Mujer no deja de alimentar animales sin hogar a pesar de tener escasos recursos

La mujer que no deja de alimentar animales sin hogar tiene un refugio con los rescatados.
Mujer no deja de alimentar animales sin hogar a pesar de tener escasos recursos

Última actualización: 22 abril, 2022

Una mujer de Filipinas no deja de alimentar animales sin hogar, pese a que sus ingresos económicos no son los más altos. En este país abundan los animales en situación de calle.

Ellos van de un lado para el otro en busca de abrigo, alimento y un poco de amor. Sin embargo, la mayoría de las veces encuentran malos tratos, golpes y desprecio. Por ello, el trabajo de esta persona es más que loable.

Sigue leyendo porque te contaremos todos los detalles en este artículo.

Así es la mujer que no deja de alimentar animales sin hogar

La mujer se llama Maureen y se dedica a alimentar peludos sin hogar.
La mujer se llama Maureen y se dedica a alimentar peludos sin hogar.

Maureen Claro es el nombre de la mujer que no deja de alimentar animales sin hogar, pese a no tener los recursos suficientes. Esto llama muchísimo la atención porque, en medio de sus carencias, ella no desampara a estos seres vivos.

Ella se dedica a darles alimentos a perros y gatos que encuentra en las calles cada día. Es increíble que sean tantos los peludos que viven en situación de abandono. Por ello, la mujer inventa diferentes actividades para abarcar a más peludos.

En busca de compartir las experiencias de los diferentes seres que se encuentra en sus travesías, ella publica sus historias de vida en Facebook. Esto ha hecho que más personas se sumen a su iniciativa y donen alimento y recursos para ampliar su cobertura.

“Han sido 3 años que he estado alimentándolos. Al principio, solo estaba usaba mi propio dinero, luego fueron tantos hasta el punto que ya no alcanzaba mi presupuesto. Pensé en publicarlo en Facebook y vi que la gente comenzó a donar dinero para comida para perros y comida para gatos. En realidad, incluso rescaté a algunos de ellos. Los que estaban en condiciones severas fueron llevados a un refugio, en el Santuario Fortress of Hope“, comentó la mujer.

Maureen ahora tiene un refugio para sus rescatados

Gracias a la ayuda que recibe día a día de sus donantes, Maureen logró dar un paso más grande en su labor. Terminó creando un refugio para rescatar a los animales que iba encontrando en sus recorridos.

No obstante, hay que decir que no ha sido fácil. En una ocasión, ella alquiló un piso para sus peludos, pero fue desalojada cuando los vecinos se empezaron a quejar por el ruido que hacían. Después de esto, un hombre de negocios le permitió usar una propiedad suya, pero era algo temporal.

Inicialmente, ella llevó solo a cuatro perros a su casa, pero estos se convirtieron rápidamente en 100, incluidos varios gatos.

La mujer que no deja de alimentar a los callejeros, promueve su adopción

Esta mujer no deja de alimentar animales gracias a las donaciones que hacen las personas.
Esta mujer no deja de alimentar animales gracias a las donaciones que hacen las personas.

Además de no que no deja de alimentar y salvar a los animales callejeros de Filipinas, esta mujer promueve su adopción. Cuando encuentra a los peludos en situaciones muy vulnerables, los rescata y cuida. Cuando están listos para ser adoptados, ella publica sus historias e invita a sus seguidores a darles un nuevo hogar para siempre.

En sus cuentas, también habla de la importancia de que las nuevas generaciones aprendan a cuidar de los peludos y digan con su labor. “Quiero educar y animar a los jóvenes a cuidar de estos animales“, comenta la mujer.

Desde esta orilla del mundo, nos alegra que existan personas como Maureen que, además de ayudar, educa a otros para seguir un legado de amor por los más vulnerables.

Te podría interesar...
Echan a la fuerza a perrita de su casa por el hecho de estar enferma, agacha su cabeza avergonzado
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Echan a la fuerza a perrita de su casa por el hecho de estar enferma, agacha su cabeza avergonzado

Una perrita enferma fue dejada a la deriva, pero pudo ser rescatada a tiempo y hoy disfruta de unos días llenos de felicidad.