Tener un perro ayuda a tu corazón

Mariela Ibarra Piedrahita · 11 noviembre, 2015

Para muchos, salir a pasear con su perro es el mejor momento del día. Ya sea caminando por un parque, visitando un bosque o paseando por la playa, siempre hay un montón de diversión al lado de un can. Además, parece que también tener un perro ayuda a tu corazón, te explicamos por qué.

Los estudios que vinculan la tenencia de mascotas a una mejor salud física y mental han venido apareciendo desde hace décadas. Sin embargo, ninguno de estos estudios ofrece una prueba concluyente.

Aún así, expertos de la American Heart Association (AHA) han reunido información y el veredicto parece indicar que tener una mascota, un perro en particular, probablemente disminuye el riesgo de enfermedades del corazón.

Estadísticamente, las personas que tienen perros viven más que las personas que tienen gatos, y la hipótesis que plantean es que los perros obligan a sus cuidadores a llevar una vida más activa.

La evidencia revisada por la AHA indica que los dueños de perros son más propensos a hacer ejercicio, además de tener un mejor perfil de colesterol, presión arterial más baja, ser menos vulnerables a los efectos físicos del estrés y tener más probabilidades de sobrevivir a un ataque al corazón.

dieta corazon 2

Aunque esto podría ser al contrario, es posible que las personas sanas o aquellos que están haciendo alguna clase de cambios en su estilo de vida tienen más probabilidades de tener un perro que aquellos que padecen algún quebranto de salud.

El panel de la AHA no han descartado esta posibilidad. Se admitió que no se puede decir si el hecho de ser dueño de un perro hace que tengas un corazón más sano, o que sean las personas saludables las que busquen tener perros como animales de compañía.

El caso de los perros

Si se tratara sólo de compañerismo, tal vez los perros no ganarían a los gatos. Pero los datos sí muestran que los dueños de perros llevan una vida más activa que las personas que no poseen perros.

En un estudio realizado en 2008 a 2.199 personas se encontró que los que tenían un perro, solían caminar más y eran menos propensos a desarrollar enfermedades como la obesidad que aquellos que no poseían perros.

Sin embargo, también se presentaron muchos casos de paseadores de perros obesos o personas que se mantenían atentas a su estado físico sin necesidad de tener mascotas. Por lo tanto, la cantidad de actividad física resultó no ser determinante en la investigación.

En un estudio realizado en 2001 se observó a 48 personas con puestos de trabajo de presión y de alto estrés que acordaron adoptar un perro o un gato si le fuera solicitada. La mitad lo hizo, y seis meses más tarde los que adoptaron un perro o un gato tenían la presión arterial significativamente más baja cuando estaban estresados.

Conseguir un perro también parece ayudar, incluso si ya se tiene enfermedad del corazón. Un estudio realizado en 1995 siguió a 369 personas con enfermedad cardiovascular. Un año después, los que poseían un perro presentaron una tasa de supervivencia muy superior (cuatro veces) que aquellos que no tenían un perro. Los gatos, sin embargo, no mejoraron las probabilidades de supervivencia de sus propietarios.

ejercicio perro

¿Debo adoptar a un perro para ayudar a mi corazón?

Si la propiedad del perro es saludable para el corazón, ¿deben todas las personas que tienen problemas cardiacos tener un perro?

No. De acuerdo con el panel de la AHA, “el propósito principal de la adopción, rescate, o la compra de una mascota no debe ser lograr una reducción en el riesgo cardiovascular.

El mero hecho de tener un perro no es un sustituto para un plan de actividad física regular, comer una dieta saludable para el corazón, y para recibir atención médica regular. Dicho esto, los perros parecen ser buenos para el corazón de muchas maneras.

Principalmente, los perros apoyan en un aspecto que pareciera no ser relevante, la soledad. Esta no es una buena cosa, ya sea desde la perspectiva física o el punto de vista psicológico. Por lo tanto, si bien un médico no recetaría tener un perro para aliviar los problemas de corazón, tampoco desalentarían la adopción como una medida para mejorar dicha situación.