Multas por no recoger las heces en Madrid

2 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
La falta de recogida de las heces de nuestras mascotas durante sus paseos diarios pueden ocasionar problemas importantes de salud pública. Además, será necesario hacer frente a denuncias y sanciones

En Madrid, así como en muchas otras ciudades de España y Europa, recoger las heces de tu perro en vías públicas es obligatorio. El incumplimiento de esta responsabilidad social como dueño puede conllevar a significativas sanciones económicas al propietario del animal.

Las multas y otras medidas punitorias tratan, por un lado, de incentivar la tenencia responsable de mascotas y evitar la proliferación de agentes patógenos. Por otra parte, recuerdan a los ciudadanos sobre sus responsabilidades sociales como miembros de una comunidad.

A continuación, repasaremos cuáles son las multas aplicables a los dueños de mascotas en Madrid, en especial las sanciones por no recoger las heces en vía pública.

Sanciones económicas por no recoger las heces de tu perro en Madrid

Aún no existe una legislación única a nivel nacional que determine los valores y condiciones aplicables a las multas por no recoger las heces de perro en las vías públicas españolas. De esta forma, cada municipio tiene la libertad de establecer sus propias ordenanzas a este respecto y fijar el valor más adecuado para las multas.

En la ciudad de Madrid, estas sanciones son reguladas por la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y de Gestión de Residuos. Este texto prevé multas de 751 a 1500 euros por la no recogida de heces de perros en vías públicas. Así mismo, dicha ordenanza contempla sanciones más elevadas para los casos de reiteración.

A nivel nacional, los valores de las multas varían significativamente en los diferentes ayuntamientos. Mientras en Barakaldo las sanciones pueden alcanzar los 3000 euros, en Alicante difícilmente superan los 200 euros. Y en la propia Comunidad de Madrid  las multas son muy dispares, como en el caso de Alcobendas que ‘solo’ cobra 60 euros por el abandono de heces.

Recoger excrementos del perro

Prestaciones ambientales: una sanción alternativa a las multas

Las cifras difundidas por la Comunidad de Madrid revelan que más de 1100 propietarios han sustituido el pago de multas por el cumplimiento de prestaciones ambientales. Esta opción está disponible para las sanciones aplicables a cargos como no recoger las heces, hacer grafitis u orinar en la vía pública.

La alternativa de limpieza urbana tutelada intenta fomentar la conciencia respecto a la responsabilidad cívica de cada ciudadano en la gestión de residuos, así como promover comportamientos proactivos en la población que prevenga la degradación de espacios públicos, que genera gastos muy elevados al gobierno, y la diseminación de enfermedades.

Considerando el éxito de dicha iniciativa, desde la Comunidad de Madrid se han aprobado gastos plurianuales de más de 650 000 euros orientados al tutelaje y seguimiento de las prestaciones ambientales sustitutivas. El objetivo es seguir apostando en la concienciación de los infractores para mejorar la calidad de vida de la población y el estado de preservación de las ciudades.

Los peligros de no recoger las heces de los perros en vías públicas

Más allá de tener que cumplir con sanciones económicas o prestaciones ambientales sustitutivas, el mal hábito de no recoger las heces de los perros puede contribuir a la proliferación de microorganismos patógenos y el surgimiento de problemas de salud pública.

Tratar diarrea en perros: alimentación

Según esta detallada investigación encabezada por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), las heces caninas no recogidas de los parques y espacios rurales pueden contaminar el agua subterránea. Gracias a  la acción de las lluvias, las heces se disuelven y logran penetrar en el subsuelo, lo que contamina los acuíferos subterráneos.

Los estudiosos han logrado desarrollar un sistema que, a través de marcadores genéticos, permite identificar el origen y la procedencia de las bacterias encontradas en las aguas subterráneas. De esta manera, han podido confirmar la presencia de residuos orgánicos de heces caninas en los acuíferos del subsuelo.

Por otro lado, las heces de los perros suelen atraer a insectos, en especial moscas, que pueden actuar como vectores de numerosas enfermedades; además de contener bacterias posiblemente patógenas y resistentes a los antibióticos que pueden contaminar el suelo y alcanzar al organismo de animales y niños que juegan en los parques y espacios públicos.

Así mismo, la caca abandonada puede provocar accidentes en las zonas urbanas, principalmente para los adultos mayores y los niños. Y no debemos olvidar que recoger las heces de nuestros perros es también un acto de respecto hacia nuestros semejantes, lo que resulta esencial para la vida en sociedad.

  • pubs.acs.org. Identificación perros. Extraído de: https://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/es502637b?forwardService=showFullText&tokenAccess=presspac&tokenDomain=presspac&journalCode=esthag
  • PAULA SÁNCHEZ, SILVINA RASO, CLAUDIA TORRECILLAS. 2003. Contaminación biológica por heces caninas. Extraído de: https://scielo.conicyt.cl/pdf/parasitol/v58n3-4/art08.pdf
  • Veterinaria.org. Contaminación por heces caninas en las calles. Extraído de: http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n060612/061211.pdf