¿Por qué el lobo mexicano está en peligro de extinción?

El lobo mexicano es otra de esas especies en peligro de extinción por culpa del humano. Conoce aquí su naturaleza y los esfuerzos dirigidos a su recuperación.
¿Por qué el lobo mexicano está en peligro de extinción?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 02 octubre, 2021

Compartir el hábitat con depredadores es complicado, especialmente para aquellas personas que poseen explotaciones de ganado. El conflicto humano-animal se ejemplifica a la perfección con el caso del lobo mexicano, una especie que se encuentra en peligro de extinción debido a los intereses económicos de nuestra especie.

En este artículo podrás conocer mejor a esta especie de cánido, así como las amenazas a las que se enfrenta y los esfuerzos de conservación que se están llevando a cabo para salvar a sus poblaciones. No te pierdas la historia de este magnífico lobo.

Características del lobo mexicano

El lobo mexicano (Canis lupus baileyi) es una especie de cánido más pequeña que el resto de representantes del género Canis. No tiene más de 80 centímetros de altura y solo pesa unos 45 kilos de máxima. Su pelaje es de color marrón café con ligeros tonos amarillentos y grisáceos a lo largo de su cuerpo.

Su área de distribución (antes de la reducción de su población) se expandía desde el desierto de Sonora, Chihuahua y el centro de México hasta el oeste de Texas, el sur de Nuevo México y Arizona central. El lobo mexicano prefiere ambientes relativamente húmedos, por lo general bosques templados y pastizales.

Como todas las subespecies de lobos, Canis lupus baileyi es un carnívoro estricto. Su presa predilecta es el venado de cola blanca, al que las manadas cazan en grupo en perfecta coordinación. Aun así, obtener víctimas de grandes dimensiones es difícil, por lo que estos lobos se preocupan de comer todo lo que puedan en una sentada.

Un lobo puede ayunar durante 2 semanas hasta que consigue una presa.

Un lobo mexicano.

La estructura social de las manadas de lobo mexicano es jerárquica y está encabezada por una pareja alfa que se encarga de defender al grupo. Cada población delimita y defiende su territorio con ahínco, patrullando los límites y marcándolos con orina y señales de garras y dientes.

En cuanto a su reproducción, la gestación de la hembra dura unos 65 días y da a luz de 4 a 7 cachorros. Estos nacen ciegos y sordos y dependen en su totalidad de la madre durante sus primeras semanas de vida. La hembra los cuida en la madriguera y el padre vigila los alrededores.

¿Por qué el lobo mexicano está en peligro de extinción?

El lobo mexicano lleva en peligro de extinción (EN) desde 1976. Por aquel entonces, su número no llegaba a 50 ejemplares vivos. Existen varias razones que lo llevaron a padecer este declive tan preocupante:

  • Reducción del número de presas y pérdida de hábitat debido a la ocupación humana de sus territorios.
  • Conflicto con los humanos: ante la falta de alimento, los lobos mexicano acudían a los rebaños de ganado para cazar, por lo que se convirtieron en los objetivos de diversas matanzas.
  • Trampas y cebos venenosos: muchos ganaderos usaban estas técnicas para librarse de ellos.
  • Uso de pesticidas en cultivos: algunos de ellos, como el monofluoroacetato de sodio, acababan con la vida de los lobos que se adentraban en asentamientos humanos en busca de comida.

Hubo un momento en la década de los cincuenta en el que el lobo mexicano había sido exterminado en estado salvaje. En los setenta se iniciaron las labores de conservación, pues por estas fechas se incluyó a la especie en el listado de animales en peligro de extinción.

Estado de conservación del lobo mexicano

Entre los años setenta y ochenta del siglo XX, el AZA Mexican Wolf SSP puso en marcha el Plan para la supervivencia del lobo mexicano. Para ello, se comenzó con un programa de cría en cautividad a partir de los pocos ejemplares que se pudieron capturar en la naturaleza.

Este plan tenía como objetivo la reintroducción de ejemplares en su hábitat natural. No obstante, no fue hasta recién entrada la primera década del siglo XXI que el programa dio sus frutos. Estos son los datos más relevantes del proceso:

  • 2012: se contaron al menos 75 lobos mexicanos y 4 parejas reproductoras en las áreas que se protegieron para ellos.
  • 2014: nace el primer cachorro de lobo en libertad desde que comenzó el plan de recuperación.
  • 2015: se notifica que existe una población de más de 100 lobos en el suroeste de Nuevo México y en el sureste de Arizona (Estados Unidos). Esto supone un 31 % de incremento en su número desde 2013.
  • 2016: último recuento oficial. En este momento, se reportan 21 lobos salvajes dentro de México y 15 cachorros de 3 camadas diferentes nacidas en libertad.
  • 2017: el primer lobo nacido en vida silvestre que logra sobrevivir hasta la edad reproductiva se empareja con una hembra reintroducida de cautiverio y produce una camada saludable.

Ciertos organismos notaron la importancia de la economía de la conservación del lobo mexicano, por lo que se invirtieron esfuerzos en la divulgación y la petición de ayuda por parte de la población humana. La fundación de centros de educación ambiental y el desarrollo de programas turísticos consiguieron reportar beneficios económicos.

Un par de lobos mexicanos en peligro de extinción.

Estos programas de recuperación de especies son la prueba clara de que la convivencia con la fauna salvaje es posible. Poco a poco, la población general va tomando consciencia del trabajo que realizan los animales carnívoros en el ecosistema. Este avance en el pensamiento general es la esperanza para todas las especies que sufren a manos del ser humano a día de hoy.

Te podría interesar...
La conservación de la cigüeña negra
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
La conservación de la cigüeña negra

La cigüeña negra es una de las aves más amenazadas de nuestra biodiversidad. Por ello, su conservación resulta tan importante.