Los programas preventivos o cómo cuidar de tu perro correctamente

Antonia Tapia · 24 abril, 2015

El tener un perro implica muchas responsabilidades. Más allá del cariño que debes dar a tu fiel amigo, también es necesario tener ciertos cuidados para mantenerlo sano, seguro y sobre todo feliz. Conoce lo programas preventivos para que sepas cómo cuidar a tu perro correctamente.

Mantén a tu perro sano

1. Ve al veterinario

Programa visitas regulares al veterinario para un chequeo de rutina. Pregunta todas las dudas que tengas sobre su dieta, comportamiento o nivel de actividad. También consulta si tienen algún programa de atención a domicilio por si algún día lo necesitaras.

2. Aliméntalo con una dieta saludable

perro comiendo

Trabaja de la mano de tu veterinario o del criadero de tu perro para elegir la mejor dieta, tomando en cuenta la edad, tamaño y nivel de actividad. Mantén esa dieta constante y siempre ten agua limpia y fresca.

3. Ejercicio

Los perros necesitan de ejercicio constante para asegurar una buena salud. Diariamente deberás sacarlo a caminar y deberás ejercitarlo para que corra, salte y esté en movimiento. Esto no solo beneficiará su salud, sino que es indispensable para evitar problemas de conducta.

4. Vacunas

Para prevenir enfermedades es indispensable que hagas un programa estricto de vacunación. Mantén siempre al día sus vacunas siguiendo las indicaciones de su veterinario y ten siempre su cartilla a mano.

5. Prevenir enfermedades

Puedes tomar sencillos pasos para la prevención de enfermedades que no están cubiertas por las vacunas. Enfermedades parasitarias o crónicas pueden afectarlo, así que consulta con tu veterinario cómo puedes prevenirlas.

6. Pulgas y garrapatas

Más allá de lo incómodo que puede resultar para tu perro, estos parásitos pueden causar graves enfermedades. Mantén a tu perro y sus objetos, al igual que alfombras y muebles libres de pulgas y garrapatas. Para él existen diferentes métodos que deberás aplicar regularmente y en caso de que haya sufrido de estos parásitos, infórmate de cómo atender su entorno.

7. Conoce los patrones de conducta de tu perro

Deberás familiarizarte con los patrones de tu perro en términos de cuándo come, bebe o duerme. Esto servirá para que si notas algún cambio en ellos, puedas detectar una probable enfermedad y así avisar a su veterinario.

8. Dale juguetes masticables

El masticar es una necesidad biológica de los perros y si quieres mantener tus cosas de una sola pieza es recomendable que le compres sus propios juguetes masticables, para que no dañe alguna de tus pertenencias.

Programas preventivos de higiene

baño perro

9. Baño

Un perro limpio es un perro sano. Es recomendable que lo bañes regularmente, dependiendo de su raza y el ambiente en el que se desenvuelva. Tampoco te excedas, pues si lo bañas demasiado es perjudicial para su piel. Además deberás hacerlo con un champú especial y asegúrate de enjuagarlo bien. Si es algo que te cuesta trabajo, llévalo al veterinario o a una estética canina.

10. Cepilla a tu perro

El cepillado no solo ayuda a una buena apariencia, también es benéfico para su salud. Dependiendo de la raza, tu perro necesitará un mayor o menor cepillado y eso tiene que ver con las capas de pelo que tu perro tenga.

11. Recorta sus uñas

Mantener las uñas de tu perro cortas lo harán sentir cómodo y podrás prevenir alguna lesión en sus pies, además esto ayuda a cuidar tus suelos. Una señal de que sus uñas están demasiado largas es si las escuchas cuando camina por superficies duras. Puedes hacerlo tú mismo o que lo haga un profesional.

12. Higiene dental

Para prevenir la pérdida de piezas dentales e infecciones en las encías es recomendable que limpies los dientes de tu perro regularmente. La mayoría de los perros no tienen inconvenientes con los cepillos dentales, siempre y cuando lo hagas con cuidado y lentamente. Aplica solo productos indicados para animales, no uses jamás pasta de dientes para humanos pues el flúor es tóxico. Complementa esta higiene con algún hueso grande para que estimule las encías.

13. Obesidad

Para prevenir la obesidad, deberás tener en cuenta factores como una dieta balanceada y dale el ejercicio necesario.

14. Conoce los riesgos de salud de la raza específica

Deberás estar consciente que hay ciertas razas que son propensas a ciertas enfermedades degenerativas o crónicas. Infórmate de cómo prevenirlas, cómo identificarlas y cómo tratarlas.

15. Sustancias venenosas

Asegúrate de que en tu casa, patio o jardín los productos de limpieza estén siempre fuera del alcance de tu mascota. La mayoría de los productos son tóxicos para ellos y pueden ocasionarle la muerte. Ten siempre a mano el teléfono de tu veterinario por alguna ingesta accidental.

16. Alerta a cambios de necesidades

Conforme tu perro vaya envejeciendo, sus necesidades irán cambiando. Seguramente deberás cambiar su dieta, su rutina de ejercicios y tiempo de sueño. Haz lo que esté a tu alcance para mantenerlo confortable y si bien ya no será tan “divertido” como antes, será más cariñoso contigo y los tuyos.

17. No lo hagas sufrir

Si tu perro está muy enfermo o su edad condiciona su calidad de vida, lo mejor es que termines su vida de una manera humanitaria. El dejar ir a tu amigo es muchas veces la muestra de amor más grande que le puedes dar. No prolongues su sufrimiento por tu miedo a perderlo.