Pekinés: todo lo que tienes que saber sobre esta raza

Inés · 27 mayo, 2015

El perro pekinés es una de las razas de perro más antiguas que se conocen. Es un perro inteligente, valiente y que todavía hoy en día es considerado un perro de la realeza. Si quieres saber más acerca de él, a continuación:

El perro pekinés es una antigua raza canina de compañía procedente de China. Su historia se remonta a la de la corte imperial de Pekín. Se cree que su origen está en el cruce entre el Pai (perro de compañía de los emperadores chinos) y el Terrier de Lasa. Comúnmente era conocido como el “perro león”, por su abundante y brillante pelaje y su importancia era tal para la familia imperial que su robo estaba castigado con la pena de muerte.

Estos pequeños perros de nariz achatada fueron considerados animales sagrados y constituían una parte importante de la realeza asiática. Su carácter reservado, independiente y algo arrogante hace pensar que, todavía a día de hoy, se sientan así.

Características físicas del pekinés

El perro pekinés (o pequinés) es un perro pequeño y robusto. Su cabeza es bastante grande en relación con su cuerpo y sus ojos son redondos y muy negros. Tiene el hocico levemente arrugado y achatado y el pelo largo, con una subcapa densa y poblada, por lo que requiere cuidados específicos.

El Pekinés es una raza de perro que originariamente era considerada como una raza sagrada.

Los pekineses pueden ser de muchos colores, todos ellos reconocidos en el estándar general de la raza. Tienen una cola igualmente repleta de pelos y, en comparación con su tamaño, bastante larga, aunque su forma enroscada la haga parecer más pequeña.

Este can mide unos 25 cm y pesa alrededor de unos 5 kg. Las hembras, al contrario a lo que suele ocurrir, pueden ser algo más grandes y pesadas que los machos. El pekinés es un excelente guardián. Aunque no ladre en exceso, produce sonidos cuando se percata de la presencia de extraños. Esta raza adora la comodidad del hogar y, aunque requiere de ejercicio diario, un par de vueltas por el parque le servirán para estar en forma y mantener un perfecto tono muscular.

Carácter y temperamento

Se trata de un perro muy seguro, valiente y afectuoso. No obstante, si ve invadido su territorio, no dudará en imponerse y atacar de inmediato incluso a un perro que le duplique o triplique el tamaño, sea de la raza sea.

El pekinés es un perro muy independiente. No le gusta que lo asfixien con excesivos mimos, aunque alguna caricia que otra no le molesta. Con los desconocidos es muy común que se muestre indiferente, pero con sus dueños será siempre cariñoso. Es un excelente compañero y, además, se adapta perfectamente a los espacios pequeños.

El pekinés es una de las razas de perros más antiguas que se conocen.

Tiene siempre una expresión alerta y se mueve con gran dignidad y señorío. Con respecto a su nivel de inteligencia, el pekinés ocupa el puesto 73 en la clasificación del doctor Stanley Coren y su estudio sobre la inteligencia de los perros.

Salud y cuidados

Debemos saber que, a pesar de que el pekinés no es un perro propenso a sufrir enfermedades caninas hereditarias, hay una serie de enfermedades que pueden afectarle con más fe

  • Paladar elongado
  • Narinas estenóticas
  • Luxación de rótula
  • Distiquiasis
  • Triquiasis
  • Dermatitis
  • Heridas en los ojos
  • Problemas respiratorios
  • Lesiones de espalda

Aunque no precisa de una actividad física dura y estricta, es necesario que siga una dieta adecuada para ayudarle a prevenir la obesidad. Para ello, es importante proporcionarle una alimentación rica en proteínas y baja en grasas. De esta manera, también estaremos contribuyendo a que su pelaje se vea más cuidado y sano. Además, debido a su larga longitud, es importante peinarlo y cepillarlo constantemente para que no se le formen nudos y bolas de pelo cercanas a la piel.

Aunque este perro procedente de China sea muy independiente y poco activo, no debemos pasar por alto que, como casi a todos los perros, a estos canes no les gusta estar solos durante períodos largos de tiempo. Así que si lo que quieres es una mascota a la que poder dedicar todo tu tiempo y que te coja cariño rápido, no te lo pienses, el Pekinés es tu mejor opción.