¿Por qué los elefantes no tienen cáncer?

Eugenio Fernández 31 agosto, 2018
Según un estudio, los paquidermos no padecen cáncer gracias a la evolución de un gen que mata las células con el ADN dañado

Muchos animales llegan a edades extremadamente avanzadas y viven una vejez en lugar de ser depredados. En esta etapa se desarrollan muchas enfermedades, aunque parece que los elefantes no tienen cáncer, a pesar de que son candidatos a padecerlo. ¿A qué se debe esta aparente inmunidad?

¿Por qué los elefantes no tienen cáncer?

En la especie humana, el 17% de las personas mueren de una enfermedad cancerígena. Esta cifra disminuye mucho en animales, pero en el caso de los elefantes es prácticamente inexistente.

Tanto elefantes como humanos poseen un gen conocido como p53, que es conocido como un importante supresor de tumores y reconoce el daño irreparable en el ADN antes de que este se transforme en un tumor.

En un estudio recientemente publicado en la revista Cell Reports se revela que los elefantes tendrían hasta 20 copias de este gen, por lo que son mucho más sensibles a ese ADN dañado que precede a la aparición de tumores.

Los investigadores descubrieron un gen muerto o pseudogen, es decir, sin actividad. Sin embargo, este había evolucionado para ser un nuevo gen funcional que mata a la célula con el ADN dañado.

Elefantes africanos

El mecanismo por el que acaba con las células precursoras del cáncer es la destrucción de la mitocondria, que es la principal fuente de energía de las células que conforman a los seres vivos. La destrucción de estas células es la mejor forma de prevenir los procesos cancerígenos, y se cree que es uno de los factores que ha influido en que los elefantes tengan ese tamaño.

El elefante africano

El estudio ha sido realizado en elefantes pertenecientes a la especie elefante africano de sabana o Loxodonta africana, el cual es el mayor mamífero terrestre que existe actualmente.

Esta especie puede alcanzar los siete metros de longitud y los 3,5 metros de altura. Su peso puede llegar a las seis toneladas, aunque hay ejemplares que han superado las 10 toneladas.

Aunque son animales que aparentan lentitud, un elefante enfurecido puede alcanzar velocidades de 40 km/h. Esto ocurre especialmente durante el llamado must o celo de los elefantes macho, que eleva enormemente su testosterona.

Cementerios de elefantes

¿Cómo mueren los elefantes?

Aunque los elefantes no tienen cáncer, su vida está afectada por otros peligros. La principal causa de muerte de estos animales es la caza furtiva para obtener sus preciados colmillos de marfil, por los que se pagan miles de euros en el mercado negro. Esta es la razón por la que cada vez hay más elefantes sin colmillos.

En la naturaleza, un elefante africano vive entorno a los 50 años, aunque a esta edad los elefantes no tienen cáncer, sino que sus dientes terminan por desgastarse del todo.

Esto impide a los elefantes alimentarse correctamente y suelen morir debido a este problema, por lo que en cautividad pueden superar los 60 años siendo cuidados y con dietas especiales.

Esta realidad ha alimentado las leyendas de los cementerios de elefantes, dado que estos animales sabrían cuando les ha llegado el momento al no poder alimentarse. Curiosamente, es cierto que los elefantes tienen algo similar a los ritos funerarios, y acarician los restos de sus parientes.

Los elefantes africanos son unas de las especies donde mandan las hembras; son animales muy sociables que dependen de su matriarca para hacer frente a los cazadores o para encontrar recursos de agua, motivo por el que los elefantes huérfanos se ven forzados a cambiar de hogar.

Bibliografía

Te puede gustar