Cómo luchar contra el dolor articular de tu perro

Alba Muñiz · 22 enero, 2016

A cualquier edad, nuestros queridos peludos pueden presentar problemas con sus articulaciones. Por eso, te contamos factores, señales y formas de luchar contra el dolor articular de tu perro. Debes estar atento a este tema para poder tratarlo en tiempo y forma y evitarle inconvenientes mayores a tu mascota.

Principales causas del dolor articular de tu perro

La causa más habitual del dolor articular en los canes suele ser la artritis. Pero también puede deberse a:

Un perro puede sufrir dolor en sus articulaciones a cualquier edad. Por eso, debes estar atento a si presenta señales de estar padeciendo este inconveniente de salud y consultar de forma inmediata al veterinario.

Señales de que a tu peludo le duelen las articulaciones

perro en la calle

Entre los signos que pueden indicarte que tu peludo siente dolor en sus articulaciones podemos señalar:

  • Movimientos poco habituales
  • Inconvenientes para levantarse
  • Cojera
  • Caminar de manera tiesa
  • Articulaciones hinchadas
  • Dificultad para estirarse
  • Lamido de las zonas afectadas
  • Irritabilidad
  • Falta de voluntad para realizar determinadas actividades físicas, como saltar o subir escaleras
  • Negarse a caminar, cuando el dolor es muy intenso

Si detectas que tu peludo presenta alguna de estas señales de dolor articular, llévalo de inmediato al veterinario. Sin duda, nadie mejor que un experto podrá diagnosticar correctamente qué le pasa a tu mascota.

Tratamientos para el dolor articular de tu perro

Lo primero que un profesional idóneo te indicará, es un tratamiento para reducir la inflamación y el dolor que está padeciendo tu amigo de cuatro patas.

Seguramente, le recetará a tu perro algún antiinflamatorio no esteroide. En estos casos, recuerda siempre no automedicar a tu perro, sobre todo con remedios que se utilizan en humanos. El veterinario es el único que puede indicarte el medicamento y la dosis correcta de acuerdo a cómo evalúe la condición física de tu mascota.

También, pueden llegar a prescribirse corticosteroides. De todas maneras, estos medicamentos solo provocarán un alivio temporal a tu can y no pueden administrarse durante un período demasiado largo sin causarle algunos efectos adversos.

Más herramientas para proteger las articulaciones de tu can

Entonces, más allá de los antiinflamatorios, debes tomar otras medidas para aliviar el dolor articular de tu perro. Por ejemplo, proporcionarle una dieta saludable que contenga aminoácidos, vitaminas y minerales, que resultan fundamentales para fortalecer los músculos y los huesos.

Pero si el problema articular de tu amigo ladrador es a causa de que está excedido de peso, también se le deberá indicar una dieta específica.

Otras opciones son suministrarle a tu peludo suplementos nutricionales como el sulfato de condroitina y el sulfato de glucosamina, que pueden contribuir a que se curen las articulaciones de tu mascota.

El ácido graso omega 3, por su parte, tiene propiedades antiinflamatorias. Y el metilsulfonilmetano contribuirá a que las articulaciones recuperen la movilidad perdida.

En el caso de que tu can padezca una artritis degenerativa, se puede imponer una opción quirúrgica ya que, al estar sus articulaciones gravemente dañadas, el tratamiento medicinal no será suficiente.

Otras opciones que ayudan a un perro con dolor articular

Otras estrategias que puedes utilizar para tratar el dolor articular de tu mascota son:

  • Ejercicios para que las articulaciones se vuelvan más resistentes y flexibles y para ayudarlo a perder el exceso de peso
  • Masajes para mejorar la circulación sanguínea y para disminuir la inflamación, sobre todo antes de que vaya a levantarse
  • Proveerle una cama cómoda para aliviar la tensión de las articulaciones
  • Hacerlo nadar, una actividad que le será sumamente beneficiosa para aliviar sus dolores

Dieta y ejercicio, dos aliados para las articulaciones de tu mascota

ejercicio perro

Como siempre es mejor prevenir que curar, aunque tu mascota no tenga problemas con sus articulaciones, evítaselas a futuro.

Por eso, una dieta adecuada que no lo haga correr riesgos de sobrepeso y una buena cantidad diaria de ejercicio, para mantener en forma su tono y masa muscular, son fundamentales para alejar a tu perro del dolor articular.

Recuerda que ante cualquier duda, debes recurrir a un veterinario de confianza. Tu peludo te lo agradecerá.