7 perros que parecen osos

Algunas personas buscan perros parecidos a lobos, pero ¿sabías que también los hay que se asemejan a los osos?
7 perros que parecen osos
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 19 agosto, 2022

Si te encontraras cualquiera de estos perros que parecen osos en medio de un bosque, es muy posible que no alcances a diferenciarlos antes de echar a correr. No obstante, siempre es entretenido verlos en fotografía y admirar el increíble parecido entre las dos especies.

Por eso mismo te traemos los mejores ejemplos de estos canes. No te pierdas nada, pues estos 7 ejemplos te dejarán con la boca abierta, y no de miedo. Comenzamos.

Perros que parecen osos

Lo cierto es que los perros grandes, de morro anguloso y con pelo espeso, son habituales en zonas frías y lugares de alta montaña, como los Pirineos y el Tíbet. Se trata de razas creadas por el hombre para servirle en tareas como el pastoreo o la guarda de fincas, de ahí su aspecto amenazador y corpulento. Vamos a ver los mejores ejemplos.

1. Chow Chow

También llamado “perro del imperio Tang“, este can se caracteriza por su piel colgante, su fuerte carácter y su pelo espeso. Esta raza se originó en la región siberiana de Asia, concretamente al norte de China y Mongolia.

Aunque a día de hoy se adopta como animal de compañía, sigue teniendo un carácter reservado y territorial. Necesita de una temprana y correcta educación para socializar, pero aun así necesitará su espacio.

2. Terranova

La raza Terranova se originó en la región que le da su nombre, dentro de Canadá. Son perros gigantes y poderosos, pero amigables. Aquellos que tienen el pelo de color oscuro son claramente perros que parecen osos pardos.

Esta raza se creó para ayudar a los humanos con tareas como tirar de las redes de los pescadores o llevar cargas a la espalda, de ahí su corpulencia y resistencia. Suelen ser sociables, inteligentes y fáciles de adiestrar, además de amigables con los extraños.

3. San Bernardo

Este perro, originario de los Alpes Suizos, tiene un gran parecido con un oso debido a su enorme tamaño y corpulencia. Si bien son capaces de defender a sus humanos con decisión, se trata de un perro amigable, manso y cariñoso. Algunas personas le apodan “perro niñero” por la buena relación que tiene con los niños.

4. Gaddi kutta

El gaddi es un perro nativo del estado de Himachal, en el norte de la India. Se les considera descendientes del mastín tibetano. Es una raza creada para la caza, aunque se terminaron usando para el pastoreo.

Son muy raros de encontrar, ya que solo los cuidan unos pocos pastores de las tribus gaddis.

Estos canes se ganaron la fama de ser lo suficientemente fuertes como para repeler los ataques de los leopardos de las nieves. También son muy inteligentes y son extremadamente hábiles para encontrar animales considerados de granja que se han extraviado.

5. Gran boyero de los Pirineos

Los boyeros de los Pirineos son enormes, mansos e inteligentes. También son muy cariñosos y tranquilos; son canes que disfrutan de una vida rutinaria y sosegada. Destacan por su devoción a la familia humana a la que pertenecen.

Se utilizaban originalmente por pastores en la región montañosa de los Pirineos de Francia y el norte de España, de ahí su nombre. No deben confundirse con el mastín de los Pirineos, que tiene un aspecto similar.

6. Samoyedo

El largo pelaje del samoyedo, compuesto por una doble capa y de tacto sedoso, es el que lo convierte en uno de los perros que parecen osos. Si bien los osos polares no tienen el manto tan fino, el samoyedo podría pasar por otra especie de pelo espeso y color blanco. Su rostro, además, cuenta con un hocico fino y ojos casi ocultos por los cabellos de la cabeza.

Como podrás imaginar, este can necesita de cuidados especiales para esta parte de su cuerpo, en especial durante la muda. Conviene contar con un peluquero canino de confianza al que acudir cada 3 meses, aproximadamente, para mantener su manto sano y bonito.

7. Mastín tibetano

También conocido como dogo del Tíbet, basta con ver su espesa melena y su cuerpo robusto (que puede alcanzar los 80 kilogramos de peso) para apreciar su parecido con un oso. Creado como perro guardián, tiende a ser desconfiado con los extraños y algo sobreprotector con sus humanos si no se le enseña a socializar de forma sana.

Además, son perros independientes y con gran inteligencia. Por tanto, tienden a aprender antes a resolver los problemas ellos mismos que a obedecer órdenes. Es un perro que requiere de conocimientos previos antes de su adopción, pues exige mucho tiempo en su adaptación al nuevo entorno.

Un mastín tibetano en el desierto.

Como habrás comprobado, estos perros podrían pasar por un oso pequeño en un primer vistazo. No obstante, siguen siendo canes, por lo que su aspecto es irrelevante a la hora de tratar contigo. Muchas personas eligen a su compañero canino por su aspecto, pero lo que influye en la convivencia es la personalidad del animal. Tengámoslo en cuenta siempre antes de adoptar.

Te podría interesar...

¿Se puede bañar a un perro después de ponerle la pipeta?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Se puede bañar a un perro después de ponerle la pipeta?

Antes de bañar a un perro examina la necesidad de aplicar un antiparasitario como lo es la pipeta. Un producto que los protege de parásitos.




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.