Muere yegua rescatada de un criadero, sus últimos días recibió mucho amor

Tras una vida de maltratos y explotación, esta yegua anciana logró pasar sus últimos años rodeada de amor y cuidados.
Muere yegua rescatada de un criadero, sus últimos días recibió mucho amor

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 24 julio, 2022

Sabemos que los animales son también seres vivos que, al igual que nosotros los humanos, forman parte de este ecosistema en el planeta tierra. Podemos incluso, gracias a la empatía y al amor, desarrollar conexiones profundas sin importar la raza o especie de origen. Es así como tenemos miles de historias de amor con nuestros fieles compañeros. 

Los animales son seres mucho más puros que no poseen maldad en sus intenciones. La mayoría de ellos son capaces de amar y perdonar de una forma tan bella que deberíamos sentarnos y aprender de ellos. Pero, lamentablemente, muchas personas no ven a los animales de la misma manera. 

Algunas personas solo tienen una visión mercantilista de los animales y los usan en función de la ganancia que les podría generar. Es así como se comenten actos crueles de maltrato con tal de obligar a los animalitos a conseguir algún fin. La explotación por la cría de animales, la carga pesada, y muchas otras tareas son tan solo algunos escenarios a los que estos seres son expuestos en pésimas condiciones de cuidados.

Estos animales terminan por llevar una vida llena de torturas y muchos de ellos mueren a causa de las enfermedades causadas por su abandono. Es por eso que, cuando lograron rescatar a una pobre yegua de las manos de su cruel dueño, sabían que las huellas de maltrato habían quedado grabadas en su corazón. 

Paz, la yegua que merecía más tiempo

La organización de rescate de caballos llamada ACMA (Ayuda a Caballos Más Maltratados), dio a conocer la triste historia de Paz, una yegua que fue rescatada tras pasar 25 años de tortura.

Todo comenzó en el 2020 cuando la fundación recibió un llamado por parte de personas que denunciaban el maltrato de un caballo que había sido visto siendo obligado a empujar un coche. La denuncia afirmaba que el corcel se encontraba en mal estado, apenas podía caminar y aun así era forzado a trabajos pesados.

Incluso llamaron al 911 para alertar sobre el dueño maltratador. Algunos vecinos de la zona intentaron seguir de cerca al señor con la yegua porque no podían entrar en el terreno privado. Afortunadamente llegó la policía y lograron salvar a la yegua, pero su maltratador se dio a la fuga de inmediato. 

Su diagnóstico no era alentador

Al llevar a la yegua con un veterinario, encontraron que se trataba de una ancianita de más de 25 años. Todos esos años de maltrato habían pasado factura de forma irreversible en su cuerpo.

La yegua había perdido la movilidad en sus extremidades debido a la artritis y otras complicaciones derivadas del trabaja forzado y la mala alimentación. Además, su antiguo dueño la obligaba a tener crías de forma constante y su pancita y ubres se encontraban muy delicadas.

También sospechaba que la yegua, a quién habían bautizado como Paz por su actitud tan dócil, había dado a luz recientemente. Encontraron un poco de leche en sus ubres, lo que indicaba que su antiguo dueño aun tenía a su cría. El tratamiento de esta yegua fue largo, pasó por varias operaciones y cuidados intensivos. Pero su tratamiento más significativo era el amor y el afecto que se le había negado. 

Lamentablemente Paz cruzó el arcoíris pero sus nuevos cuidadores saben que durante estos dos años fue realmente feliz. Se podía notar en su respiración y en la búsqueda de afecto cuando por fin notó que había encontrado un hogar dentro del refugio.

Las autoridades aun siguen buscando al culpable quien enfrentaría cargos por maltrato animal. Esperamos que se haga justicia para Paz y a su cría para que pueda ser rescatada.