La insuficiencia mitral en perros

Francisco María García · 28 noviembre, 2017

La insuficiencia mitral en perros trae consigo diferentes trastornos que llevan a la degeneración o deformación de la válvula mitral. También puede ser llamada de incompetencia mitral o insuficiencia de la válvula mitral (I.V.M) y, a continuación, te explicamos mejor la función de la válvula mitral y las complicaciones derivadas de su degeneración.

El mecanismo del corazón y la importancia de las válvulas cardíacas

La estructura principal del corazón está dividida en dos lados –derecho e izquierdo– y contiene cuatro cámaras. Las dos cámaras superiores se llaman aurículas, y las dos inferiores se denominan ventrículos.

La sangre que llega al corazón desde el cuerpo entra por la aurícula derecha y pasa al ventrículo derecho. De ahí, es conducida a los pulmones para liberar dióxido de carbono y absorber oxígeno.

El flujo sanguíneo y las válvulas

La sangre ya oxigenada retorna al corazón, ingresa por la aurícula izquierda y pasa al ventrículo izquierdo. En ese momento es bombeada a través de la arteria aorta para ‘alimentar’ todo el organismo.

Las válvulas cardíacas se encuentran entre los ventrículos y las aurículas, y su función es controlar el flujo de sangre a través de las cavidades cardíacas. Ello permite el ritmo cardíaco y la transmisión regular de sangre.

Perro tumbado
Autor: Travel and Roll

La válvula mitral está del lado izquierdo del corazón, y separa el ventrículo izquierdo de la aurícula izquierda. Su principal función es impedir que la sangre oxigenada regrese a la aurícula y pueda ser bombeada desde el ventrículo.

En el lado derecho encontramos la válvula tricúspide, por donde circula la sangre para ser filtrada. Su acción permite que la sangre fluya hacia los pulmones para ser oxigenada y no se quede estancada en la aurícula.

Qué es la insuficiencia mitral en perros

Se habla de insuficiencia cuando una estructura u órgano no consigue ejercer plenamente sus funciones por culpa de alguna anomalía. Este fallo puede ser ocasionado por factores internos o desarrollarse por alguna afección externa.

En el caso de la válvula mitral la insuficiencia ocurre cuando dicha estructura no se cierra adecuadamente. Ello impide que la sangre oxigenada sea bombeada por el cuerpo, pues regresa a la aurícula izquierda.

Para intentar conservar el equilibrio orgánico, el cuerpo realiza ciertas maniobras para garantizar la oxigenación de tejidos y órganos. Sin embargo, la intensificación de la deficiencia vascular y cardíaca suele superar estos mecanismos paliativos.

Causas de la insuficiencia mitral en perros

La causa específica que dispara la deformación de la válvula mitral todavía no está definida. Muchos especialistas defienden que dicho origen se encuentra en una alteración sistémica de la producción de colágeno, y que incluso puede tener influencia hereditaria.

Se sabe que el envejecimiento es un factor natural que puede llevar al debilitamiento de las estructuras cardíacas. Además, el embarazo, en las hembras también es considerado una posible causa de la degeneración de las válvulas.

Motivos y factores que influyen

La incompetencia mitral también está asociada a las siguientes condiciones:

  • Prolapso de la válvula mitral.
  • Daños en las cuerdas (tendones) que conectan la válvula mitral con el corazón.
  • Soplos cardíacos y alteración del ritmo cardiovascular.
  • Infección de las válvulas cardíacas (endocarditis).
  • Radioterapia.
  • Traumatismos.
  • Fiebre reumática.
  • Deformaciones en el músculo cardíaco (cardiomiopatía)
  • Alteraciones congénitas.
  • Uso prolongado de medicamentos a base de ergotamina.

Síntomas de la insuficiencia cardíaca en perros

Su síntoma más notable suele ser la acumulación de líquido en diferentes partes del cuerpo, lo que genera hinchazones tópicas. Muy frecuentemente, el animal presenta un aspecto ‘barrigón’ debido a la dilatación abdominal.

A continuación, enumeramos otros síntomas característicos de la insuficiencia cardíaca en perros:

  • Cansancio, falta de interés y debilidad.
  • Tos y dificultad respiratoria.
  • Alteración del ritmo cardiaco.
  • Dificultad para realizar ejercicios físicos.
  • Encías, mucosas o lengua de tonalidades gris o azul.
  • Desmayos (o síncopes).
  • Colapsos.

Si la insuficiencia afecta también a la válvula tricúspide, el perro puede presentar complicaciones en el hígado y el bazo. Además, pueden verse señales de hinchazón y acumulación de líquido abdominal (ascitis).

Pero tumbado con su dueña

Tratamiento de la insuficiencia mitral en perros

Al reconocer cualquiera de los síntomas anteriores, es indispensable concurrir inmediatamente al veterinario. El profesional procederá adecuadamente para diagnosticar la anomalía cardiaca, y así establecer un tratamiento adecuado.

Si el cuadro de salud del perro lo permite, el profesional podrá indicar una intervención quirúrgica para recomponer la válvula mitral. Complementariamente, suelen ser aplicados medicamentos para fortalecer la contracción del músculo cardíaco.

Cuando hay acumulación de líquidos en el pulmón o en el abdomen, deberán ser realizadas colectas controladas. También pueden ser administrados fármacos diuréticos para incentivar su eliminación natural y el buen funcionamiento de las válvulas.

Finalmente, cuando la insuficiencia mitral en perros reviste especial gravedad, el animal suele requerir hospitalización y terapias de oxígeno de urgencia.