Perros que no dan alergia: ¿mito o realidad?

Francisco María García · 16 mayo, 2016

Aunque se dice que hay perros que pueden producir alergia y otros que no, causada por la caspilla que se desprende de su piel y por su saliva, los expertos aseguran que no hay perros denominados “hipo alergénicos”.

Por tanto, cualquier raza canina puede causar alergia. Aunque algunos canes sueltan menos pelaje, las sustancias adheridas a su cabello se transmiten al ambiente, y esto generará la alergia en las personas que la sufren, con independencia de que se trate de una raza u otra de perro.

Soluciones a las alergias por los perros

los perros odian los abrazos

La solución para aminorar las consecuencias que provoca la alergia a los perros puede venir de la utilización de productos específicos que se aplicarán sobre el pelaje del animal. Así se evita que el epitelio o caspa que desprende se extienda fácilmente. También hay que saber que no se han observado casos de perros que se produzcan, entre ellos, reacciones alérgicas.

Cuando ya está la mascota en casa y se descubre que uno de los miembros de la familia desarrolla la alergia, puede administrarse una vacuna, que no siempre estará indicada, sino que habrá que atender a algunas variables, como es el caso del tipo de animal, los síntomas del paciente o incluso otras enfermedades asociadas.

El tamaño del perro

Algunos especialistas han afirmado que, igual que no hay razas de perros o gatos que provoquen alergia en más o menos intensidad, sí es posible que, en algunos casos, el grado de la reacción alérgica sea inferior. Por ejemplo, cuando el can es de un tamaño pequeño, la cantidad de epitelio que se desprende también es poca.

Se ha demostrado que las gatas y los machos esterilizados también producen menos epitelio (caspa), responsable de las reacciones alérgicas.

En una evaluación de las razas de perro que tienen una menor incidencia para las alergias, están: Bedllington Terrier, Yorkshire Terrier, French Poodle, Schnauzer y la Xoloitzcuintle.

Respecto a los gatos, cabe mencionar razas como: Sphynx o Esfinge, Devon Rex, Cornish Rex, Siberian o Russian Blue.

Sin embargo, estas razas o referencias en cuanto al tamaño pequeño del animal no significan que la persona alérgica al epitelio del perro o del gato se libre de una reacción, sobre todo en los casos de una gran reacción al alérgeno. Lo mejor, si hay muchas sospechas de padecer alergia al epitelio canino, es no tener al can en casa.

Lo recomendable, por tanto, es tener las precauciones adecuadas de convivir con un can para evitar problemas de salud debido a la alergia, que intentan poner remedios una vez que el perro ya está en casa y forma parte del hogar.

Consejos en el hogar contra la alergia

Una vez que el animal ha entrado en el hogar y hay síntomas de alergia, hay unos consejos que pueden seguirse:

mal olor en los perros

  • Bañar con frecuencia a la mascota, para evitar el efecto de su pelaje.
  • Evitar que el recién llegado entre en las habitaciones de dormir. Es necesario fijar las pautas de convivencia, los lugares a los que nuestro amigo puede acceder, y aquellos donde su presencia no es conveniente.
  • Cepillar al can de forma habitual, a ser posible fuera de la casa.
  • Es muy positivo el uso de purificadores de aire con filtro, tanto en el aire acondicionado como en la calefacción, etc.
  • Hay que evitar los tejidos y ropas en los que puedan impregnarse elementos alérgenos fácilmente, como es el caso de moquetas, tapices, alfombras, etc.
  • Hay muchos productos que se comercializan que reducen la suciedad, polvo, polen, aplicados directamente sobre el can.
  • También existen sistemas de limpieza a vapor, que van suprimiendo las partículas que se encuentran en suspensión.
  • También pueden hacerse pruebas que irán determinando el origen de la alergia.
  • Cuando ya hay alergia y está diagnosticada, no se recomienda una convivencia cien por cien con el animal en casa. En estos casos, la consulta al médico será la que determine si esta situación es o no posible y las precauciones que hay que adoptar.
  • También hay que visitar al veterinario especialista, quien nos informará de aquellos productos que existen en el mercado y que ayudarán a disminuir los efectos de la caída del epitelio, que es lo que causa las alergias, así como de otras medidas importantes que hay que adoptar.