Mejora tu vínculo con tu perro

Inés · 22 mayo, 2015

Contrario a lo que parece, crear un vínculo con tu perro no es tan fácil. Con mucha paciencia y amor podemos fortalecer este vínculo tan natural que hay entre humanos y canes.

Actividades para mejorar tu vínculo con tu perro

  • Excursiones: Lo más divertido para un perro es investigar y olisquear lugares nuevos y desconocidos para él. Llévalo de excursión a un río o a una montaña, un lugar amplio y seguro para él, donde pueda disfrutar del aire libre.
  • Picnic: Si no tienes mucho tiempo para ir de excursión, llevarlo al parque puede ser una alternativa para él. Si vas con otros amigos y planeas comer ellos tipo picnic, no olvides que tu mascota es también parte de tu familia. Lleva sus golosinas y enséñale que él también tiene una razón y un bocadillo que disfrutar con la familia o amigos.
caricia perro

  • Atiende a tu perro: Si sales pasear con tu perro, préstale atención. Sobre todo si eres una persona ocupada, te agradecerá mucho que hables con él y no con otras personas. Guarda tu móvil durante esos minutos y conversa con tu mascota para reforzar tu vínculo.
  • Corre con tu perro: Si te gusta ejercitarte, seguramente tienes un perro que se adapta a tu actividad física. Lleva a tu perro contigo y enséñale a llevarte el paso, a que sea paciente mientras estiras los músculos, que camine a paso rápido junto a ti y que corra contigo. Así vuestras sincronías palpitarán juntas.
  • Esconde una golosina: Tanto si tienes tiempo como si no, hay muchas actividades divertidas que puedes hacer con tu perro para fortalecer el amor y la fidelidad entre ambos. Enseñarle a encontrar una golosina escondida es un juego muy estimulante para él. Muéstrale la golosina y dile que espere mientras la escondes. Así verás como investiga y lo feliz que se siente cuando la encuentra. Si ves que le resulta difícil, ayúdale. Te lo agradecerá y, poco a a poco, entenderá la dinámica.
beso perro

  • Frisbee y pelota: Los juguetes son la pertenencia más preciada de un perro y más si le enseñas que algunas de ellas son más divertidas si las usáis juntos. Tanto el frisbee como la pelota harán que os ejercitéis juntos, mientras os divertís.
  • Acarícialo: Es importante el lenguaje corporal que usas con tu perro, porque le enseñará lo que está bien o mal, siempre y cuando le prestes atención mientras lo haces. Una mala acción para tu mascota sería acariciarlo mientras trabajas en el ordenador o el móvil. Si tu perro se acerca a ti, es porque quiere decirte algo.
  • No pierdas la calma: Si tu perro hace una travesura, trata de mantenerte calmado. Si te enojas, le gritas y lo castigas fuera de tu temperamento, harás que te tema y perderá la confianza en ti. Si debes reprenderlo por algo que ha hecho mal, recuerda que son muy intuitivos. No es necesario perder los nervios  para hacerles ver que han actuado mal. Sin gritar, ellos puedes sentirse mal por lo que han hecho.
  • Dale masajes: No solo las caricias constantes son capaces de reforzar tu vínculo con tu perro. Un buen masaje, un par de veces a la semanas, de unos 10 ó 20 minutos, le caerá genial. Igual que con los bebés, se sentirán amados, atendidos e incluso comprendidos. Esta pequeña acción, por corta e insignificante que parezca, hará de nuestra mascota un animal mucho atento a nuestras necesidades.

Mientras más cerca estemos de nuestro perro, más crecerá su fidelidad y se sentirá retribuido por toda la atención que nos prestan. No olvidemos que los perros son los animales más agradecidos que encontraremos sobre el planeta. No obstante, esa actitud, natural en ellos, puede perderse si no la trabajamos constantemente.