¿Los perros pueden comer fresas?

Los perros pueden comer fresas y otras tantas frutas que son ricas en azúcar. Debido a su contenido alto en glucosa y monosacáridos, debe limitarse su consumo.
¿Los perros pueden comer fresas?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 05 mayo, 2021.

Escrito por Santiago Cardona, 02 mayo, 2021

Última actualización: 05 mayo, 2021

En muchas ocasiones, el tutor siente la necesidad de variar la alimentación de los perros. Tanto es esto que es normal buscar la mejor manera de darle las frutas que las mismas personas consumen al can. Como seres empáticos que somos, pensamos que si nos gusta determinada fruta, entonces a un cánido también. ¿Crees que los perros pueden comer fresas?

La respuesta es afirmativa, pero debes tener mucho cuidado con las frutas que seleccionas para darle de comer al perro, porque algunas de estas pueden ser perjudiciales para la salud del animal. Descubre por qué los perros pueden comer fresas y en qué momento se deben consumir, siempre de manera moderada.

Por qué las fresas

Las fresas son frutos frescos con propiedades saludables antioxidantes y ricos en vitamina C. En el caso de los canes, las frutas son un alimento que puede contribuir al fortalecimiento del sistema inmunológico de la mascota.

Por esta razón, las fresas pueden sustituir a la comida salada procesada cuando quieres darle variedad a la dieta del perro y, al mismo tiempo, ayuda a controlar su peso a largo plazo. Todo alimento rico en azúcares no procesados es sano, pero siempre en su justa medida.

Cómo darle fresas a los perros

Hay que dejar claro algo: no todos los perros pueden comer fresas. Esto se debe a que algunos canes no reciben por nada del mundo un bocado de verduras o de frutas. Por otro lado, el can puede tener una condición física e interna en su salud, lo que deriva en una prohibición directa del veterinario. Por ejemplo, los perros diabéticos deben evitar las frutas azucaradas.

Por otro lado, para los perros que les gusta la fruta nutritiva —y en especial las fresas—, estas pueden ser un gran aperitivo para ellos. Estos frutos dulces se pueden utilizar en muchas situaciones, como las siguientes:

  1. Para refrescar al can en épocas de verano, unas cuantas fresas congeladas caerán muy bien y ayudarán en su digestión.
  2. Dale trocitos de fresas en su plato de comida diaria, pero no olvides lavarlas bien.
Un perro come fresas.

Cuánta cantidad de fresas deben comer los canes

Lo recomendable es primero consultar a un médico veterinario para que determine si el perro puede comer fresas y, segundo, evaluar cuánto es lo apropiado según el tamaño del can y su estado de salud. Si nunca le has dado fresas al perro, comienza con pequeñas cantidades, para que vaya descubriendo y experimentando el sabor de esta fruta.

Adicional a esta recomendación, y ahora que ya estas informado de que los perros pueden comer fresas, es hora de preparar una gran variedad de recetas caseras con esta fruta. Por ejemplo, a los canes les encantan los polos de fresas con yogur, sin pasarse mucho de azúcar, ya que un grado alto de glucosa en el alimento es generador de diabetes.

Beneficios de las fresas

Los perros pueden comer fresas y, además, integran en su sistema sus beneficios. Estas frutas son bajas en grasas y en calorías, lo que las convierte en un aperitivo natural adecuado para los perros. También aportan los siguientes beneficios:

  1. El 90 % de su composición es agua, lo que a su vez convierte a las fresas en un alimento idóneo para hidratar al perro.
  2. La fresa es rica en vitamina C, B2, B3 y B6. Estos micronutrientes son esenciales para el desarrollo del metabolismo en los perros. 
  3. Contribuye a la creación de células que retrasan el envejecimiento.
  4. Contiene gran cantidad de fibra. Esta ayuda a aliviar el estreñimiento.  

Por último —y no menos importante—, evita darle al perro jugo de fresa y fresas cubiertas de chocolate, porque le pueden ocasionar daño estomacal. Cuanto más natural que sea todo alimento que le des a tu can, mejor.

Precauciones con las fresas

Se ha visto que el consumo de fresas en ocasiones puede provocar alguna alergia en el perro, como una irritación en la piel, por ejemplo. El principal riesgo está relacionado con el consumo excesivo de de la fruta, pero también a predisponentes genéticos que puede mostrar el animal a la hora de desarrollar intolerancia por algunas comidas.

Por otro lado, las fresas contienen un químico (goitrógenos) que puede llegar a complicar la salud crónica de un perro cuando este ya está enfermo. Los goitrógenos son sustancias naturales que limitan el correcto funcionamiento de la tiroides. Así pues, en un escenario como este, será de suma importancia la consulta y consejo de un veterinario.

Es esencial lavar y desinfectar las fresas para depurar parásitos y bacterias.

Las fresas como recomendación

En principio, no existe ningún riesgo asociado al consumo de fresas para los perros. Organizaciones como la American Kennel Club recomiendan las fresas como un alimento alternativo y saludable. Aun así, será el veterinario quien determine qué es lo mejor en cada caso al analizar la salud del can.

Alimentos con probióticos para perros.

Los perros comen fresas y otras muchas frutas, pero debes tener cuidado con su administración, debido a su proporción de azúcares. En la dosificación se encuentra la clave de una dieta excelente para canes.

Te podría interesar...
Alimentos orgánicos para mascotas
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Alimentos orgánicos para mascotas

Los alimentos orgánicos para mascotas han venido a llenar un vacio en el mundo de la alimentación animal... ¡Conoce los beneficios de este tipo de ...