¿Los murciélagos son ciegos?

Los murciélagos son especies fundamentales para nuestro ecosistema. Cumplen funciones que muchas veces desconocemos, debido a todos los mitos que se han creado entorno a ellos. Que son ciegos es uno de esos mitos.
¿Los murciélagos son ciegos?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 30 Mayo, 2021.

Escrito por Manuela Herrera Montoya, 31 Mayo, 2021

Última actualización: 31 Mayo, 2021

Se cree que los murciélagos son ciegos o que no tienen buena visión. Este mito está fundamentado en su aspecto físico, ya que muchos de ellos tienen ojos pequeños, y además, utilizan la ecolocalización para guiarse. 

Más allá de creencias, es necesario señalar que portar buenos oídos no conlleva tener mala visión. Es verdad que algunos de los sentidos de los murciélagos predominan sobre la vista, pero esto varía en cada especie. Si eres una de las personas que cree o ha escuchado que los murciélagos son ciegos, te invitamos a conocer más sobre ellos en este artículo.

Los murciélagos son ciegos y otros mitos

Existen más de 1100 especies de murciélagos (Chiroptera), cada una con características diferentes. Hay murciélagos sociales y otros que prefieren la soledad, algunos son orejones, otros tienen la lengua tan larga como su cuerpo, unos son blancos y otros negros o con rayas. Representan el 20 % de todos los mamíferos vivientes, así que tal diversidad es esperable.

Aparte del mito que sostiene que los murciélagos son ciegos, existen otros que no son ciertos, como que son animales que traen mala suerte, que son ratones con alas, que forman parte del grupo de las aves o —mucho peor— que son plagas. Los murciélagos están envueltos en un halo de confusión en la cultura, pues hasta la concepción del chupasangre representa a una minoría de este grupo.

Cuenta la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá que los murciélagos han sido protagonistas en diferentes sociedades desde tiempos ancestrales. En la cultura zapoteca mexicana este mamífero alado es el dios de la fertilidad, en la maya representa los sacrificios y en la azteca se asocia a la muerte.

Otras culturas vinculan al murciélago a la noche, a los vampiros, al inframundo y a la muerte. Todo esto demuestra la falta de conocimiento acerca de sus virtudes y del importante papel de estos mamíferos en el bienestar de los ecosistemas. Cerca del 70 % de las especies son insectívoras y casi todo el resto se alimentan de frutas.

La importancia de los murciélagos

La apariencia de los murciélagos se asemeja a la de los roedores ‘alados’ —con patagios—, como las ardillas voladoras. De todas formas, ambos animales tienen estructuras anatómicas diferentes y una historia evolutiva muy distinta, según estudios del Instituto Humboldt.

Estos mamíferos pueden vivir hasta 44 años, pertenecen al orden Chiroptera, el segundo taxón más abundante de mamíferos del mundo. La palabra quiróptero proviene del griego y significa ‘mano ala’, pues según cuentan expertos, los murciélagos son capaces de volar gracias a sus manos modificadas. 

Algunos murciélagos se alimentan de frutos, dispersando las semillas que regeneran los bosques y áreas maltratadas. Otros basan su dieta en insectos, por lo que controlan las plagas de los cultivos, favorecen las industrias del algodón, maíz, fríjol y arroz y disminuyen la población de plagas, como el dengue o la malaria.

También existen murciélagos que se alimentan del néctar de las flores, lo cual da pie para la polinización de muchas plantas. Algunos son carnívoros, pero de 1421 especies descritas a día de hoy, solo existen 3 que se alimentan de sangre. 

¿Los murciélagos son ciegos?

¿Los murciélagos son ciegos?

Se cree que los murciélagos no pueden ver o que su capacidad visual es muy pobre. Es verdad que los murciélagos tienen ojos pequeños y en algunas especies no están bien desarrollados, pero no son ciegos e incluso algunos ver bastante bien.

La Fundación Con Vida dice que los murciélagos que se alimentan de insectos cuentan con oídos avanzados y con un sistema de sonidos, llamado ecolocalización. Este sirve para complementar su visión y les permite estar activos en la noche sin ningún problema.

Además, que estos mamíferos tengan buenos oídos no quiere decir que sean ciegos, pues además son más sensibles para localizar objetos. De esta manera, pueden desplazarse con facilidad en el bosque o en áreas abiertas y localizar su alimento con precisión. 

La ecolocalización es un sistema de ubicación similar a un radar. Estos animales emiten unos sonidos característicos, que rebotan en los objetos y regresan en forma de eco a sus oídos y a su sistema nervioso, para procesar la información. 

Su visión varía

La revista científica Molecular Biology and Evolution cuenta que los murciélagos poseen algunas de las adaptaciones más singulares y peculiares observadas entre los mamíferos, lo cual los convierte en excelentes modelos para estudiar la evolución de la percepción sensorial.

Son animales nocturnos exitosos, los únicos mamíferos que realmente pueden volar y los únicos del grupo que utilizan la ecolocalización para cazar, evitar obstáculos y orientarse en condiciones de poca luz. 

Esta capacidad auditiva única muestra una gran variación entre las 21 familias de murciélagos ecolocalizadores. Se ha argumentado que estas especies han desarrollado este sentido acústico a expensas de sus otros sentidos, como la visión, dado el tamaño típicamente pequeño de los ojos de un murciélago ecolocalizador.

De todas formas, esto no es así en todos los casos. Por ejemplo, la familia de murciélagos Pteropodidae no usa la ecolocalización laríngea, ya que tiene unos ojos grandes y sensibles, especializados para la visión nocturna. 

La vista de los murciélagos se ajusta a las condiciones de poca luz, como las que se presentan durante el amanecer y el anochecer. Si bien algunos pueden no tener una visión de los colores tan buena como los humanos, su vista general puede ser mejor que la nuestra durante el amanecer y el anochecer, según expertos

A las personas con mala visión se les suele llamar «ciegos como un murciélago», pero la expresión es inapropiada, pues los murciélagos pueden llegar a ver bastante bien, con una agudeza que varía de una especie a otra. Esta frase tal vez se originó por el hecho de que los murciélagos tienen patrones de vuelo rápidos y erráticos, que se asemejan a una persona dando traspiés. 

No son ciegos, pero algunos no pueden ver a color

Los murciélagos son famosos por usar su audición para explorar sus entornos, sin embargo, pocas personas conocen que estos mamíferos voladores tienen buena visión tanto nocturna como diurna.

Algunos murciélagos pueden incluso ver en color, gracias a 2 proteínas sensibles a la luz presentes en la parte posterior de sus ojos. Sin embargo –cuenta la organización eLifea muchas especies de murciélagos les falta una de estas proteínas y no pueden distinguir ningún color. 

Un murciélago pescador.

Los murciélagos son especies maravillosas y sorprendentes, llenas de mitos y de asociaciones inventadas por los humanos. Respetarlos, así como a todos los animales, es fundamental para conservar el equilibrio del ecosistema.

Te podría interesar...
¿Son los murciélagos reservorios del coronavirus?
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
¿Son los murciélagos reservorios del coronavirus?

Los murciélagos son mamíferos alados que presentan altas cargas víricas en comparación con otros órdenes. Son transmisores eficaces de enfermedades.



  • Baird, C. (2013, 9 abril).
  • Science Questions with Surprising Answers.
  • eek! (s. f.).
  • . Environmental Education for Kid. Recuperado 29 de mayo de 2021, de
  • Fog, L., & Guzmán, J. (2021, 12 abril).
  • . Revista Pesquisa Javeriana.
  • García, L. (s. f.).
  • . Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt. Recuperado 27 de mayo de 2021, de
  • García, L. (2020, 8 abril).
  • . Fundación Con Vida.
  • . (2019, 15 enero). ELife.
  • Simões, B. F., Foley, N. M., Hughes, G. M., Zhao, H., Zhang, S., Rossiter, S. J., & Teeling, E. C. (2019). As Blind as a Bat? Opsin Phylogenetics Illuminates the Evolution of Color Vision in Bats. 
  • (1), 54–68.