¿Por qué cada vez hay más elefantes sin colmillos?

Eugenio Fernández · 10 julio, 2018
El único efecto positivo que ha tenido esta carencia para estos animales es la reducción de la caza furtiva para obtener el marfil

En el parque nacional de Addo, en Sudáfrica, los elefantes sin colmillos son por suerte o por desgracia cada vez más comunes. Mientras los leones mantienen su melena y los búfalos sus cuernos, el gigante de África parece estar perdiendo sus colmillos.

¿Por qué cada vez hay más elefantes sin colmillos?

Normalmente, entre las hembras de elefante africano únicamente el 2% de los animales carecen de colmillos. Sin embargo, en Addo esta proporción cambia radicalmente: en las más de 300 hembras que pueblan el parque sudafricano, menos del 10% de los animales conserva los colmillos.

En parte, esto ha tenido un efecto positivo para ellos: los elefantes de Addo se han librado del furtivismo, ya que este se basa principalmente en el valor del marfil: sin colmillos, matar a un elefante es costoso y peligroso, y no da beneficios.

La proliferación de elefantes sin colmillos no es exclusiva de Addo; en Mozambique, Uganda o Zambia se han producido cambios similares. En Gorongosa, la guerra civil causó que el 53% de las hembras carezcan de colmillos.

Obviamente, esto se debe a una sola razón: una generación de elefantes huérfanos cuyos padres y madres con colmillos han perecido a la sed de dinero de los furtivos. Los pocos adultos que quedan son los que no tienen colmillos, por lo que este carácter se extiende en la población.

Parque nacional de los Elefantes de Addo

¿Por qué no hay machos de elefantes sin colmillos?

Aunque los machos también están siendo cazados por sus colmillos, parece ser que la ausencia de colmillos es un carácter ligado al sexo, por lo que los machos tienen colmillos independientemente de la caza.

A pesar de que la falta de colmillos ha reducido mucho el furtivismo, lo cierto es que esto no ha impedido al parque de Addo fortificarse para proteger a los elefantes, especialmente a los machos con grandes colmillos.

El parque nacional cuenta con 80 guardabosques armados y con entrenamiento militar, además de sensores de movimiento e incluso un pequeño contingente aéreo. Los guardabosques acampan en varios puntos del parque en muchas ocasiones para estar preparados ante posibles alertas.

El parque de Addo, difícil para los furtivos

Lo cierto es que, a pesar del equipo militar que protege el parque y la falta de colmillos, a muchos les sigue sorprendiendo la ausencia de ataques de cazadores furtivos. Y es que el parque de Addo cuenta con 200 rinocerontes negros, una de las especies más esquivas y amenazadas de rinoceronte, especialmente por culpa de la medicina oriental.

Según expertos de la Universidad Nelson Mandela, lo cierto es que el parque cuenta con otra protección, y es su densa vegetación ‘armada’ con espinas que hace complicado realizar emboscadas y perseguir animales en la oscuridad; de hecho, algunos han bautizado a la zona como el infierno de los cazadores.

Caza de elefantes por marfil

Elefantes sin colmillos: ¿para qué sirven?

Una de las razones por la que los elefantes sin colmillos son un problema es que esta parte de su anatomía tiene múltiples funciones. Los machos usan los colmillos para competir y luchar para poder reproducirse, por lo que son vitales para ellos.

Pero ya hemos dicho que la mayoría de elefantes sin colmillos son hembras. Sin embargo, las matriarcas también usan estos colmillos, y es que hay que recordar que en los elefantes nos encontramos con una de las especies donde mandan las hembras.

Estas hembras suelen ser las que guían a la manada en la búsqueda de agua, por lo que excavan con sus colmillos para encontrar este preciado bien o incluso algunos alimentos.

Esto no parece ser un problema para los elefantes de Addo. No lo es para los elefantes asiáticos, los cuales han sufrido el acoso por el marfil desde hace muchos años atrás, y probablemente sea el motivo por el que esta especie tiene los colmillos ausentes en casi todas las hembras y el tamaño de los colmillos de los machos es reducido.

Precisamente, el marfil es demandado principalmente en China, pues el elefante asiático ya no puede ‘producir’ el marfil que demanda el mercado negro de Asia. Pero hay un nuevo problema para los elefantes, que podría afectar a las poblaciones de Addo o a las de Asia: la piel de elefante se está poniendo de moda, tanto para remedios como para accesorios.

Algunos se preguntan si esta nueva moda pondrá aún más en peligro a los elefantes, pues mientras el marfil comienza a prohibirse, la demanda por piel de elefante comienza a crecer. ¿Por qué no podemos firmar la paz con estos gigantes de África?