Mamá perruna se aterra al ver que un hombre se está llevando a su único cachorro

El amor se nos presenta en todas las formas, los colores y tamaños. Por eso esta perrita decidió proteger a su cachorro a pesar del miedo que tenía.
Mamá perruna se aterra al ver que un hombre se está llevando a su único cachorro

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 25 abril, 2022

Todos sabemos que el amor de una madre es la fuerza más enorme que puede existir. Y así nos lo demostró una perrita que, pese a tenerle miedo a un hombre, decidió abalanzarse sobre él para intentar que no se llevaran a su única cría. 

La perrita mezcla de pitbull y salchicha fue grabada en un vídeo cuando se dirigía a socorrer a su cachorro que estaba siendo atrapado por un extraño. A pesar de que el hombre la superaba en tamaño, esta mamá no dudó ni un segundo para intentar defenderlo a toda costa.

Lo que la perrita no sabía era que el hombre intentaba rescatarlos para llevarlos a un centro de rescate y ayudarlos a encontrar una familia que les diera los cuidados que necesitan.

Un hombre que vivía cerca de la zona donde estos perritos solían deambular, les contó que ellos no quería ser rescatados. Muchas veces este hombre intentó llevarlos consigo pero fracasó en cada oportunidad. Lo único que había conseguido era lograr que la perrita le aceptara alimento cada cierto tiempo para poder sustentarse ella y a su cachorrito.

Todo parecía indicar que tal vez ambos perritos tenían un pasado de maltrato antes de ser abandonados en las calles. La perrita, a la que el lugareño le llamó Oreo, estaba realmente agitada al ver que varios extraños le ponían las manos a su bebé.

Es por eso que los rescatistas, con ayuda del lugareño, decidieron acercarlos para hacerle entender que todo estaba bien. La perrita salió corriendo al ver la cara del hombre que solía alimentarla para pedirle ayuda.

El cachorrito, al que llamaron Coockie Monster, se quedó más tranquilo cuando por fin pudo estar junto a su madre. Ambos fueron llevados al centro para que los chequearan y verificaran su estado de salud. Una vez realizado, fueron a una casa de acogida donde los consintieron mientras esperaban a una familia adoptiva que estuviera dispuesta a llevarse a los dos. 

Más tarde el refugio confirmó que ambos fueron felizmente adoptados por una familia que se enamoró de este dúo a primera vista. Ahora ambos fueron rebautizados con el nombre de Lady y Reptar. Un final feliz digno de contar.