Nombres más comunes de los perros

Francisco María García · 19 diciembre, 2015

Elegir un nombre para nuestra mascota es una labor divertida. Sin embargo, hay una serie de pautas o consejos que deberíamos tener en cuenta a la hora de la elección. En principio, tiene que ser un nombre el cual el cachorro se aprenda pronto y pueda recordarlo con facilidad, de nada valen los nombres largos, o difíciles de pronunciar.

Como ejemplos, entre las estadísticas de los últimos años se repiten algunos nombres, como es el caso de Bella, Bambi, Daisy, Kiara, los hay de todos tipos. Es cuestión de echar imaginación, o también funciona el observar a nuestros amigos los canes, y resaltar con el nombre alguna característica peculiar que tengan.

Si queremos mucho a nuestro cachorro, tenemos que considerar que el nombre que le pongamos lo tendrá seguramente toda su vida, con lo que es preciso tomar el asunto un poco en serio y no llamar al perrito de la primera forma que se nos ocurra.

Aunque hay razas más “inteligentes” que otras, todos los perros perciben la realidad que les rodea, tienen necesidades físicas, psicológicas y sentimientos de todo tipo. Por ello, es importante que tengan un nombre propio, particular, que lo diferencie y distinga cuando esté con otros de su especie. Él sabrá que lo llamamos sólo a él, que esos sonidos de pronunciar su nombre le pertenecen.

No cambies el nombre

perros en el frio

Lógicamente, una de las pautas es que el nombre que elijamos no lo cambiemos con el tiempo, porque esto puede producir mucha confusión en el animal. Además, la pronunciación del nombre debe sonar de una forma contundente y clara. Si usamos nombres que resulten parecidos a algunas de las órdenes principales, como “ven”, “corre”, “arriba!”, esto también le provocará confusión.

En lo que respecta a los nombres de perros famosos, es una buena opción para muchas personas. Los ejemplos son muy variados: desde Rex, el perro policía, el conocido Pluto, pasando con la perrita collie Lassie, o Pongo, de la película de 101 dálmatas, además de Beethoven, el enorme San Bernardo que nos ha mostrado el cine, o Dama y Golfo, de la película “La Dama y el vagabundo”.

Como decíamos antes, si observamos las peculiaridades de nuestro amigo, también podemos asociarlas a algún nombre conocido, famoso o que nos sugiera muchas sensaciones.

Consejos

  • Hay perros de gran tamaño y pelaje que pueden recordarnos divinidades nórdicas y vikingas. Si usamos la mitología y además recordamos lo que el cine nos ha mostrado, podemos usar nombres como Thor y Odín.
  • Hay animales que desprenden grandeza en su mirada, y tienen un porte elegante al andar, podríamos decir que de realeza. En esos casos, nombres como Zar, Káiser, o Rey, encajarían a la perfección.
  • Si somos amantes de la belleza más clásica, nombres como Adonis y Pretty, o simplemente Bella o Linda, distinguirá a nuestro perro como el más hermoso.
  • ¿Crees que tu mascota tiene “habilidades” para el canto? Puedes elegir estos nombres para tu perro cantor, como Sinatra, Elvis, o Madonna.
  • Está muy de moda este mes, por su inminente estreno en el cine, la última entrega de la saga Star Wars. Si eres un auténtico seguidor de estas películas, disfrutarás llamando Obi-Wan a tu perro, o Luke, o Darth-Vader, Amidala si es una hembra.
  • Si tu perrito tiene una valentía especial y es osado y atrevido, tienes que decantarte por nombres de héroes de la mitología, como es el caso de Aquiles, Helena, Héctor, Ulises, o Eneas.
  • Si has adquirido una raza oriental o japonesa, hay muchas ideas, sacadas de dibujos animados, del cine y del mundo de la animación en general, como son Goku, Akira, Sayuri, Hiroki, etc.

Razas concretas

Autor: Ritmó
Autor: Ritmó

Otra idea es acudir a nombres que se suelen asociar a razas concretas:

  • Para pastores alemanes de gran tamaño Rex es un nombre ideal, además de Tierra, Zar o India.
  • En el caso de chihuahuas, Anita y Cloe son muy usados.
  • Si se trata de perros de razas de la nieve, como el Husky o el Samoyedo, hay nombres muy apropiados, como Cielo, o Trueno.

Lo ideal, en cualquier caso, es que el nombre elegido nos resulte muy especial.