Lo que una mascota puede enseñar a tus hijos

Virginia Duque 19 enero, 2016

Los animales pueden darnos grandes lecciones, sobre todo en lo que a sentimientos se refiere. Y es que ellos no tienen maldad, y si algunos dañan al hombre no es más que la consecuencia del mal trato recibido. No hemos sido buenos con ellos, todo hay que decirlo, y de alguna forma tienen que defenderse.

Sabemos que tú que nos lees, eres amante de los animales y que no harías nada para dañarlos. Y hoy, vamos a darte aún más motivos para que los ames. Tu mascota puede enseñar muchas cosas a tus hijos. ¿Te gustaría saber cuáles?

Cosas que una mascota puede enseñar a tus hijos

niña-con-perro-y-gato

Hay muy bellas cualidades que tus hijos pueden aprender de las mascotas.

  • Perdón. Una mascota nunca gurda rencor, no importa si le has gritado o si le has dado una pequeña nalgada. Si dos segundos después reclamas su presencia, tu mascota irá sin pensarlo. Esta es una de las cosas que tu mascota puede enseñar a tus hijos. Perdonar les hará personas más felices.
  • Empatía. Si esta cualidad brillara más en el mundo, el mundo sería un lugar mejor. Y es que aprender a sentir el dolor de otros es algo bello que nos impulsa a mostrar amor a los demás y a ser humanitarios. La mejor manera de enseñar esta cualidad a tus hijos es a través de una mascota. La amarán tanto que cuando la escuchen gritar, será como si el dolor fuera de ellos y poco a poco, sentirán eso mismo por las personas también.
  • Compartir. Bueno, si los hijos son los reyes de la casa, ahora hay alguien más que necesita atención. Tus hijos deberán aprender a compartir el protagonimo, el tiempo de los demás, el espacio y a veces, si los papás les dejan, hasta su habitación. Esto les hará personas menos caprichosas y por supuesto, menos egocéntricas.
  • Sensibilidad. El amor a los animales nos hace más sensibles a todas las especies y también a lo que le ocurre a otras personas. Esta es una cualidad que será muy atrayente y que hará que cuando tus hijos sean adultos, se hayan convertido en personas agradables con las que estar.
  • Responsabilidad. Seguramente, tus hijos no están acostumbrados a tener muchas responsabilidades y quizá hasta les cueste tenerlas. Una mascota es totalmente dependiente de nosotros: necesita salir, comer, beber y estar limpio. Si enseñas a tu hijo a implicarse en sus cuidados, crecerá su sentido de la responsabilidad.
  • Orden. Los cachorros, bien sean de gatos o perros, lo cogen y lo muerden todo. En cuanto tu mascota rompa uno de los juguetes favoritos de tu hijo o muerda sus zapatos preferidos, tu hijo se dará cuenta de que tiene que quitar todo de su alcance y mantener su habitación recogida y con su puerta cerrada. ¡No hay mejor método para enseñarle a ser ordenado!

Otras cosas que una mascota puede enseñar a tus hijos

curiosidades de los conejos 3

Se ha comprobado que la alegría de una mascota hace que los niños sean más felices. La felicidad es contagiosa y tener a alguien feliz a nuestro alrededor nos hace más felices.

Jugar con las mascotas hará de tus hijos personas más activas y también más abnegadas, pues entenderán que si su mascota siempre está cuando ellos quieren, ellos deberán hacer lo mismo.

Les ayudará a reír, a correr, a llorar, a ver el ciclo de la vida de forma más veloz… Un sinfín de conocimientos que podrán aplicar en cualquier faceta de su vida. ¿Ves alguna desventaja en tener una mascota para tus hijos? Nosotros no.

Los niños que se crían con mascotas son alegres, extrovertidos, animosos, positivos y empáticos. Por tanto, si aún no tienes una, ¿a qué esperas? No le prives a tus hijos la oportunidad de ser mejores personas y sobre todo, más felices. eso sí: No compres, adopta.

Te puede gustar