Perrita finalmente es adoptada, después de esperar más de 7 años por una familia

Luego de ver como los demás perritos encontraban un hogar, una perrita perdió las esperanzas tras pasar 7 años en un refugio animal.
Perrita finalmente es adoptada, después de esperar más de 7 años por una familia

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 08 abril, 2022

En cada refugio animal se encuentran cientos de perritos a la espera de un hogar que los ame. Pero estos perritos permanecen en una carrera contra el tiempo, ya que las familias usualmente los prefieren cachorritos. 

Esta es la historia de Ginger, una mezcla de labrador retriever que llegó cachorrita al Refugio de Animales Dogwood, en Lake of the Ozarks en Osage Beach, Missouri, Estados Unidos. Ginger, al igual que sus compañeros, se emocionaba con cada visita pues sabía que eso significaba que al fin ella o alguno de sus hermanitos podrían ser adoptados. 

Los cuidadores sabían que con cada año que pasaba, las probabilidades de adopción de Ginger se veían reducidas. La perrita simplemente perdió las esperanzas y envejeció dentro del refugio, sin vivir la vida plena que sabía que podía lograr.

Luego de 7 años viviendo en el refugio, la mirada de Ginger tras su jaula se veía simplemente desoladora. Es por eso que al refugio se le ocurrió una grandiosa idea para ayudarle a conseguir la familia que tanto había esperado.

Una foto que tocó miles de corazones

El refugio decidió tomar una fotografía de Ginger en su jaula con un cartel contando su historia para luego ser compartida a través de las redes sociales. 

“¡Hola! ¡Soy Ginger! He estado esperando aquí durante 7 años, 9 meses, 2 semanas y 2 días. Soy una buena chica, ¡Lo prometo! Solo necesito una segunda oportunidad.” Dice el cartel en la fotografía que rápidamente se volvió viral.

Todo el mundo quedó realmente conmovido con la historia de Ginger y con su triste mirada. Llegaron cientos de propuestas de personas con la esperanza de ganarse el corazón de esta perrita tan noble, hasta que por fin, Ginger fue adoptada por una mujer en el 2020.

Su dueña la ama tanto y sabe que todos queremos seguir sabiendo de ella, por lo que le creó su propia cuenta de Instagram para compartir su nueva vida llena de amor y felicidad.  

Adoptar es uno de los actos de amor más grandes que podemos hacer por estas criaturas tan especiales. Sin importar su raza o edad, ellas estarán dispuestas a brindarte todo el amor y la lealtad que pueden. Por eso es tan importante que nos fijemos en los perritos que más nos necesitan para darles una segunda oportunidad. 

¡Felicidades Ginger! 


Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.