Qué hago para que mi perro sea más amigable

Yamila · 4 septiembre, 2016

Has decidido salir a pasear con tu mejor amigo todas las tardes cuando regresas del trabajo para que ambos hagáis ejercicio y, por qué no, conocer gente nueva. Pero al llegar al parque tienes que regresar lo antes posible ya que el peludo no tiene intenciones de hacer amistades, sino todo lo contrario. Algo similar sucede cuando tienes visitas en casa. ¿Cómo hacer para que el perro sea más amigable? En este artículo te lo contamos.

Tips para que el perro sea más amigable y sociable

Dicen que las mascotas se parecen a su dueño, pero eso algunas veces no se aplica, sobre todo cuando tu idea de hacer nuevos amigos o ser un buen anfitrión se ve truncada por el mal humor o el carácter asocial de tu perro. Si esto está sucediendo tranquilo, puedes revertirlo.

perros y familia

1. Castigo y recompensa

Si estás caminando por la calle y al acercarse otro perro enseguida tu peludo empieza a comportarse de forma agresiva, debes decirle un “no” bien sonoro y grave para que entienda que esa no es la actitud adecuada. En cambio, cuando interactúa sin problemas, se olfatean y permite que el otro lo huela, felicítalo con una golosina. Así sabrá qué está bien y qué no.

2. Correa más suelta

Quizás tu mascota está siendo muy agresivo y antisocial porque lo llevas demasiado cerca de ti. Cuando siente la correa tensa y corta lo relaciona a un peligro o problema y por ello reacciona de esa manera. Si lo sujetas muy fuerte no tendrá posibilidad de acercarse a otros perros y ser amigable con ellos. Recuerda que tu debes tener el control de la situación y no el animal, pero tampoco coartes su libertad de actuar.

3. Permiso de ser sociable

Tu mascota actuará según cómo lo has enseñado y aquello que (queriendo o no) le has inculcado. Si desde cachorro evitaste que interactúe con otros perros, será más difícil que de un día para otro se comporte como el alma de la fiesta. Por ello debes ir permitiéndole que se acerque a otros perros aunque sea poco a poco.

O quizás ir a a las zonas permitidas en los parques y soltarle para que entre en contacto con sus pares. Por supuesto que lo observarás de cerca en caso de que quiera morder, gruña o muestre los dientes. Si sólo es un acto de reconocimiento, permite que siga hasta que lo consideres peligroso.

4. Un compañero también en casa

Si tienes la posibilidad y los medios para adoptar otra mascota (puede ser un perro o un gato), no dudes en hacerlo para que tu peludo sea más amigable. Muchas veces los canes son poco sociables porque no están acostumbrados a compartir momentos con otros de su especie y por ello son reacios a jugar con los demás. De paso le estarás dando hogar a uno de los miles de perros abandonados o callejeros.

5. Integrarlo a la fiesta

perro y familia

Cuando tenemos visitas y el perro se muestra agresivo o se esconde bajo la mesa no debemos permitir que siga con ese comportamiento. ¿Qué hacer entonces? Por ejemplo ayudarle a que conozca a los invitados y que estos no le demuestren miedo. Es tu tarea como anfitrión y dueño del animal evitar que muerda o ladre.

Hazle entender que los recién llegados son amigos y le quieren. Si se mete debajo de los muebles podemos darle tiempo a que se acostumbre y llamarle despacio para que no se asuste y quiera atacar.

6. Clases de socialización que el perro sea más amigable

Aunque te suene un poco extraño también hay escuelas para que tu perro sea más amigable. Estas clases se ofrecen en centros comunitarios, salones o parques privados, tiendas de mascotas y clínicas veterinarias.

Gracias a ellas los canes están en contacto con otros animales y personas, juegan, lo pasan de maravilla y relacionan la interacción con algo bueno. Y además es perfecto para los dueños tímidos o que tiene problemas para hacer amigos porque encontrarás a mucha gente agradable.