Las emociones en los perros

Virginia Duque Mirón · 21 diciembre, 2015

El tema de las emociones en los perros siempre ha sido un dilema de los científicos y amantes de las mascotas. ¿Existen las emociones en los perros? Nosotros, en Mis Animales, como somos amantes de las mascotas y especialmente de los perros, vamos a contestar con un rotundo: ¡Claro que sí!

De hecho, cuanto más tiempo pasamos con nuestra mascota, más fácil nos es distinguir el estado de ánimo o sus emociones según sus gestos, sus actitudes, su forma de andar e incluso, los sonidos que ejecuta. Pero bien, como todo hay que empezarlo desde el principio, veamos primero qué son las emociones.

¿Qué son las emociones?

caricia de perro

Las emociones pueden dividirse en 2 bloques: positivas y negativas. Ambas impulsan al animal (en este caso a tu perro) a reaccionar de una manera u otra ante una situación y actuar en consecuencia.

Por ejemplo, cuando tu perro te ve llegar a casa, esto le hace sentir una emoción positiva, pues te quiere y deseaba verte. Esta emoción lleva a que tu perro se sienta feliz y salte y chille a tu alrededor, después de lo cual se siente feliz, tranquilo y seguro.

Otro ejemplo: cuando tu perro ve algo a lo que tiene miedo, siente una emoción negativa, una emoción de temor. Esta emoción lo puede llevar a ponerse nervioso, correr, temblar o esconderse. Esto le hace sentirse vulnerable y triste, además de asustado.

Por tanto, entendemos por emociones aquello que siente tu perro y que le hace actuar de una manera u otra, para luego sentirse de una forma u otra. ¿A que no es tan difícil?

¿Qué emociones puede sentir tu perro?

A pesar de que hay muchas personas en contra de la idea de que un perro pueda tener emociones, lo cierto es que las personas que tenemos o hemos tenido animales, hemos podido ver claramente cómo pueden llegar a sentir igual que nosotros. Estas son algunas de las emociones que podemos encontrar en ellos:

  • Excitación. No se puede negar que los animales tienen la capacidad de sentir amor, de excitarse o emocionarse fuertemente cuando ven a aquella persona que quieren, cuando ven a su amigo perro que vive en la casa de al lado o cuando le das de comer su plato favorito.
  • Timidez. Quizá no sea el caso de tu perro, pero hay muchos tipos de perros que son tímidos, que no les gusta estar con personas que no conocen y que se esconden tras sus dueños buscando refugio.
perro miedoso

  • Miedo. ¿Cuántas veces has visto a tu perro meterse debajo de la cama o tras el sofá cuando ha escuchado petardos o la sirena de una ambulancia? Eso es porque los perros también sienten miedo, y esto es una emoción, una de las emociones negativas.
  • Enojo. Está claro que los perros se enfadan. Por ejemplo, cuando otro perro intenta quitarle su comida, o incluso cuando tú quieres quitarle su juguete preferido de la boca. También demuestran su enojo cuando alguien intenta agredirte aunque sea jugando. ¿Queda duda de que los perros sí tienen emociones?
  • Desagrado. ¿Has visto la cara de tu perro cuando está deseando que le des algo de tu comida y a ti se te ocurre darle algo que no le gusta, como un trozo de pan? En ese momento nos acordamos de aquella frase que dice: “Si las miradas mataran…” Sí, tu perro te habría matado con la suya. ¿Hay una forma más expresiva de materializar el desagrado?
  • Afecto. Tu perro te busca siempre que puede, se echa sobre ti, te acaricia con su cabecita. Te da y necesita afecto.

Sin duda, los perros sí tienen emociones. De hecho, esto es algo que los científicos cada vez certifican más. Aunque los animales no sean racionales, sí que son capaces de sentir y de demostrar sus sentimientos. Obviamente, no lo hacen con palabras como nosotros, pero sí con sus gestos, sus miradas y sus actitudes.

¿Hay alguien que todavía se atreva a decir que los perros no sienten ni se emocionan?