Un perro heroico salva la vida de una bebé abandonada: humanidad canina

Los perros son capaces de detectar olores a grandes distancias. Como veremos a continuación, esto puede llegar a salvar vidas.
Un perro heroico salva la vida de una bebé abandonada: humanidad canina
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 28 agosto, 2021

El vínculo entre los perros y los seres humanos no deja de sorprendernos. Con el fin de honrar la valiosa relación forjada entre ambas especies, en el siguiente espacio aprovechamos para recuperar una noticia que te sorprenderá: “un perro heroico salva la vida de una bebé abandonada en un vertedero”. Sin duda, la empatía y capacidad de acción de los caninos domésticos queda reflejada en acciones como esta.

Los cánidos llevan con nosotros desde hace más de 12 000 años, tiempo en el cual han aprendido a interpretar nuestros gestos, movimientos, olores e, incluso, procesos biológicos internos. Como verás en las siguientes líneas, su capacidad para conocernos como un libro abierto se puede utilizar para salvar vidas. No te lo pierdas.

La noticia

El 6 de junio del año 2013, el prestigioso periódico estadounidense Huffington Post hizo eco de la siguiente noticia, proveniente de Tailandia: “un perro salva la vida de un bebé abandonado en un vertedero“. En específico, el neonato se trataba de una niña, que había sido envuelta en una bolsa de plástico y tirada en una masa de basura en el tambon Sala Loi, distrito de Tha Rua.

Pui, un can macho de la raza Bangkaew tailandés, encontró la bolsa de plástico cerca de la carretera del vertedero en una de las incursiones fuera de su hogar. Atraído por el olor, la cogió delicadamente con su boca y se la llevó hasta su tutor, Gumnerd Thongmak. El cánido comenzó a ladrar en el patio de la casa hasta que llamó la atención de los humanos, que no tardaron en reaccionar.

Cuando la sobrina del dueño abrió la bolsa que tan insistentemente señalaba el perro con sus vocalizaciones, la sorpresa fue notoria: dentro de ella había una niña recién nacida. Inmediatamente, los tutores decidieron llevar al bebé al hospital. Al parecer, la niña había nacido antes de tiempo (a los 7 meses y medio) y presentaba un infrapeso marcado, y por ello, fue trasladada a un centro más especializado de forma inmediata.

Unos días después, el perro recibió un collar de cuero y una medalla honoraria del distrito por haber salvado la vida de la recién nacida. Además, el tutor fue beneficiado con 300 dólares, pues sin su rápida actuación y visita al hospital la supervivencia del bebé tampoco habría sido posible.

Uno de muchos casos

No es la primera vez que los perros muestran su empatía hacia los humanos de esta forma. Por ejemplo, también se han registrado múltiples noticias en las que cánidos acuden a buscar ayuda de otras personas cuando sus tutores colapsan por una emergencia médica.

Hay otros casos en los que las mascotas alertan a la familia cuando hay un incendio o un escape de gas, salvando varias vidas a la vez. Si sumamos estas acciones esporádica a los equipos caninos de búsqueda y rescate en situaciones límite, nos queda más que claro que le debemos mucho a los perros, incluso la propia vida.

Cientos de noticias muestran como los perros dan la vida, de forma literal, por su familia.

El impresionante sentido del olfato de los perros

Ahora que ya conoces la noticia, toca preguntarse cómo un perro salva la vida de un bebé en un escenario tan caótico como un vertedero. Para explicarlo desde un punto de vista biológico, tenemos que recurrir a su sentido más agudo: el olfato.

Es conocido que el sentido del olfato de los perros es hasta 1000 veces más agudo que el del ser humano. En su trufa, un cánido cuenta con unos 220 millones de receptores olfativos, mientras que nuestra especie presenta unos 5 millones. Además, se ayudan de su órgano vomeronasal para detectar la actividad hormonal del entorno, invisible a los sentidos humanos.

Gracias a ello, algunos cánidos pueden detectar aromas y seguirlos incansablemente, incluso 5 días después de su producción y a 20 kilómetros de distancia. Las fases de tracking de un perro se pueden resumir en los siguientes puntos:

  1. Fase de búsqueda: en este momento, el cánido está intentando encontrar el olor que le interesa. Olfateará de forma superficial de 10 a 20 veces entre cada inhalación de aire para localizar el rastro.
  2. Fase de decisión: cuando el perro encuentra el aroma de interés, se para en seco y empieza a moverse de forma mucho más lenta. El ratio de olfateo disminuye y el periodo dura de 3 a 5 segundos.
  3. Búsqueda: en este punto, el perro ya ha decidido qué camino seguir. Empieza a moverse rápido de nuevo y a olfatear con frenesí. Esta fase durará hasta que el animal encuentre el estímulo.

Gracias a esta increíble capacidad de seguir rastros, se entrenan cada año cientos de perros en el mundo para salvar vidas en accidentes masivos. De todas formas, como hemos expuesto, la mayoría de canidos poseen una capacidad innata para olfatear que pueden poner en práctica en los escenarios más inesperados.

Un perro heroico salva la vida de una bebé en un vertedero.

Esta noticia es una prueba más de que los perros nunca dejarán de sorprendernos. Son animales empáticos, capaces de entendernos y con un sentido del olfato que puede llegar a ser vital en muchos momentos: respetémoslos y démosles cariño, ya que pueden llegar a salvarnos la vida (de forma literal) en algún momento.

Te podría interesar...
Entrenamiento de perros guía: ¿cómo hacerlo?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Entrenamiento de perros guía: ¿cómo hacerlo?

El entrenamiento de perros guía comienza tras una estricta selección de individuos que deben dominar aspectos de personalidad y desempeño.