Löwchen o pequeño perro león

Laura · 4 enero, 2018
Según los propios redactores del estándar, el löwchen es muy afectuoso y obediente con sus amos, y es atento y receptivo

El löwchen o pequeño perro león, es un can de tamaño pequeño procedente de Francia. Según la Federación Cinológica Internacional se integra en el grupo 9, subsección 1.3.

Historia del löwchen

El löwchen es una raza muy antigua. Tanto es así, que podemos encontrar una escultura de este tipo de perros en la catedral de Amiens, construcción que data del siglo XIII.

A lo largo de la Edad Media encontramos varias representaciones de este can en tapices y cuadros franceses. Nos hace pensar en lo común que era esta raza, y lo poco que ha variado en apariencia durante los últimos 500 años.

Las primeras menciones concretas de la raza löwchen o perro león las encontramos en el siglo XVII y, especialmente, durante el XVIII. A pesar de la antigüedad del löwchen, el club de esta raza no fue fundado hasta 1947.

Apariencia física del löwchen

Es un perro inteligente, vivaz y atento; con una buena estructura ósea, corto y bien proporcionado. Su cabeza se presenta alta respecto a la altura a la cruz, debido a su largo cuello.

El movimiento es orgulloso y enérgico, acentuado por la crin, responsable de que se le denomine ‘pequeño león’. Cabe señalar que dicha crin es necesaria para participar en concursos.

Raza lowchen o perro león: comportamiento

En cuanto a las medidas, el último estándar válido –publicado en 2004– señala que la altura a la cruz  debe ser de 26 a 32 centímetros, que permite una oscilación de un centímetro como máximo. Con respecto al peso, este debe ser de unos seis kilogramos.

El manto ha de estar compuesto por una única capa uniforme de pelo sedoso, largo, ondulado y denso. Se aceptan todos los colores o combinación de tonalidades. 

En lo que respecta a su cabeza, esta es relativamente corta y bastante ancha desde la parte superior del cráneo hasta el hocico. La trufa es de color negra, salvo en el caso del pelaje marrón, y su pigmentación debe ser total. Sus orejas son colgantes y el adorno de la cabeza lo compone un flequillo abundante que puede llegar hasta la mitad de la trufa.

Cabría ser cauteloso. A pesar de su reducido tamaño, el löwchen posee una dentadura fuerte y completa, por lo que cuenta con una importante potencia de mordida.

Carácter del löwchen

Cabe reseñar que, como la mayoría de perros tipo bichón, nos encontramos ante una raza leal y apegada a su amo. Con un carácter risueño y juguetón, se adapta muy bien a la vida en familia y a los pisos pequeños.

Raza lowchen o perro león: cuidados

Según los propios redactores del estándar, el löwchen es muy afectuoso y obediente con sus amos; también es atento y receptivo. Se siente cómodo en cualquier circunstancia y sabe permanecer calmado cuando la situación lo requiere.

Cuidados y consejos para tener un löwchen

El löwchen es relativamente fácil de cuidar. Al ser un can de un origen antiguo, y de haber evitado los cruces en busca de la raza perfecta, podemos afirmar que el pequeño perro león es un ejemplar sano. Podemos decir también que no hay tendencia a padecer enfermedades asociadas a la raza.

No obstante, como cualquier mascota requiere una serie de cuidados imprescindibles. Las visitas regulares al veterinario, los paseos y la actividad física, y la buena alimentación son condiciones indispensables para que nuestro löwchen tenga una vida larga y feliz.