Por qué nos lamen los perros

Virginia Duque Mirón 8 septiembre, 2015

“¡No me lamas!”. ¿Cuántas veces le has dado esa orden a tu perro? Y es que, por más que intentamos que no lo hagan, ellos siguen y siguen.

¿Has pensado que quizá tienen una razón para hacerlo? Pues la tienen, y no solo una, sino varias.

Estamos seguros de que te gustará conocerlas y de que más de una quizá te sorprenda.

Mostrar cariño

Del mismo modo que nosotros abrazamos, besamos o hacemos cualquier otro gesto de afecto para demostrar nuestro cariño a quienes amamos, los perros lamen porque es la única forma que tienen de demostrarnos su cariño.

Cuando escogimos a nuestro cachorro queríamos que fuera cariñoso. Pues bueno, esa es una de sus formas más características de demostrarte cuánto te quiere.

Para pedir algo

rescatar a un perro

Cada perro es diferente y, aunque bien es cierto que la manera más característica de estos animales de pedir algo es llorando con gemidos cortos y repetidos, hay otros que lamen para hacerlo.

Pueden querer que les prestes atención, que les lances la pelota, que les pongas agua o que les des de comer, ya sea mientras tú comes o en cualquier otro momento.

Exploración

Los perros lamen para reconocer los lugares en los que están y familiarizarse con todo lo que hay para sentirse como en su hogar. Además, este acto les permitirá reconocer al objeto o la persona la próxima vez que se encuentre con él.

Temor

Los lametazos no siempre van relacionados con alegría o peticiones. Los perros a veces tienen miedo de ciertas personas u otros perros. Quizá has notado que, a pesar de su temor, tu perro lame a la persona o al perro al que le tiene miedo.

Cuando los perros lamen en esta situación es una señal de sumisión intentando ganar la aprobación de la otra parte.

Comunicación

Cuando los perros lamen a otros perros también puede ser para transmitirles un mensaje. Es una especie de dialecto que está integrado en su lenguaje canino.

Por otro lado, cuando lamen a un humano, normalmente es para saludarlo. Por eso notarás que casi siempre lo hacen cuando vuelves del trabajo o la escuela.

Si le impides que te lama, el perro puede entender que no quieres comunicarte con él y vuestro vínculo puede verse afectado. Puedes educarlo para que no te lama en la cara, si no te gusta, pero debes permitir que lo haga en otras partes del cuerpo, para darle margen por si necesita pedirte ayuda.

Empatía

premio para perros

Los perros son una clase animal que tiene la capacidad de empatizar con otros perros y también con seres humanos. Si estás triste, tu perro estará triste también; si estás contento, tu perro se alegrará contigo; si te sientes enfermo, tu perro se entristecerá.

Cuando los perros lamen en estas circunstancias, demuestran el amor que te tienen y que están contigo para apoyarte.

Por otro lado, los perros lamen para curar tus heridas. Si el perro nota que te has hecho daño en alguna zona e incluso tienes una herida, te lamerá en esa zona para intentar aliviarte y demostrarte que está contigo para lo que necesites.

La saliva de los perros puede ayudar a la rápida cicatrización de las heridas, pero te recomendamos que no permitas a tu perro hacerlo, ya que cuando lamen, pueden crear una infección.

No hay nada científicamente comprobado que demuestre por qué los perros nos lamen pero, al ir observando a conducta de diferentes canes, se han llegado a estas conclusiones.

Quizá te resulte incómodo que tu perro te lama pero, como ves, es una forma de comunicarse contigo y de decirte cuánto te quiere.

Por eso, aconsejamos que lo enseñes a no lamerte donde no te guste, pero no le niegues toda la libertad de hacerlo. ¡Déjate querer!

Te puede gustar