Perro que no verá nunca más a su familia es consolado por un gato callejero

Hay amistades y parejas poco comunes en el mundo, pero no imposibles.
Perro que no verá nunca más a su familia es consolado por un gato callejero

Última actualización: 17 diciembre, 2021

¿Has escuchado esa expresión «como perros y gatos» para referirse a dos individuos que no se pueden ver porque no se aguantan? Pues en esta historia se utilizará esa misma frase, pero para romper paradigmas y remitirse literalmente a un can y a un felino que no se separan el uno del otro debido a su gran amistad y compañía. 

Los gatos y los canes representan una de las rivalidades más famosas de la naturaleza, sin embargo (como casi todo en la vida) nada suele ser estrictamente como se cree. Esta historia es un gran ejemplo de cómo los perros y los felinos pueden ser inseparables amigos. 

La historia del perro

Europa Press reporta que alrededor del 70% de los perros del mundo están abandonados. Justo como uno de los protagonistas de esta curiosa historia de amistad, donde el amor y la compañía están por encima de todas las diferencias.

En un departamento de Corea del Sur, un perro fue dejado atrás por sus dueños, dos ancianos que tuvieron que irse a una casa para adultos mayores. No pudieron llevar a su mascota porque en dicho lugar no se permitía y tampoco tuvieron cómo contactar un refugio para animales para ofrecerle una nueva vida a su can. 

El amor y la lealtad a los dos ancianos fue tanta, que el perro se quedó fuera del edificio y no se movía de allí. Esperaba a que volvieran sus amos y a cada persona que salía o entraba del edificio se quedaba mirándola para reconocer quién era. 

Los vecinos notaron la presencia constante del can y él insistía en quedarse en un rincón de la puerta del edificio. Las personas lo recibieron bien y le dieron una manta para que no sufriera de frío.

Una compañía en la espera interminable

El perro continuó solo en aquel sitio, hasta que un día apareció un amigo para acompañarse mutuamente. Tal como puede verse en videos de YouTube

Un gato callejero color amarillo, habitante de la calle, decidió irse a vivir a su lado mientras lo reconfortaba y consolaba. A partir de entonces se volvieron inseparablesyse acurrucaban entre ellos para darse calor. En la puerta de aquel edificio ya no había un perro abandonado. 

Los vecinos se sorprendieron con esta amistad, los apoyaron y los cuidaron, dándoles un lugar donde dormir y alimentación. Sin embargo, el invierno se acercaba cada día más y las bajas temperaturas no son fáciles de soportar. Por esto, comenzaron a buscarles un nuevo hogar, donde también pudieran vivir juntos. 

En busca de un nuevo hogar

Al ver esta situación, los vecinos buscaron la ayuda de un grupo de rescatistas expertos para poder darles una nueva vida a estos dos amigos. Fue después de muchas horas que los voluntarios lograron atrapar al perro y al gato callejero con una red para así llevarlos al veterinario y asegurar su salud y bienestar.

Por ahora, estos dos personajes no tienen nombre ni familia, pero están esperando que un hogar amoroso los adopte juntos. Este vínculo es tan especial como esta historia, por eso separarlos no es una opción. 

Casos como este comprueban la nobleza y el amor que hay en los animales. A pesar de haber sufrido el abandono de su familia y vivir en las calles sin todos los cuidados necesarios, estos dos animales continúan con mucha esperanza y amor para dar. 

Te podría interesar...
Cómo hacer que gatos y perros se lleven mejor
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cómo hacer que gatos y perros se lleven mejor

Los gatos y perros son nuestras mascotas más populares a lo largo de la historia humana. Son también conocidos por su gran enemistad, así que traem...