dejar seco al animal. Una vez se ha quitado la suciedad de su superficie, es necesario cepillar para retirar el pelo muerto que se ha soltado durante la ducha. Hay diferentes tipos de cepillos, así que asegúrate de usar el indicado para el pelaje de tu minino.

El pelaje del gato debe estar bien seco una vez termina la ducha. De lo contrario, podría acatarrarse en las épocas más frías del año. 

El primer baño en gatos es esencial para su bienestar.

Adicional a ello, dale un snack o un alimento a modo de premio a tu mascota. De esta forma, si tienes que bañar a tu gato adulto otras veces (como cuando debe cumplir un tratamiento médico), este relacionará la ducha con una recompensa al final. Si este fue su primer y único baño por un largo tiempo, dale también algo delicioso que elimine el estrés del momento.

Te podría interesar...
¿Cómo bañar a un sphynx o gato sin pelo?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo bañar a un sphynx o gato sin pelo?

¿Te has preguntando si bañar a un sphynx o gato sin pelo es necesario? ¡Aquí podrás conocer por qué su higiene es tan importante!