Mastín inglés o mastiff: todo sobre esta raza

A pesar de que su imponente imagen pueda querer decirnos lo contrario, el mastín inglés destaca por su carácter calmado y dócil.
Mastín inglés o mastiff: todo sobre esta raza

Última actualización: 03 abril, 2022

Un buen comienzo para conocer al mastín inglés o mastiff es decir que se trata de uno de los perros más grandes del mundo. Sin embargo, su gran tamaño no debe ser impedimento para acercarse a descubrir a este grandulón, pues sorprende darse cuenta del carácter tan afable que posee.

Para aquellos que quieran tener un mastiff en su vida es recomendable que tengan en cuenta sus características y necesidades. Esto es así, pues es un can que precisa de unos tutores que sepan cuidarle adecuadamente en todos los aspectos.

Origen del mastín inglés o mastiff

El origen del mastín inglés o mastiff es muy antiguo y se sitúa en el Reino Unido. Se dice que existía en el siglo VI a.C. y algunos registros indican que fueron los fenicios quienes introdujeron los primeros ejemplares de esta raza y de otra muy similar a la misma, el mastín napolitano.

Otros dicen que fueron los celtas quienes lo importaron. Lo que sí se sabe es que los romanos, cuando lo descubrieron y comprobaron sus impresionantes características físicas, comenzaron a usarlo como perro de pelea en las arenas.

No fue hasta el siglo XIX que fue introducido en Estados Unidos. Gracias en parte a esto, la raza continúa existiendo, ya que tras la II Guerra Mundial, en Inglaterra habían desaparecido casi todos los ejemplares de la raza.

Durante muchos siglos, se mantuvo su uso como perro de combate, por desgracia. Sin embargo, esto ya ha ido desapareciendo para simplemente convertirse en un perro guardián y pastor, además de un fiel compañero como mascota.

Características del mastín inglés

No se puede negar que la característica más destacable del mastín inglés es su colosal tamaño, llegando incluso a considerarse como perro gigante. Y es que los números hablan por sí solos, puede llegar a medir entre 70 a 90 cm aproximadamente de altura.

Además, su peso está alrededor de los 120 kilos para los machos y los 100 kg para las hembras. Aun así, es considerado algo más pequeño que otros perros gigantes, como puede ser el gran danés.

Su cabeza destaca por ser grande, cuadrada y ancha. Sin embargo, su hocico es corto, pero no por ello deja de poseer unas potentes mandíbulas. El cuerpo, por su parte, es musculoso y ancho, con patas muy largas y fuertes.

En cuanto al color de su pelaje, mientras que su hocico, orejas y trufa son de color negro, el resto del cuerpo presenta colores que pueden ser, como indica su estándar recogido por la Federación Cinológica Internacional, leonado, albaricoque o atigrado. Además, dicho pelo es de tamaño corto y se presenta muy pegado a la piel.

Temperamento del mastín inglés o mastiff

Es normal que al ver su apariencia imponente muchas personas piensen en un carácter agresivo. Esto es un prejuicio, ya que el mastín inglés se caracteriza por tener un carácter muy dócil y tranquilo. Además, destaca por ser bastante cariñoso con su familia.

Sin embargo, para que el can desarrolle un temperamento apacible y equilibrado, es muy necesaria su educación desde cachorro, algo común en todos los perros. Además, por supuesto, debe pasar por una correcta etapa de socialización.

El mastín inglés también es un perro con carácter protector, por lo que puede mostrar algo de desconfianza con extraños. A cambio, son leales compañeros de los niños, a los que les tiene mucha paciencia.

Su buena fama como guardián se la gana por ser algo territorial, pero en el buen sentido, ya que defiende las cosas que realmente quiere con valentía. Por suerte, no es agresivo por naturaleza y hacerle enfadar adrede, es complicado.

Cuidados del mastín inglés

Los juegos y el ejercicio físico son esenciales para este perro, pues el aburrimiento puede llevarle a ser algo destructivo y la inactividad puede volverle perezoso. El ejercicio se adaptará a cada etapa de su vida, teniendo en cuenta que de cachorro no puede ser muy intenso, ya que podría desarrollar problemas óseos y de cartílagos.

De hecho, de cachorro crece muy rápido, pudiendo subir de peso entre 2 y 3 kilos por semana. De ahí que sea importante que se mueva para mantenerse activo y evitar el sobrepeso, pero recordando que en esta época debe hacer ejercicio moderado.

El espacio donde habite el mastín inglés debe ser amplio, además de contar con zonas al aire libre donde pueda correr y moverse con cierta libertad. En definitiva, un apartamento pequeño no es el lugar adecuado para un mastiff.

En cuanto a su alimentación, hay que recordar que se está ante un perro de considerable tamaño que, además, debe realizar mucha actividad diaria. Eso significa que hay que tener muy en cuenta ofrecerle una comida de calidad con un aporte calórico correcto para sus necesidades físicas.

Baño e higiene

Al tener el pelo corto no será tan necesario un cepillado muy frecuente como en razas de pelo más largo. Bastará con hacerlo 2 veces por semana. Sin embargo, sí es recomendable bañarlo, más o menos, cada mes y medio. Para ello, se debe emplear un champú específico para canes.

Otra cuestión higiénica importante referente al mastiff es que es un can que suelta mucha baba, por lo que limpiar su hocico sí que debe ser una tarea frecuente. Por otro lado, sus orejas deben ser revisadas cada 15 días y limpiadas para evitar que sufra alguna infección.

Adiestramiento de la raza

Como se mencionaba antes, la educación del mastín inglés debe comenzar desde cachorro para que llegue a ser un adulto equilibrado mentalmente. Para ello, el refuerzo positivo será la clave.

Utilizar el castigo como método de educación no está recomendado en ningún caso, pues puede desembocar en agresividad. Si hablamos concretamente de un perro de gran tamaño y fuerza ese problema puede ser aún mayor.

El mastín inglés, a priori, no destaca por su inteligencia, de hecho puede ser algo terco y torpe. Sin embargo, eso no significa que no se le pueda educar. Puede aprender perfectamente, pero necesitará de paciencia y constancia en su adiestramiento.

Salud del mastiff

Los cuidados mencionados anteriormente ayudarán a que crezca sano y con una vida media de 12 años. Sin embargo, hay ciertas enfermedades que puede ser propenso a padecer, algunas muy comunes entre los perros de tamaño grande. Entre estas patologías están:

  • La displasia de cadera.
  • La displasia de codo.
  • La obesidad.
  • La torsión de estómago.
  • Atrofia progresiva de retina.
  • Ectropión.

El mastín inglés como mascota

Como se ha comentado, el carácter de este can no es complicado e, incluso, se lleva genial con los niños. Sin embargo, hay que considerar que el tutor del mastiff va a tener que lidiar con un perro de mínimo 100 kilos cuando sea adulto, por lo que no todas las personas son aptas para tenerlo como mascota.

Además, entre ambos se debe establecer una relación de cariño y comprensión desde el principio, pero también el tutor debe imponerse como líder. De no ser así, el perro no confiará en la persona y que le obedezca va a ser más complicado.

Adicional a esto, cabe destacar que con otros perros y demás animales no suele presentar problemas en la convivencia si ha sido socializado correctamente. Es bastante capaz de medir su fuerza al jugar con otros seres más pequeños, aunque lo ideal siempre será que ambas mascotas crezcan juntas para una mejor relación.

Te podría interesar...
¿Conocías todas estas razas de Mastín?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Conocías todas estas razas de Mastín?

De gran tamaño, protectores de ganado las razas de Mastín pertenecen al grupo de los molosos de montaña y han servido al hombre desde épocas remota...



  • Mastiff. Federación Cinológica Internacional. Recogido el 17 de agosto en http://www.fci.be/nomenclature/Standards/264g02-es.pdf
  • Mastiff. American Kennel Club. Recogido el 17 de agosto en https://www.akc.org/dog-breeds/mastiff/
  • Tricarico, L. (2021). Keys To Training Your Mastiff: A Complete Owner’s Manual For Mastiff Train: Treat Training Your Mastiff. Independently Published.
  • Rosmarino, T. (2021). La Guía Completa Para Tu Mastín inglés: La guía indispensable para el dueño perfecto y un Mastín inglés obediente, sano y feliz. Independently Published.
  • Mendoza, M. (2021). Cómo Aumentar la Inteligencia de Un Mastín Inglés: Un Perro Mastín Inglés Más Inteligente Es Más Obediente. Independently Published.