¿Por qué mi perro vomita verde?

El vómito verde en perros puede indicar una indigestión esporádica o una condición sistémica grave. Aprende a diferenciar con nosotros la normalidad de lo patológico.
¿Por qué mi perro vomita verde?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 28 junio, 2021.

Última actualización: 28 junio, 2021

Los canes son animales curiosos e inquisitivos por naturaleza. Como tales, a veces se llevan a la boca alimentos que no deben o pueden sufrir intoxicaciones derivadas de la ingesta de compuestos químicos. Puede que sea algo normal, pero si tu perro vomita verde de forma repetida, seguramente requerirá atención veterinaria y un diagnóstico certero.

El vómito del perro puede decir mucho acerca de lo que acaba de comer, pero también de su estado de salud y posibles patologías subyacentes. Si tu cánido acaba de regurgitar una sustancia verde y te preocupa, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre el tema.

El sistema digestivo de los perros

El sistema digestivo de los perros comprende a todos aquellos órganos encargados del procesamiento de los alimentos. El recorrido del bolo alimenticio comienza en la boca, sigue en el esófago y luego se ven involucrados en el procesamiento el estómago, el hígado, los intestinos, el páncreas y finalmente el recto y el ano.

Las funciones digestivas del aparato gastrointestinal canino —y de todos los vertebrados— se pueden resumir en 4 puntos. Estos son los siguientes:

  1. Digestión: este es el proceso de transformación por hidrólisis de los alimentos en partículas lo suficientemente pequeñas para que atraviesen la membrana plasmática. Diversas enzimas (proteasas, lipasas, amilasas, etc.) se encargan de la disgregación de los macronutrientes. Los subproductos se convierten en energía o empiezan a formar parte de los tejidos.
  2. Absorción de nutrientes: en este proceso, los nutrientes atraviesan las barreras gástricas y se incorporan en el torrente sanguíneo. De allí, pasan a los tejidos y nutren a las células.
  3. Motilidad: gracias a las contracciones de la musculatura lisa, el alimento puede pasar por los intestinos. En ellos, se reabsorben agua, nutrientes y otros muchos compuestos aprovechables.
  4. Excreción: las heces de los perros contienen todos aquellos elementos que no son aprovechables por el organismo. También portan bacterias y otros elementos de la microbiota intestinal.

En una situación normal, la comida húmeda realiza todo su recorrido por el tracto gastrointestinal en unas 4 o 5 horas, mientras que la seca tarda algo más —de 8 a 12 horas—. Por desgracia, existen diversas patologías que pueden truncar el correcto funcionamiento de este sistema.

Un perro que come arroz.

¿Por qué un perro vomita verde?

Antes de abordar esta temática, es necesario resaltar que vómito y regurgitación no son lo mismo. Cuando un cánido regurgita, está expulsando alimentos o compuestos que se habían quedado atorados en su zona traqueal o boca. Es un acto bastante común y no suele ser indicio de problema. En estos casos, el elemento regurgitado está babeado y masticado, pero no se ha mezclado con jugos gástricos.

Por otro lado, el vómito es mucho más escandaloso, ya que el cánido está vaciando sus contenidos gástricos de forma más “interna”. Cuando sucede, se puede ver la musculatura abdominal del cánido contrayéndose y suele ser común la producción previa de arcadas. A continuación, exploramos por qué un perro puede vomitar verde.

Vómito verde por ingesta de hierba

Las clorofilas son un conjunto de pigmentos que les otorgan a las plantas su coloración verde en las hojas. A veces, los perros comen hierba para incluir fibra en su dieta, esencial para mantener la microbiota intestinal —conjunto de microorganismos simbiontes—.

Por otro lado, la American Kennel Club subraya que los cánidos también comen vegetales para inducir el vómito y aliviar el malestar intestinal. De todas formas, menos del 25 % de los perros vomitan tras comer hierba y solo el 10 % muestran signos de enfermedad antes de consumirla. Dicho de otro modo, los perros comen más hierba por deficiencias o aburrimiento que para inducir el vómito.

Sea como fuere, cuando un perro come hierba u otros vegetales con clorofila puede vomitar verde. Si esto sucede de vez en cuando, no debería ser un problema grave. De todas formas, si la conducta se repite en el tiempo, es necesario acudir al veterinario.

Vómito verde por presencia de bilis

El vómito verde-amarillo en perros también puede indicar que su estómago está vacío. La coloración en estos casos se debe a la bilis, un fluido que se sintetiza en el hígado y se almacena en la vesícula biliar, para luego liberarse en el entorno intestinal. Las sales biliares, proteínas, colesterol, hormonas y agua le otorgan a la bilis este color verdoso característico.

Si el perro vomita bilis con el estómago vacío, se hace necesaria una visita al veterinario, pues no se trata de un evento fisiológico normal. Te presentamos 5 causas de este posible suceso:

  • Síndrome de vómito bilioso (SVB): en estos cuadros, la bilis “sube” del intestino delgado al estómago. Puede producirse por defectos fisiológicos o por una dieta basada en alimentos demasiado grasos, entre otras cosas.
  • Enfermedades gastrointestinales: desde cánceres hasta síndromes intestinales crónicos, muchas condiciones pueden provocar el vómito de bilis.
  • Pancreatitis: la inflamación crónica del páncreas provoca en el cánido vómitos, náuseas, fiebre, dolor abdominal y otras condiciones. Como el animal enfermo vomita de forma repetida, los contenidos del estómago se vacían y termina eyectando bilis.
  • Bloqueos intestinales: puede que el can haya consumido un elemento imposible de digerir. Los bloqueos intestinales provocan vómitos repetidos, de ahí que también acabe saliendo bilis.
  • Alergias: los perros también pueden vomitar de forma repetida por alergias alimentarias.

Si el perro vomita verde por la liberación de bilis de forma continuada, debes ir con él al veterinario. Los ácidos estomacales pueden provocar daños irreversibles en el esófago y la boca, así que no pierdas el tiempo.

Enfermedades infecciosas

Si tu perro vomita por más de 24 horas seguidas, lo más posible es que esté sufriendo una infección entérica vírica, bacteriana o parasítica. El vómito también puede presentarse verde por el mismo mecanismo citado anteriormente: si su contenido estomacal se vacía, lo siguiente que sale al exterior es la bilis, de tono verdoso.

Las infecciones gastrointestinales también se pueden manifestar con apatía, fiebre, debilidad general y otros signos clínicos.

Intoxicaciones químicas

Algunos compuestos químicos son de color verde, ya sea por la adicción de colorantes o por la naturaleza de los elementos presentes. Si tu perro ingiere un químico de este color, lo más normal es que salga de vuelta con su tonalidad original, ya que es algo que no ha podido digerir.

Cuando un perro sufre una intoxicación química, además de vomitar puede presentar babeo excesivo, mareos, desorientación, micción excesiva, diarrea y otros signos sistémicos. En estos casos, se hace necesaria una visita de urgencia al veterinario, donde se realizarán tratamientos con carbón activado, lavados gástricos y abordajes de soporte.

Un perro vomitando.

¿Qué hago si mi perro vomita verde?

Tal y como indica el portal MSD Veterinary Manuals, hay que distinguir entre un vómito agudo y uno crónico. Si un cánido regurgita material verde después de comer hierba no hay que preocuparse, pero si este signo se mantiene por 3 o 4 días, se hace necesaria una visita al veterinario. También hay que buscar ayuda profesional si el can vomita poco pero lo hace frecuentemente.

Si el perro vomita verde y también muestra fiebre y debilidad, lo más probable es que sufra una infección o presente una enfermedad que compromete a todo el sistema gastrointestinal. Sea como fuere, toda condición que muestre signos por más de 24 horas requiere la evaluación de un veterinario.

Te podría interesar...
Tipos de vómitos en perros: qué observar
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Tipos de vómitos en perros: qué observar

Aunque sea desagradable, examinar el contenido de los vómitos en perros es importante y puede brindar valiosa información sobre su estado.