La importancia de mantener el hogar sin pulgas

Mantener el hogar sin pulgas es un acto de higiene fundamental para conservar el bienestar de todos los integrantes familiares. También se trata de evitar muchas enfermedades.

Las pulgas presentan gran resistencia y pueden sobrevivir en condiciones precarias. Se supone que una pulga puede llegar a sobrevivir más de 1 semana privada de alimentación.

Además, son capaces de reproducirse muy rápidamente en ambientes favorables, como el dorso de un animal doméstico. Una hembra adulta puede poner más de 50 huevos por día.

Por todo ello, siempre es preferible un trabajo de prevención continua en lugar de remediar una infestación.

8 tips sencillos para mantener el hogar sin pulgas

  1. Tratamiento preventivo de antiparásitos en tu mascota

Antiguamente era necesario exponer el perro a productos químicos fuertes cuando el animal ya presentaba buena parte del cuerpo invadido por pulgas. Ese tratamiento era poco eficiente por muchos motivos. Además de afectar la salud del animal y del dueño por su olor fuerte, se trataba de poder visualizar las pulgas.

Desde hace algunos años, es posible contar con tratamientos preventivos que no exponen el animal a cualquier riesgo. Basta mantener al día la aplicación de pipetas o spray indicados para repeler las pulgas, evitando que se acerquen al cuerpo del animal. Lo ideal es aplicar por lo menos 2 veces al año y consultar un veterinario antes de optar por determinado producto.

También se puede optar por los collares anti pulgas.

  1. Iluminación y ventilación adecuadas

Las pulgas son muy sensibles a la luz solar o artificial y prefieren estar resguardadas o escondidas para protegerse. Es uno de los motivos por lo que se alojan mayormente en el dorso del animal. Allí se concentran los pelos y se hace sombra.

Por eso, se recomienda proporcionar ventilación e iluminación adecuadas para mantener el hogar sin pulgas.

  1. Higiene reforzada

Tener una mascota ya requiere reforzar la higiene del hogar. Y para prevenir la aparición de pulgas es especialmente necesario prestar atención a los rincones y pequeños espacios más oscuros. En ellos se acumulan residuos y se pueden “disfrazar” los parásitos.

  1. Cortar el pelo a tu mascota

Como hemos visto, las pulgas prefieren lugares más reservados y con sombra para “esconderse” y reproducirse. Por eso, proliferan más rápidamente en el dorso de perros con pelaje abundante. Es recomendable cortar el pelo de tu mascota por lo menos 1 vez al año, preferencialmente durante el verano.

También es una buena práctica cepillar a los perros de 1 a 2 veces por semana, evitando la acumulación de pelos muertos.

  1. El momento del baño

A las pulgas no les gusta mucho el agua, ya que se pueden ahogar fácilmente. Por eso, una buena medida para evitar la aparición y combatir la proliferación de estos parásitos es bañar periódicamente a tu perro.

En invierno no es recomendable exponer a los animales constantemente al agua, siendo adecuado bañarlos solamente una vez al mes. Durante el verano, se puede realizar un baño por semana.  Debe secarse bien los pelos y la piel después del baño.

  1. Aplicar líquidos o aerosoles específicos para el hogar

Ya son comercializados algunos productos específicos para mantener el hogar sin pulgas. Se tratan de limpiadores líquidos o aerosoles que previenen la entrada y la reproducción de estos parásitos.

  1. Cuidado con los paseos en la calle

Llevar tu perro para pasear es excelente para la salud de ambos. Sin embargo, es necesario tener cuidado para no exponerlo demasiado a las pulgas y garrapatas. Principalmente durante el verano, evitaremos llevarlo a ambientes sucios o dejarlo entrar en contacto con perros abandonados o mal cuidados.

Perro asustado

  1. Remedios naturales y caseros contra pulgas

Los remedios naturales para mantener el hogar sin pulgas son eficaces. El olor de ciertas sustancias puede evitar que estos parásitos se acerquen o hacerlos migrar. Además, son mucho menos agresivos a la salud.

Se puede optar por limpiezas mensuales en todo el hogar con algunas infusiones y preparados caseros en lugar de un producto químico industrial.

Hay cuatro remedios caseros fáciles para combatir las pulgas:

  • Aceite de eucalipto
  • Preparado de aceite de lavanda y vinagre de manzana
  • Preparado de agua, zumo de limón y bicarbonato de sodio
  • Infusión de menta con poleo

Mantener un hogar sin pulgas es fácil con los debidos cuidados preventivos. Cuidar el hogar también es parte de una tenencia responsable y crianza sana de una mascota.

Fuente de la imagen principal: Cristián Arriagada.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar