Loading...
 

Una perrita paralítica se arrastra por millas buscando ayuda

Poppy es un ejemplo de vida no solo para otros animales, sino también para los humanos. Su fortaleza la llevó lejos, conoce su historia.

Escrito por Genesis Romero

Última actualización: 25 noviembre, 2021

Cada día se dan a conocer nuevas historias que demuestran la inteligencia de los animales. Además de tener un corazón gigante, son capaces de comunicarse y de sobrevivir gracias a su instinto y a su sabiduría. Ese fue el caso de Poppy,  una perrita paralítica que se arrastró por millas en busca de ayuda.

Tras ser descubierta por un grupo de personas, causó gran sorpresa y conmoción. Te invitamos a conocer con detalles lo ocurrido, por qué se robó el corazón de quienes la encontraron y cuál es su situación actual.

Poppy, una perrita fuerte

Se cree que Poppy fue pateada y maltratada por alguna persona sin sensibilidad, pues tiene una lesión muy delicada en la columna vertebral. Sumado a esto, perdió la movilidad en las patas traseras, mismo motivo por el que causó conmoción cuando se acercó a un grupo de personas para pedir ayuda, aun cuando no podía caminar.

Poppy se habría arrastrado por una distancia desconocida hasta un campamento de investigación de elefantes ubicado en el norte de la región de Okavango, Botswana. Allí se encontraban los trabajadores del lugar. Amanda Stronza fue quien la recibió inicialmente y emocionarse fue inevitable al verla.

“Ella llegó arrastrándose, literalmente arrastrándose, porque sus patas traseras estaban completamente inmovilizadas”, comentó Amanda sobre el momento de la llegada de la perrita al campamento. Fue así como junto a sus compañeros decidieron brindarle refugio.

Impactados por su fortaleza, este grupo de personas hizo lo posible por protegerla y darle los cuidados que necesitaba. En este sentido, viajaron hasta la clínica veterinaria más cercana, a 8 horas del sitio, para atenderla adecuadamente.

De esta manera, se enteraron de que Poppy solo tenía 7 meses de vida y que probablemente había sido víctima de un accidente. Su caso resultó totalmente inquietante, pues se encontraba en un sitio muy lejano y en donde principalmente hay animales salvajes.

“Nuestro campamento está en una región remota, no está lleno solamente de elefantes, sino también de leones, hienas y otros depredadores. Ella de alguna manera había llegado a nosotros, descarnada y empapada por la lluvia”
-Amanda Stronza-.

La increíble trayectoria de Poppy

Tras ser atendida por un veterinario y descubrir su lesión en la columna, se supo que su situación podría mejorar con una cirugía. No obstante, sus condiciones de salud no estaban dadas para someterla a una intervención quirúrgica.

Por este motivo, sus rescatistas comenzaron a trabajar para ayudarla a recuperarse. Por una parte, le brindaron una alimentación adecuada, agua y medicinas. Asimismo, se enfocaron en hacerle las terapias y poner en práctica los ejercicios de rehabilitación para fortalecer sus patas traseras.

Cuando Amanda y sus compañeros se dedicaron a cuidarla, comenzaron a ver una gran mejora y encontraron una gran diferencia de la desesperante situación que vivía cuando se paró por primera vez frente a sus ojos.

Luego de crear una campaña de GoFoundMe para atender las necesidades de Poppy, recaudaron casi 11 mil dólares. Con esta gran ayuda continuaron brindándole las atenciones adecuadas y lograron fortalecer sus músculos a tal punto que ahora se puede parar sobre sus cuatro patas.

Con ayuda de una silla de ruedas, puede correr y desplazarse con tranquilidad, incluso sin mostrar rastros de dolor. Pero los cambios positivos para Poppy no terminan en esta parte de la historia, pues finalmente encontró un hogar.

Luego de un largo recorrido por una zona lejana y lograr ser atendida como lo merece, fue adoptada por una familia en Washington, DC, en Estados Unidos. MaryBeth Hastings es el nombre de su nueva madre adoptiva, quien le abrió las puertas de su casa y de su corazón para brindarle una buena calidad de vida.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
Más de 24 horas esperando ayuda para su amigo atropellado

Cada historia que se da a conocer nos confirma que los perros son seres gregarios, que conectan con su entorno y que tienen un corazón noble.



  • de Santiago, L. (2013). El maltrato animal desde un punto de vista criminológico. Derecho y cambio social, 10(33), 19.
  • Fundación Affinity (2017). Estudio: Él nunca lo haría. Perros y gatos abandonados, adoptados y perdidos en España. Recuperado el 17 de septiembre de 2021, de: https://www.fundacion-affinity.org/sites/default/files/infografia-estudio-de-abandono-y-adopcion-2018.pdf
  • Verdú Ruiz, I. (2018). Diseño de un producto de ortopedia en plástico para animales discapacitados: silla de ruedas para perros (Doctoral dissertation, Universitat Politècnica de València).