Un perrito triunfa como controlador aéreo en Estados Unidos

Luis Francisco · 29 febrero, 2016

Como todos saben, el perro es un ser increíblemente inteligente que puede desarrollarse en diferentes labores, sin embargo ser controlador aéreo ha sido uno de los trabajos que nadie esperaba verle adjudicado.

Resulta que para sorpresa de propios extraño, esta difícil labor la realiza un hermoso canino en los Estados Unidos, y lejos de no contar con buen rendimiento, este pequeño amigo de cuatro patas ha sido más que exitoso en su trabajo.

En este artículo hablaremos sobre su increíble historia, la cual demuestra la forma en la cual el mejor amigo del hombre también puede ser en algunas ocasiones su mejor empleado.

Un canino asombroso

El protagonista de este increíble hecho es Piper, un hermoso perro de raza Border Collie, el cual cuenta con siete años de edad y es el auténtico ídolo del aeropuerto Cherry Capital de la ciudad de Michigan, en el que trabaja como un eficiente controlador aéreo y de fauna.

Cuando la gente lo ve piensa que se debe tratar de una broma o de la grabación de una película de humor, ya que pareciera que él fuese el que va a pilotar los aviones al verlo vestido con gafas especiales para la protección de su vista y un casco para poder proteger sus orejas del fortísimo ruido.

Sin embargo, lejos de ser esto lo que realmente hace este hermoso canino, su trabajo en el aeropuerto consiste en perseguir a las aves y a cualquier otro animal pequeño que se encuentre en la trayectoria de vuelo de los artefactos que llegan y abandonan la pista, por lo que él es uno de los que aseguran que no ocurra nada grave en los despegues.

Un controlador aéreo eficiente

Según comentan quienes conviven con él, Piper es un auténtico trabajador que se dedica a realizar siempre una buena labor para recibir el cariño y los premios de sus jefes, a los cuales quiere mucho y los respeta como si fueran sus familiares de toda la vida.

Así mismo, es importante señalar que este hermoso canino fue muy buen entrenado por parte de miembros del aeropuerto para poder desarrollar su trabajo en dicho lugar, haciendo fuerte énfasis en su obediencia en el control sin correa, ya que como resulta obvio, para lo que hace Piper es necesario tener mucho control sobre sí mismo.

De igual forma, además de controlar la vida silvestre del lugar, este can es un gran controlador aéreo que sabe como pocos vigilar el perímetro de la zona, determinando de manera impresionante la presencia de agujeros en las vallas, lo cual puede ser algo muy peligroso en los aeropuertos.

Lo que resulta más impactante, y tal vez esta sea la razón de su impresionante rendimiento, es que según quienes trabajan con él, Piper es un auténtico workaholic, hecho que se manifiesta en los mil kilómetros que lleva ya recorridos con su eficiente trabajo de vigilancia.

Descanso merecido

Al igual que un ser humano, este compañerito de cuatro patas es de los que si bien pueden trabajar incansablemente, necesitan un buen descanso para recuperar las energías que por mucho que no las siente, suele perder con tantas horas de labor sin parar.

Sin embargo, Piper se ha visto renuente a esto, ya que aún cuando sea un trabajo, él se divierte como pocos haciendo lo que hace y recibiendo el cariño de todas las personas del aeropuerto, por lo que se trata de un ser enamorado de labor.

Desafortunademente para sus incansables ganas, este perrito ha tenido que tomarse su descanso tras romperse una de sus patitas mientras perseguía a una lechuza blanca en la pista de aterrizaje, la cual es una de sus presas favoritas.

Según comentó uno de sus entrenadores e el aeropuerto, Piper podrá volver a sus labores dentro de muy poco tiempo, ya que la recuperación va mejor de lo esperado, por lo que se espera que este increíble controlador aéreo y de fauna esté con sus compañeros mucho más pronto que tarde.

Sin lugar a dudas, la inteligencia y capacidad de los caninos es algo que va mucho más allá de lo que cualquier persona pueda imaginar.

Esto último resulta tan indiscutible que hay quienes aseguran que en vez de robots, los humanos podrían en un futuro utilizar a canes para ciertas tareas.

Fuente de la imagen: www.lavanguardia.com