Moet: triste historia de gatita que perdió sus ojos por haber vivido en pésimas condiciones

Nacer en un criadero clandestino, ese fue el gran pecado de Moet y por el que perdió sus dos ojitos.
Moet: triste historia de gatita que perdió sus ojos por haber vivido en pésimas condiciones

Última actualización: 02 abril, 2022

Moet es una gatita persa que pese a ser de una de las razas más apetecidas de felinos, sufrió lo que ningún animalito debería sufrir. Ella nació en un criadero clandestino en donde no recibía ningún tipo de cuidados.

Más tarde, fue a parar a una tienda de mascotas en donde tampoco era apreciada. Poco a poco su salud se fue deteriorando hasta que encontró unos verdaderos ángeles que la rescataron. Sin embargo, para sus ojitos ya era demasiado tarde. Continúa leyendo para conocer más detalles sobre esta historia.

Moet, la gatita persa que nació en un criadero clandestino

Para muchas personas resulta un despropósito comprar animales domésticos cuando hay miles abandonados en las calles. En todo caso, quienes desean tener un compañero de determinada raza deben tener mucho cuidado donde los adquieren porque no todos los lugares cumplen con los estándares para las mascotas.

Ese es el caso de Moet, una gatita de raza persa que nació en un criadero clandestino en donde no le prestaban ni el más mínimo cuidado. Ella no era vista como un ser vivo, sino como un objeto que esperaban cambiar por dinero. En busca de aumentar su valor, la transportaron a una tienda de mascotas no autorizada en donde la mantenían en una jaula pequeña y sucia.

Bajo estas condiciones su salud se deterioró. Te invitamos a seguir leyendo para saber por qué perdió sus dos ojitos.

Una infección la dejó ciega de por vida

Moet perdió sus ojos por el descuidado de sus cuidadores.
Moet perdió sus ojos por el descuidado de sus cuidadores.

Entre sus desechos y la mugre de la jaula, Moet empezó a sufrir muchos problemas en su cuerpo. Esto agravaba las condiciones de alimentación, ya que ni siquiera le daban la cantidad de comida y agua que necesitaba.

Poco tiempo después de estar en esas condiciones, la minina presentó síntomas compatibles con la gripe gatuna, un padecimiento que afecta los ojos y las vías respiratorias, las cuales se congestionan por acumulación de mocos y legañas.

Todo este cuadro se agravó y le ocasionó una severa infección en los ojos a Moet. Aunque pudo recibir la ayuda esperada, nada se pudo hacer por su visión, ella terminó perdiendo sus ojos.

Así fue el rescate de Moet

Los voluntarios de la Fundación Omani Paws fueron los responsables de salvarla de esa horrible vida que llevaba. Al verla tan mal acudieron de forma inmediata al veterinario, en donde intentaron por todos los medios salvar su vida.

Fue así como descubrieron que cursaba esa infección que terminó dejándola sin ojos. Sin esta extracción, seguramente las bacterias habrían continuado su proceso hasta extenderse por todo su cuerpo. Emily, la mujer que la adoptó dijo que “a Moet le quitaron los ojos en descomposición para salvarle la vida”.

Moet quedó ciega, pero conoció el amor verdadero

Emily Shotter conoció el caso de Moet y se enamoró de ella, por eso tomó la decisión de adoptarla y brindarle una segunda oportunidad de vida. Ella la cuidó durante su posoperatorio y le enseñó a vivir con su discapacidad visual.

Crear conciencia sobre la cría ilegal de animales domésticos la motivó a compartir su historia. Su objetivo es que ninguna mascota vuelva a pasar por esta situación tan dolorosa, así que sube fotografías del progreso de la peluda en sus redes sociales, en donde miles de seguidores se han sumado a la causa.

La gatita es una influenciadora con propósito

Moet la gatita persa se convirtió en toda una influenciadora.
Moet la gatita persa se convirtió en toda una influenciadora.

Tras sumas más de 86 000 seguidores en su perfil de Instagram @moetblindcat, la tutora de Moet comparte información valiosa con relación a los proyectos que viene liderando con la fundación y con el gobierno local de Oman, en materia de leyes de protección de los animales.

De hecho, publicó un libro en donde habla sobre los cuidados y responsabilidades de las mascotas. Además, a través de la venta de calendarios, libros y otros elementos, recaudan dinero para hacer donaciones a la fundación que salvó a Moet y así cambiar la vida de muchos otros peludos.

¡Qué hermosa labor la que realizas junto a tu madre humana, Moet!


Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.