Un perro no es un juguete

Luis Francisco · 11 enero, 2016

¿Alguna vez te has preguntado qué le ocurre a un perro cuando es abandonado por su familia? Pues desafortunadamente, esta es una de las situaciones más comunes que se suelen ver en muchas partes del mundo, ya que se tiene la errada concepción de que los caninos no son más que seres prescindibles que sirven para entretenernos.

Esta insólita premisa ha tenido como consecuencia que en diversas ocasiones seamos testigos de cómo las mascotas pasan de ser seres vivos respetables y dignos de ser siempre amados, a convertirse en poco menos que mercancías que pueden cambiar de mano y de dueño, sin importar el daño irreparable y la depresión que esto les genera.

El abandono y la cosificación se están convirtiendo desafortunadamente en un problema que se repite sin cesar, el cual no ha hecho más que generar traumas en el mejor amigo del hombre.

Ante esta situación, aquí os dejamos algunos consejos para tratar dignamente a un perro.

No compres, adopta

cachorro labrador retriever

Ante la injusta mercantilización de la que son víctimas estos pequeños amigos, adoptar en vez de comprar es la muestra absoluta de que los ves como a un amigo en vez de como un simple objeto.

Además de esto, la adopción de perros te brinda los siguientes beneficios:

  • Le regalas al canino la oportunidad de contar con una familia que lo ame, y un hogar en el que pueda vivir feliz.
  • Pones en adopción a otro perro, ya que cuando adoptas a un can, su lugar en el centro de tenencia canina es ocupado por otro que se encuentre en la calle.
  • Fortalece tu salud al ayudarte a disminuir el estrés, además de la manera en la cual mejoran tu condición física, por sus necesidades de salir a pasear.

Debes tener siempre en cuenta que cuando adoptas a un amigo de cuatro patas, necesitas corresponderle con el mismo cariño, protección y fidelidad incondicional que este te brindará.

Educa a tu perro adecuadamente

Sin ningún tipo de dudas, la inteligencia es una de las virtudes más resaltantes de los caninos,  ya que gracias a esta ellos pueden entender nuestra comunicación y nuestras órdenes, por lo que es muy normal crear un fuerte vínculo entre dueño y mascota.

Si bien, es divertido y sano hacer que aprendan algunos trucos para su ejecución, lo mejor que puedes hacer para aprovechar su increíble capacidad de entendimiento es enseñarle valores esenciales para su desenvolvimiento y comportamiento.

Si lo adoptaste cachorro, estas son algunas reglas esenciales para poder educar adecuadamente a tu can:

  • Mantén la constancia: aunque en numerosas oportunidades pueda costar que tu pequeño amigo cumpla tu indicación, debes ser siempre constante, de lo contrario, no aprenderá lo que deseabas enseñarle, y le darás un muy mal ejemplo.
  • Bríndale cariño incondicional: aunque no lo creas, los perros que más acatan órdenes no son los que sienten miedo a un castigo, sino los que se sienten más amados, por lo que es incondicional ser siempre amorosos con ellos.
  • Nunca cambies las reglas: en pocas palabras, todo lo que le dejes hacer cuando sea cachorro, debe ser lo mismo que le permitas cuando sea adulto.

Respétale y haz que te respete

border collie mirando

El respeto es algo fundamental que debes brindarle constantemente a tu canino, ya que como buena mascota y ser vivo, necesita saber que es alguien de mucha importancia para ti.

De igual forma, para tratar adecuada y responsablemente a tu pequeño compañero, es sumamente importante que te respete, debido a que de esa forma te reconocerá no solamente como su amigo y su dueño, sino también como su líder.

Para lograr todo esto, debes cumplir las siguientes recomendaciones:

  • No lo castigues bruscamente cuando se equivoque, ya que esto puede generar traumas irreparables
  • Debes marcar algunos límites, ya que si en tu casa cada miembro mantiene cierta disciplina tu canino también debe hacerlo, lo que lo hará sentir como uno más de la familia
  • Cuida su estado de ánimo y de salud
  • Comparte todo el tiempo que puedas a su lado

Recuerda siempre que lejos de ser un objeto inanimado, el perro es un fiel compañero al que debes tratar de la manera más digna posible, pues no se trata solamente de un miembro especial en tu vida y la de tu familia, sino de un ser vivo.