Las primeras lecciones de comportamiento del perro

Alba Muñiz 12 agosto, 2015

El comportamiento del perro dependerá de las reglas que le transmitas cuando decidas hacerlo parte de tu hogar.  Se trate de un cachorro o de un animal adulto, las primeras lecciones son fundamentales para lograr la convivencia entre la familia y la nueva mascota.

Cómo lograr un buen comportamiento del perro

Lo primero que tienes que hacer es señalarle quién es líder y qué lugar ocupa él en esta nueva manada que le tocó en suerte.

Luego debes ponerte de acuerdo con el resto de la familia para evitar confundir al animalito con reglas contradictorias. Todos deben indicarle lo mismo y expresado con las mismas palabras.

Hay pautas básicas que no deberías dejar de trasmitir a tu perro desde un primer momento:

Dónde hacer las necesidades

cachorro tumbado 2

Si tienes patio o jardín, llévalo al pasto cuando veas que está con ganas de evacuar. En caso contrario, dispone unos diarios en el suelo y ubícalo allí cuando veas que quiere defecar u orinar. Lo importante es que aprenda que hacer sus necesidades directamente sobre el piso no es una buena idea.

Luego, si coordinas bien los tiempos, aprenderá que el momento del paseo es el ideal para estos menesteres.

Horarios y lugar para las comidas

Es importante que le des su alimento siempre en el mismo sitio y en un rango horario similar. Esto te permitirá también poder calcular las horas adecuadas para sacarlo a pasear y que haga sus necesidades.

También es importante que no se acostumbre a pedir comida mientras los humanos de la familia estás almorzando o cenando.

Cuál es su sector asignado en la casa

Allí deberás ubicar su cama, juguetes, comedero y bebedero. Es importante que sea un espacio confortable y donde se sienta seguro. Y recuerda mantenerlo limpio y ventilado.

Otras reglas para enseñar a tu mascota

Espacios de la vivienda permitidos y restringidos

Acuerda con la familia los ambientes de la casa por donde podrá deambular el perro y a cuáles no podrá acceder. También deben decidir sobre qué hacer respecto a camas, sillones, alfombras, etc. Una vez consensuado todo, recuerda trasmitir la información de forma clara y evitando contradicciones para no confundir al animal.

Que se deje manipular sin inconvenientes

Ya sea para higienizarlo o inspeccionarlo en busca de algún problema de salud, es importante que puedas maniobrar sin inconvenientes sobre el cuerpo de tu perro.

Acostúmbralo a:

  • Tirarle suavemente de las orejas y tocarle el interior.
  • Abrirle los ojos y la boca y observar sus dientes y encías.
  • Masajearle todo el cuerpo, incluyendo cola, patas y almohadillas.

Que se habitúe a la correa

El paseo es fundamental para las mascotas. Y la correa es fundamental para el paseo. Un paseo sin correa puede generar riesgos prevenibles para tu peludo como accidentes y extravíos.

Que juegue sin ser agresivo

El perro no tiene que morder las manos u otras partes del cuerpo de ningún miembro de la familia. Tampoco debería abalanzarse bruscamente. Ten presente el tema de su tamaño en relación al de los niños de la casa.

Métodos para transmitir reglas de comportamiento a los perros

perro sordo

En distintas situaciones, tanto con humanos como animales, ha quedado demostrado que nada se aprende bien a través del castigo y los regaños. Por tal motivo, lo ideal es que las pautas de comportamiento del perro las transmitas valiéndote del refuerzo positivo.

Los perritos aprenden más rápido y son más felices si reciben un premio cuando hacen algo bien. Por eso, ignora lo mal hecho y destaca sus logros con mimos, juegos o algún alimento que le guste particularmente.

Ten en cuenta que solo sirve amonestarlo si lo encuentras “in fraganti o a punto de cometer la acción indebida. Un “NO”, a la vez que interrumpes o impides su accionar, es lo más indicado en estos casos.

En seguida debes indicarle cuál es es la forma correcta de comportarse y premiarlo si te obedece.

Ordenes básicas que tu perro debería aprender

Otras órdenes primordiales que deberías enseñarle a obedecer a tu mascota son:

  • Siéntate
  • Túmbate
  • Quieto
  • Ven

Y recuerda que, con mucha paciencia y mucho cariño, con firmeza pero sin agresividad, seguramente lograrás que tu perro, además de comportarse bien,  sea un animalito feliz.

 

Te puede gustar