Por qué no dejar nunca un perro atado fuera de una tienda

Antonia Tapia · 7 febrero, 2015

Aunque en muchos países los perros bien educados son bienvenidos en muchos espacios como tiendas, restaurantes e incluso transporte público, en algunas ciudades de España todavía no los aceptan y deben esperar afuera. Esta situación muchas veces puede resultar un problema para tu mascota, ya que cuando los perros quedan afuera esperando mientras hacemos alguna compra, suelen vivir ese momento como una situación poco positiva.

Por lo general, los perros son atados a una baranda y esta situación puede ser perjudicial para nuestra mascota. Ya que pueden ser dañados, sentirse acorralados por otro perro o hasta incluso los pueden robar.

Además si observas a un perro fuera de una tienda notarás que su lenguaje corporal es poco feliz. Sus ojos están bajos, ladra o se mueve de un lado a otro buscando a su dueño.

Sin duda, los perros que esperan afuera están expuestos a riesgos que pueden ser evitables. Pero…¿cuáles son esas dificultades?

¿Qué riesgo corre mi perro atado fuera?

Muchas veces los perros que quedan esperando afuera de las tiendas son blanco fácil de los amigos de los ajeno. Más aún si son perros de raza. Por eso, si tienes que dejar a tu mascota fuera de un tienda, asegúrate de amarrarlo en un lugar en el que existe seguridad o en su defecto pueda estar al alcance de tus ojos.

Un perro atado no es un perro feliz. Se aburre y siente ansiedad por separación. Su lenguaje corporal evidencia ese descontento. Por lo tanto, trata de evitar este tipo de situaciones. Si piensas que vas a demorar mucho tiempo mejor no lo lleves contigo.

Mientras tu perro está esperando que tu regreses él puede sentirse intimidado por otros perros, que también están esperando a sus dueños, o por aquellos canes que pasan a su lado. El resultado muchas veces puede ser muy agresivo y quizás pueda salir lesionado.

Los niños también suelen molestar a los perros que se encuentran atados. Algunos les tiran piedras y otros los quieren tocar o estrujar como si fueran un juguete. Esto es un problema grave si tu mascota es un poco agresiva. Por eso se recomienda que en algunos casos lleven bozal para evitar cualquier tipo de problema.

Medidas que debes tomar

perro atado 2

En algunos lugares los perros aun no son 100% bienvenidos y es por eso que deben esperar afuera. En ese caso, si no puedes evitar la salida y vas con tu perro, lo mejor es que antes de llegar al lugar le des un paseo de manera que a la hora de llegar a la tienda se sienta cansado y no resienta tanto la espera.

Procura atar a tu mascota a un espacio seguro en donde puedas observarla. Comprueba que en el lugar haya sombra. En algunos supermercados existen zonas especiales para que dejes a tu perro. En muchos de ellos tienen acceso a agua en pequeños bebederos colocados para tal fin.

Trata de no demorarte mucho tiempo haciendo los mandados. Recuerda que muchas mascotas no disfrutan de esa situación y pueden sentirse algo incómodas. De hecho es muy habitual que muchas de ellas ladren constantemente o se muevan impacientemente. Pero todo depende de cada perro y de cómo ha sido educado. Aunque siempre es mejor evitar esa situación de abandono y no dejar nunca a tu perro afuera de una tienda.

Perros: ¡bienvenidos!

perro atado 3

Pero no todo es negativo y es un hecho que existen algunos lugares que permiten entrar con mascotas sin ningún tipo de problemas. En ese sentido, en los últimos años, España ha avanzado en su legislación en cuanto a la aceptación de mascotas en espacios públicos sobre todo en lo que se refiere a aquellos que son considerados animales de compañía.

Por otro lado, en algunas ciudades, como Barcelona o Madrid, existen muchos restaurantes, tiendas, playas y hoteles que son Pet Friendly. Hasta hay parques acuáticos para mascotas. ¿Lo sabías?

En Barcelona, el año pasado se inauguró un parque acuático para perros. Sí, en este lugar además de poder alojar a tu perro puedes acompañarlo a darse un chapuzón en un lago de más de 1000 m2 y lo puedes hacer corretear por sus extensas zonas ajardinadas.

Por otro lado si prefieren ir a la playa, en Ibiza, Mallorca o Tenerife puedes pasar un día agradable con tu mascota sin mayores inconvenientes.